Así podrían hackear tus mensajes de WhatsApp

Así podrían hackear tus mensajes de WhatsApp

Javier Jiménez

La manera en la que nos comunicamos hoy en día ha cambiado mucho. Si echamos la vista atrás, hace solo unos años usábamos mensajes de texto, aplicaciones de mensajería para ordenador o incluso utilizábamos el teléfono fijo de casa para hacer llamadas. Ahora esto ha cambiado y gran parte de culpa la tiene WhatsApp. Es sin duda el programa que dio un impulso definitivo al uso de los teléfonos móviles para comunicarnos a través de mensajes por Internet. Ahora bien, esto también puede suponer un problema para la seguridad. Vamos a explicar cómo podrían hackear mensajes de WhatsApp.

WhatsApp, la opción preferida para mandar mensajes

WhatsApp se ha convertido en la opción preferida para enviar y recibir mensajes desde el móvil. Comenzó como un programa para simplemente enviar y recibir texto a nuestros contactos, pero poco a poco ha ido cambiando y agregando nuevas funciones. Hoy en día es una herramienta que nos permite transferir imágenes, vídeos, archivos… También podemos realizar llamadas de voz y vídeo.

Una de las características principales frente al uso de mensajes tradicionales es la posibilidad de usarlo desde cualquier lugar sin importar si tenemos nuestro número de teléfono activado, así como poder crear grupos para estar en contacto con múltiples contactos.

Además de poder usarlo en nuestro móvil también podemos escribir desde el ordenador fácilmente. WhatsApp Web ofrece mejoras en cuanto a usabilidad para aquellos que prefieren escribir desde un teclado físico cómodamente. Sin duda esto agregó un valor importante para reforzar la hegemonía de esta herramienta de mensajería instantánea.

Pero el hecho de ser tan utilizado también puede convertirse en un problema de seguridad. Ya sabemos que los piratas informáticos ponen sus miras en aquello que cuenta con más usuarios. Es una manera de lograr un mayor éxito cuando pretenden dañar la privacidad y la seguridad.

Mejorar la seguridad de WhatsApp

Métodos para hackear mensajes de WhatsApp

Aunque WhatsApp es una herramienta muy segura para comunicarnos, lo cierto es que han existido y existen métodos a través de los cuales nuestra información puede estar en peligro. Esto significa que podría estar en peligro nuestra privacidad o seguridad, así como llegar a ser hackeados los mensajes.

Hay que tener en cuenta que han ocurrido fallos y vulnerabilidades que han sido resueltos. Sin embargo en caso de no tener actualizada la aplicación podríamos ser vulnerables. Además, el hecho de que algo haya ocurrido podría aparecer en un futuro mediante fallos similares.

A través de la ingeniería social

Uno de los métodos para hackear mensajes de WhatsApp es a través de la ingeniería social. Básicamente consiste en hacer creer a la víctima que están ante algo totalmente distinto. Se han dado casos en los que los atacantes han podido modificar el texto de respuesta de otra persona en los chats grupales.

Con esto consiguen alterar a su antojo la información. Podrían hacer creer que una persona ha mandado un determinado mensaje que realmente no ha sido así. De esta forma podrían incitar a hacer clic en un enlace malicioso, por ejemplo.

Esta es una manera de distribuir lo que se conoce como fake news o información falsa. Un problema que podría derivar en estafas que pongan en riesgo nuestra seguridad y privacidad a la hora de utilizar este tipo de aplicaciones.

Ejecución remota mediante archivos GIF

A través de WhatsApp podemos enviar múltiples tipos de archivos. Como hemos mencionado es posible enviar imágenes o vídeos, entre otros. Esto significa que también, siempre que haya vulnerabilidades, se pueda enviar código malicioso oculto en determinadas extensiones de archivos.

Un ejemplo de esto que mencionamos es la ejecución remota a través de archivos GIF. Es un tipo de archivo muy popular para enviar imágenes. Una vulnerabilidad existente en esta popular aplicación de mensajería permitía a un atacante controlar la aplicación a través de este tipo de archivos.

Esto ocurre debido a la manera en la que WhatsApp procesa las imágenes cuando el usuario abre la galería al enviar un archivo. Un pirata informático podría enviar un archivo GIF con código malicioso y comprometer el historial. Por ejemplo podrían ver con quién ha intercambiado mensajes.

Con una llamada de WhatsApp

También ha habido problemas a través de una simple llamada de WhatsApp. Esto ocurría debido al desbordamiento de búfer. Provoca que se escriba código en una ubicación que no corresponde. Al ejecutar ese código podría llevar a cabo acciones maliciosas. Este tipo de ataque funciona incluso sin la necesidad de responder a esa llamada.

Al llevar a cabo este ataque, un pirata informático podía desplegar un spyware llamado Pegasus. De esta forma podrían recopilar información relacionada con los mensajes, llamadas o fotos y vídeos enviados.

Mediante aplicaciones para leer archivos multimedia

Otra manera de hackear WhatsApp es a través de aplicaciones de terceros que pueden leer archivos multimedia. Podrían modificar de forma maliciosa el software para cambiar la manera en la que otras aplicaciones acceden a ellos. Así podrían enviar archivos modificados y desplegar sus amenazas.

A través de esta vulnerabilidad el malware podría cambiar un archivo real por uno falso. De esta forma podría utilizarse para distribuir información falsa, por ejemplo.

Cómo evitar que nuestro WhatsApp sea hackeado

Como hemos visto todas estas opciones se basan en vulnerabilidades de la propia aplicación de WhatsApp. Estos fallos son resueltos al poco tiempo de ser detectados mediante actualizaciones y parches de seguridad. Sin embargo depende de los usuarios que los actualicen o no. Por tanto el primer paso para evitar que nuestro WhatsApp sea hackeado es tenerlo siempre actualizado a la última versión.

También es muy importante que descarguemos la aplicación desde fuentes oficiales. De esta forma nos aseguramos de que no estamos agregando software que ha podido ser modificado de forma maliciosa. Es importante utilizar la tienda oficial.

Por otra parte, más allá de la propia aplicación, es aconsejable contar con herramientas de seguridad. Así podremos evitar la entrada de malware y amenazas que comprometan nuestra seguridad y privacidad. También es importante evitar aplicaciones de terceros que puedan servir de complementos a la principal.