Cosas que no deberías compartir nunca en redes sociales

Cosas que no deberías compartir nunca en redes sociales

Javier Jiménez

Nuestra información en Internet tiene un gran valor hoy en día. Son muchas las empresas de marketing que buscan la manera de obtener todo tipo de datos. De esta forma pueden incluirnos en una lista de Spam, campañas publicitarias o incluso vender esa información a terceros. La manera de averiguarla puede variar y afecta a todo tipo de sistemas operativos o dispositivos. Sin embargo a veces los usuarios cometemos errores que dejan en bandeja todos estos datos. En este artículo vamos a explicar qué cosas no debemos compartir nunca en redes sociales si no queremos comprometer nuestra privacidad.

Todo lo que no debemos compartir en redes sociales

Las redes sociales son plataformas muy utilizadas. Cuentan con funciones muy diversas, como es el poder subir fotos o vídeos, estar en contacto con amigos o familiares, así como compartir nuestra opinión. Sin embargo hay que tener en cuenta que también exponemos mucha información si no tomamos las medidas adecuadas.

A través de las redes sociales podrían obtener datos de los usuarios como es el nombre y apellidos, correo electrónico, datos de nuestra residencia, gustos… ¿Queremos que todo eso esté disponible para cualquiera? Por ello hay que tomar medidas en ocasiones. Vamos a explicar qué tipo de información nunca debemos compartir en las redes sociales si queremos realmente preservar la privacidad y no tener problemas.

Localización

Es una de las cuestiones más importantes cuando hablamos de preservar la privacidad en las redes sociales. Nuestra ubicación puede estar disponible para cualquiera. Es lo que ocurre al iniciar un vídeo, subir una foto o cualquier comentario. Puede aparecer el lugar exacto en el que nos encontramos.

Por tanto nuestro consejo si no queremos problemas de privacidad en las redes sociales es evitar poner la localización. Al menos cuando se trate de contenido que subimos en directo.

Datos personales

Lógicamente todo lo relacionado con datos personales que publiquemos en las redes van a poner en riesgo nuestra privacidad. Sin embargo hay que tener especial cuidado a la hora de poner datos como nuestro teléfono o dirección de e-mail. Podrían estar disponibles para cualquiera y eso significa que podríamos acabar en campañas de Spam o que incluso suplanten nuestra identidad.

En este sentido nuestro consejo es mostrar los mínimos datos personales posibles. Esto hay que aplicarlo a todo tipo de redes sociales.

Información compartida en redes sociales

Fechas en las que te vas de vacaciones

¿Queremos que sepan exactamente en qué fechas vamos a irnos de vacaciones y, en definitiva, vamos a estar fuera de casa? Eso podría traer consecuencias. Es importante tener esto en cuenta y no poner en riesgo nuestra privacidad.

Dirección de la vivienda

Algo similar ocurre con la dirección de nuestra vivienda. Hay redes sociales donde nos permiten introducir los datos exactos con la calle e incluso número. ¿Realmente queremos que estos datos estén disponibles? Posiblemente no. Hay que cuidar esto.

Demasiada información relacionada con el trabajo

También es un error compartir demasiada información relacionada con el trabajo. Eso podría acabar en manos de la competencia o traer problemas de algún tipo en nuestro propio entorno laboral. Es importante que no compartamos datos de este tipo cuando utilicemos las redes sociales a nivel personal.

Imágenes que puedan comprometer a terceros

Pero no solo la privacidad debe ser protegida por nosotros mismos, sino también a nivel de terceros. Cuando subimos una imagen podríamos comprometer la privacidad de terceros. Es importante también tener esto en cuenta.

Imágenes o contenido que incumplan la ley

Por último, otro punto que debemos evitar es el de subir imágenes o contenido que puedan incumplir la ley. Esto no solo podría perjudicar a nuestra privacidad en caso de que se comparta posteriormente por las redes, sino que podría traer consecuencias legales.

En definitiva, estos son algunos puntos que hay que tener en cuenta para evitar compartir en las redes sociales. El objetivo no es otro que preservar siempre nuestros datos y no poner en riesgo nuestra seguridad y el buen funcionamiento de los equipos.