Qué es el secuestro de sesión o session hijacking y cómo evitarlo

Qué es el secuestro de sesión o session hijacking y cómo evitarlo

Javier Jiménez

Son muchos los ataques que podemos sufrir a la hora de navegar por la red. Muchos tipos de amenazas que pueden comprometer nuestros sistemas y poner en riesgo nuestra privacidad. Por ello es importante tener siempre el conocimiento necesario para corregir posibles vulnerabilidades o malos hábitos que puedan afectarnos. En este artículo vamos a explicar qué es el secuestro de sesión y cómo podría afectarnos.

Los datos e información personal, objetivos en Internet

Nuestros datos personales pueden ser objetivo de los piratas informáticos cuando navegamos por la red. Ya sabemos que tienen un gran valor y que pueden ser utilizados para enviarnos publicidad orientada, incluirnos en listas de Spam o incluso venderlos a terceros.

Son muchos los ataques que podemos sufrir en este sentido. Utilizan estrategias para recopilar información de todo tipo y poder comprometernos en Internet. Esto puede afectar a usuarios de todo tipo de sistemas operativos y al usar cualquier aplicación o herramienta que tengamos.

Esto hace que siempre debamos tener en cuenta la importancia de proteger nuestros equipos, de evitar que los datos puedan filtrarse. Un ejemplo es lo que mencionamos en este artículo: el secuestro de sesión. Vamos a mostrar en qué consiste y también qué podemos hacer para evitar ser víctimas.

Qué es el secuestro de sesión

El secuestro de sesión, también conocido como session hijacking, es un problema importante que puede afectar a la seguridad de los usuarios a la hora de navegar por la red. Su función es lograr acceso no autorizado a información o servicios en un sistema. Normalmente esto ocurre cuando un atacante roba o secuestra las cookies de sesión cuando un usuario navega por internet.

En caso de secuestrar las cookies de sesión podrían suplantar la identidad de un usuario e iniciar sesión en su nombre. Un ejemplo son las cookies HTTP, que pueden ser robadas y que sirven para mantener la sesión iniciada.

Como podemos imaginar, las ID de una sesión, los datos necesarios para iniciar sesión en un servicio o plataforma, son muy valiosos para los ciberdelincuentes. A fin de cuentas podrían robar datos personales, utilizar plataformas en nuestro nombre, acceder a contenido restringido…

Para lograr esto suelen utilizar lo que se conoce como ataques Man-in-The-Middle. Lo que hace el atacante es espiar la comunicación, la información que enviamos o recibimos. De esta forma intercepta la ID de sesión válida.

Normalmente estos ataques suelen ser muy comunes cuando accedemos a redes inseguras. Pongamos que nos conectamos a un Wi-Fi público en un centro comercial. Puede que esa red esté configurada de forma maliciosa y la información que compartimos en Internet no esté cifrada, sino que pueda ser interceptada por intrusos.

Secuestro de sesión

Cómo evitar ser víctimas del secuestro de sesión

Por suerte podemos tener en cuenta diferentes medidas de seguridad para evitar ser víctimas de esta amenaza y de otras similares. El objetivo es proteger nuestros datos y evitar que otros puedan iniciar sesión en nuestro nombre.

Herramientas de seguridad

Sin duda algo que siempre debemos tener en cuenta es la importancia de contar con software de seguridad. Un buen antivirus va a prevenir la entrada de amenazas que de una u otra forma puedan dañarnos.

Esto es algo que debemos aplicar sin importar el tipo de dispositivo o sistema operativo que estemos utilizando. Son muchas las opciones que tenemos, tanto gratuitas como de pago. Simplemente tenemos que elegir la que se adapte más a nuestras necesidades y evitar así problemas.

Mantener los equipos actualizados

Otra cuestión que no debemos pasar por alto es la importancia de mantener los equipos correctamente actualizados. En muchas ocasiones surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques.

Esta razón hace que sea imprescindible que siempre contemos con las últimas versiones disponibles. Así evitaremos que nuestros equipos sean vulnerables y puedan dañar nuestra seguridad.

Conectarnos a redes seguras

Precisamente los ataques de secuestro de sesión pueden ocurrir cuando nos conectamos a redes que son inseguras. Un Wi-Fi de un hotel o un centro comercial, por ejemplo, pueden ponernos en peligro.

Esto hace que debamos evitar conectarnos a redes inalámbricas en las que no podamos confiar al 100%. Al menos debemos evitar iniciar sesión en sitios sensibles.

Usar VPN en caso de ser necesario

Si necesitamos iniciar sesión y no nos queda más remedio que conectarnos a redes públicas, algo que podemos hacer es utilizar servicios VPN. De esta forma la conexión queda cifrada y evitamos que nuestros datos queden expuestos.

Sentido común

Por último, aunque quizás lo más importante, el sentido común. Es esencial que no cometamos errores al navegar por Internet, que no caigamos en la trampa de los piratas informáticos.

En definitiva, estos son algunos puntos importantes para protegernos del secuestro de sesión o también conocido como session hijacking. El objetivo es que nuestros datos estén siempre a salvo y no tengamos problemas al navegar por la red.