Mailfence: protege la seguridad y privacidad de tu e-mail con este servicio

La manera en la que nos comunicamos en la actualidad ha cambiado mucho respecto a hace unos años. Uno de los métodos más utilizados tanto por usuarios particulares como por empresas es el uso del correo electrónico. Es una manera sencilla y rápida de comunicarnos. Ahora bien, la seguridad y privacidad no siempre están presentes. Puede que nuestros e-mails sean interceptados si usamos servicios inseguros o que puedan recopilar datos personales. En este artículo vamos a hablar de Mailfence, un servicio que nos permite utilizar el correo electrónico manteniendo siempre la seguridad y privacidad.

La importancia del e-mail hoy en día

Sin duda el correo electrónico es algo que está más que presente en nuestro día a día. Es un medio de comunicación que utilizamos en todos los ámbitos. Son muchos los proveedores que tenemos a nuestra disposición, como sabemos. Algunos pueden estar más orientados en ofrecer más espacio disponible, otros pueden contar con herramientas adicionales más interesantes y también en ocasiones poder disponer de servicios más seguros y basados en la privacidad.

Sea cual sea la opción que utilicemos está claro que vamos a contar con un gran abanico de posibilidades. Vamos a poder contactar con amigos o familiares, así como utilizarlo para fines comerciales.

Se trata de un medio de comunicación que podemos utilizar en cualquier lugar, así como en cualquier sistema operativo o dispositivo. Esto aporta un valor interesante.

Mailfence, el servicio de e-mail seguro y privado

Mailfence ofrece un plus si lo comparamos con otras opciones similares: privacidad y seguridad. Es un servicio de e-mail que hace hincapié en estos dos aspectos para proteger siempre a los usuarios.

Es una realidad que muchos servicios de correo electrónico rastrean a los usuarios de una u otra forma. Es una manera de obtener beneficio económico a cambio de ofrecer un servicio. Sin embargo esto pone en riesgo la privacidad e incluso la seguridad de los usuarios. Por ello muchos optan por alternativas a los principales proveedores.

Este es el caso de Mailfence, que ofrece un servicio más privado y seguro. Quiere asegurarse que los correos electrónicos permanezcan inaccesibles y privados en todo momento. Cuenta tanto con versiones de pago como gratuitas, aunque esta última es más que suficiente para la mayoría de los usuarios.

En su plan básico cuenta con 500 MB para correos electrónicos y otros 500 MB para documentos. Dispone también de hasta 1000 eventos en el calendario o autenticación de dos factores. Esto último es algo muy interesante para la seguridad.

Seguridad que ofrece Mailfence

Podemos destacar diferentes medidas o funciones de seguridad que ofrece Mailfence. Una de ellas es que todos los correos electrónicos estarán cifrados de extremo a extremo a través de AES-256/OpenPGP. También cuenta con firmas digitales y lo ya mencionado de la autenticación en dos pasos.

Todas las comunicaciones pasan por sus servidores a través del cifrado de seguridad de la capa de transporte (SSL / TLS). Esto hace que nuestro correo electrónico enviado permanezca seguro siempre que el servidor receptor sea compatible con TLS.

Ofrece también la posibilidad de crear un grupo seguro de Mailfence. Esto significa que podremos crear un grupo con otros usuarios que utilicen este servicio y poder enviar correos de forma totalmente fiable. Podemos configurar la manera en la que los otros usuarios administran los datos.

Interfaz de usuario y edición de documentos

Más allá de la privacidad y seguridad que ofrece Mailfence también hay que destacar la interfaz de usuario. Ofrece todas las características básicas que podemos esperar. Cuenta con acceso al propio e-mail, calendario, documentos, libreta de contactos… Podemos crear etiquetas y tener un mayor orden en los correos.

En cuanto a la edición de documentos hay que mencionar que es compatible con la mayoría de Office. Podemos editar archivos .docx, .xlsx, .pptx o .txt, entre otros. Podemos acceder a los archivos de forma offline en nuestro equipo.

Cómo utilizar Mailfence

El proceso para registrarse en Mailfence es muy sencillo. Lo primero que tenemos que hacer es entrar en su página oficial y completar los datos iniciales que nos piden. Deberemos poner una dirección de e-mail donde nos enviarán la clave para activar la cuenta.

Envío de clave de Mailfence

Una vez hayamos activado la cuenta podremos comenzar a utilizarlo. Nos aparecerán diferentes apartados para rellenar nuestros datos, crear una cuenta de e-mail, así como diferentes aspectos de seguridad.

Pantalla inicial de Mailfence

Uno de los primeros pasos, más allá de rellenar nuestros datos, será crear la dirección de correo que queramos. De forma predeterminada nos asignará una serie de posibilidades basadas en nuestro nombre y nombre de usuario. Podemos elegir la que queramos. Una vez creado ya podremos acceder a la bandeja de entrada y enviar o recibir correos. Es todo muy intuitivo y sencillo.

Podremos agregar contactos, crear eventos en el calendario, etc. Todo como la mayoría de proveedores de e-mail, pero basado en la seguridad y privacidad. Si pinchamos en nuestro nombre de usuario, que aparece arriba a la derecha, podremos acceder a la sección de Ajustes. Allí podremos crear firmas, filtros, contraseñas, claves de cifrado…

En definitiva, Mailfence es una opción interesante si queremos utilizar el correo electrónico con total seguridad y privacidad. Ofrece lo esencial para ello y de una manera sencilla e intuitiva.