HTTPZ: conoce esta herramienta que actualiza de HTTP a HTTPS automáticamente

Las páginas que visitamos actualmente suelen ser HTTPS. Una manera más de poder navegar con mayor seguridad y privacidad. Sin embargo en ocasiones podemos acceder a la versión HTTP y el navegador no actualiza automáticamente. Podemos hacer uso de diferentes herramientas que realiza esta acción para ofrecernos mayores garantías. Hoy vamos a hablar de HTTPZ, una extensión que tiene como objetivo actualizar automáticamente de HTTP a HTTPS cuando entramos en un sitio web.

La importancia de HTTPS

Cuando navegamos por la red podemos encontrarnos con páginas que están en HTTP y en HTTPS. Hoy en día la mayoría de los sitios están cifrados. Esto significa que nuestros datos e información no van en texto plano y, por tanto, no pueden ser interceptados fácilmente por posibles intrusos. Una manera importante de que nuestra privacidad siempre esté presente y no comprometer tampoco la seguridad de nuestros dispositivos.

A la hora de realizar un pago por Internet, por ejemplo, debemos asegurarnos de que estamos en un sitio HTTPS. Nunca hay que enviar información confidencial, rellenar formularios o realizar un pago desde una página que no esté cifrada. Especialmente hay que evitarlo cuando estamos navegando desde una red Wi-Fi pública que puede no ser segura.

Por ello las páginas HTTPS tienen una gran importancia cuando se trata de privacidad. En los últimos años ha aumentado en gran medida la cantidad de páginas de este tipo que tenemos disponibles. Incluso muchos navegadores ya advierten de que estamos en un sitio inseguro cuando navegamos por una página en HTTP.

HTTPZ, la extensión que actualiza páginas de HTTP a HTTPS

Generalmente los navegadores web no intentan actualizar las páginas HTTP a HTTPS cuando entramos en ellas. Al menos no lo hacen de serie en la mayoría de casos. Esto provoca que si entramos en una página que cuenta con ambas versiones pero introducimos la dirección HTTP, no se actualice a la versión cifrada y segura.

Es por ello que se hace necesario utilizar herramientas externas si queremos que este proceso sea automático siempre que sea posible. Aquí entra en juego HTTPZ, que es una extensión que está disponible para Mozilla Firefox, uno de los navegadores más utilizados.

Pongamos como ejemplo que entramos en un artículo antiguo, donde tienen enlaces a otros artículos en HTTP. Posiblemente se escribieran antes del proceso de migración a HTTPS. Nuestro navegador nos envía a ese artículo pero sin actualizar al protocolo HTTPS. Esa es la función que tiene HTTPZ.

Existen otras extensiones similares, pero normalmente actualizan los sitios siempre y cuando se encuentren en una base de datos. Esta es la diferencia principal de HTTPZ, que actualiza todos los sitios disponibles sin necesidad de que estén en una base de datos.

Cómo funciona HTTPZ

El proceso de instalación de HTTPZ es muy sencillo. Lo primero que tenemos que hacer es ir a la tienda oficial de Mozilla y descargarla. Una vez aquí solo tenemos que darle a Agregar a Firefox. A partir de aquí no hay nada más que hacer y ya lo tenemos incorporado a nuestro navegador.

HTTPZ, extensión para Mozilla

Hay que mencionar que no solo redirige automáticamente de HTTP a HTTPS si está disponible, sino que también nos muestra una advertencia en caso de que accedamos a un sitio HTTP desde HTTPS. Una manera más de aumentar la seguridad cuando navegamos por la red.

Por otra parte, es posible crear una lista blanca. Puede que queramos entrar en una dirección HTTP que sabemos que es segura y no nos interesa que se actualice. Podemos crear una lista con las direcciones en las que confiamos y la extensión las ignorará.

En definitiva, HTTPZ es una extensión para Mozilla Firefox que nos permite cargar páginas en HTTPS cuando accedemos por HTTP y está disponible la versión cifrada. Ya sabemos que entrar en una web sin cifrar puede poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad. Es importante que protejamos nuestros datos en la red y no tener problemas.

Un consejo importante es que siempre agreguemos este tipo de herramientas desde fuentes oficiales. De esta forma nos aseguramos de que estamos instalando software que no ha sido modificado de forma maliciosa.