Evita virus en un pendrive con esta configuración de Windows

Evita virus en un pendrive con esta configuración de Windows

Javier Jiménez

Son muchas las amenazas de seguridad que podemos encontrar al navegar por Internet. Pueden infectarnos mediante software que instalamos, descargas que realizamos, sitios que visitamos… También simplemente con usar una memoria USB en un equipo infectado podemos ser víctimas de ataques que comprometan nuestra seguridad y privacidad. Es un problema muy presente y que debemos tener en cuenta. En este artículo vamos a explicar cómo evitar virus en el pendrive con una configuración de Windows 10.

Cómo evitar virus en un pendrive en Windows 10

Es común que a través de este tipo de memorias intercambiemos información entre dispositivos. Puede que queramos pasar documentos de un portátil a un ordenador de sobremesa, que vayamos a imprimir archivos a una copistería, que nos hayan dejado un pendrive con algunos datos que queremos pasar… Sin embargo todo esto puede poner en riesgo la seguridad.

Pongamos que un equipo está infectado con alguna variedad de malware. Ese software malicioso podría estar configurado para infectar dispositivos USB que se conecten al equipo. Básicamente lo que harían es escribir en la memoria USB y cuando la pongamos en otro equipo infectar a este dispositivo.

El objetivo de esta configuración que vamos a explicar es que no pueda escribir en el pendrive. Es decir, aunque metamos la memoria en un equipo infectado, éste no podría escribir, no podría colar archivos maliciosos. Una manera de proteger nuestro pendrive y evitar así que tenga virus.

Editor de Directiva de Grupo

Podemos configurar mediante la Directiva de Grupo para evitar que un equipo pueda escribir sobre una memoria USB que pongamos. Para ello tenemos que ir a Inicio, escribimos Directiva de Grupo y accedemos al editor. También podemos simplemente pulsar la combinación de teclas Windows+R y ejecutar gpedit.msc.

Cuando estemos dentro del editor de Directiva de Grupo hay que ir a Configuración del equipo, Plantillas administrativas, Sistema y Acceso de almacenamiento extraíble. Allí veremos una serie de opciones y la que nos interesa es la que indica Discos extraíbles: denegar acceso de escritura.

Denegar acceso de escritura desde la Directiva de Grupo

Posteriormente tenemos que hacer doble clic en esa opción. Veremos que viene como No configurada. Tenemos que pinchar por tanto en Habilitada, le damos a aceptar y salimos. Para confirmar que los cambios se realizan tenemos que acceder al Símbolo del sistema. Para ello pulsamos la combinación de teclas Windows+R y escribimos cmd. Una vez aquí hay que ejecutar el comando gpupdate /force y reiniciamos el equipo.

Editor del registro

También podemos realizar una configuración a través del Editor del registro. Para ello pulsamos la combinación de teclas Windows+R y escribimos regedit. Tenemos que ir a la ruta EquipoHKEY_LOCAL_MACHINESYSTEMCurrentControlSetControl.

Cuando estemos aquí hay que pulsar encima de Control, con el botón derecho del ratón, y le damos a Nuevo y Clave. Esa clave hay que nombrarla como StorageDevicePolicies. En la parte derecha hacemos clic derecho con el ratón, pulsamos en Nuevo, DWORD (32-bit) y le damos el nombre de WriteProtect.

Hecho esto hay que dar doble clic en WriteProtect para editar sus propiedades y le damos como valor 1. Aceptamos y reiniciamos el equipo para que los cambios tengan efecto.

Evitar virus en el pendrive en Windows 10

En definitiva, siguiendo estos pasos que hemos mencionado podemos evitar la escritura en nuestro pendrive y evitar así posibles virus y malware. Hemos visto cómo hacerlo tanto con el Editor de registro como mediante la Directiva de Grupo de Windows 10. De esta forma si ponemos una memoria USB en ese equipo no habrá riesgos de que pueda infectarse.

Las amenazas llegan a través de medios muy diferentes, como hemos mencionado. A veces simplemente con abrir un enlace que nos llega por correo electrónico podemos poner en peligro nuestro sistema. Es muy importante que contemos con herramientas de seguridad que nos protejan. Un buen antivirus puede evitar la entrada de malware. Pero también debemos contar con las últimas versiones y parches. A veces surgen vulnerabilidades que pueden ser explotadas por intrusos. Es necesario que esto lo apliquemos en todo tipo de sistemas.