Mejora la seguridad y privacidad al usar Drive, Dropbox y OneDrive

Mejora la seguridad y privacidad al usar Drive, Dropbox y OneDrive

Javier Jiménez

El almacenamiento en la nube se ha convertido en algo muy importante para el día a día de usuarios particulares y empresas. Son muchas las opciones que tenemos a nuestra disposición, aunque tres de las más populares y usadas son Google Drive, Dropbox y OneDrive. En este artículo vamos a ver cómo podemos mejorar la seguridad y privacidad en estos servicios. Se trata de factores muy importantes para no tener problemas.

La seguridad y privacidad en la nube, algo fundamental

Cuando hablamos de la nube nos referimos a los servicios de almacenamiento donde podemos guardar todo tipo de documentos y archivos. Allí podemos almacenar información y datos personales, contenido de nuestro trabajo, compartir herramientas con otros usuarios y, en definitiva, usarlo como disco virtual.

Todo esto hace que sea esencial que la seguridad esté presente. No podemos cometer errores y que posibles intrusos accedan al contenido o puedan de alguna manera infectar nuestros sistemas. Igualmente la privacidad es un factor que debe estar presente y no comprometer nuestros datos e información.

Hay determinados aspectos que debemos tener en cuenta cuando vayamos a utilizar Drive, Dropbox y OneDrive, aunque podemos aplicarlo también a otros servicios similares.

Cómo mejorar la seguridad en Google Drive, Dropbox y OneDrive

En primer lugar vamos a empezar a hablar de la seguridad en Google Drive, Dropbox y OneDrive. Los tres son servicios muy utilizados hoy en día y que cuentan con herramientas para móviles y ordenadores, así como una versión web. Tienen una gran integración y eso hace que podamos utilizar programas muy variados en nuestro día a día.

Contraseña fuerte

Algo esencial en cualquier tipo de servicio que utilicemos en Internet es protegerlo correctamente con una buena contraseña. En este sentido, cuando vayamos a utilizar Google Drive, Dropbox y OneDrive debemos crear una clave que sea única en cada caso, que sea fuerte y compleja. Debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello de forma aleatoria y con una longitud aceptable.

Esta contraseña va a representar la primera barrera de seguridad que va a impedir la entrada de intrusos.

Activar la 2FA

De forma adicional, más allá de la contraseña que utilicemos también vamos a poder activar la autenticación en dos pasos. Esto es algo que está cada vez más presente en más servicios de Internet y como no podía ser de otra manera lo podemos usar también en estas plataformas de almacenamiento en la nube tan populares.

En el caso de Google Drive tenemos que abrir nuestra cuenta de Google, entramos en el apartado de Seguridad, Iniciar sesión en Google y allí veremos Verificación en dos pasos. Debemos activarla. Seguimos los pasos y la configuramos como queramos.

Verificación en dos pasos en Google

En cuanto a Dropbox es muy similar. En esta ocasión iniciamos sesión en la web oficial, hacemos clic en el avatar o icono de arriba a la derecha, Configuración, Seguridad y en Verificación en dos pasos le damos a activar y seguimos los pasos.

Activar 2FA en Dropbox

Por último tenemos la opción de OneDrive. Aquí tendremos que iniciar sesión en nuestra cuenta de Microsoft, vamos al apartado de seguridad y allí le damos a Activar verificación en dos pasos, que nos aparece en la parte de la derecha y arriba.

2FA en OneDrive

Descargar de fuentes oficiales

Por supuesto otro punto muy importante para mantener la seguridad en Drive, Dropbox y OneDrive es utilizar únicamente aplicaciones oficiales. Necesitamos descargar desde la página legítima y evitar así sitios de terceros que puedan no ser seguros.

Es una manera interesante de evitar malware y un mal funcionamiento. Es cierto que podemos encontrar aplicaciones de terceros con funciones que puedan servir en nuestro día a día, pero también podríamos poner en riesgo la seguridad.

Por tanto nuestro consejo es siempre descargar este tipo de programas desde fuentes oficiales, pero también hay que aplicarlo a posibles complementos que puedan tener.

Cifrar los archivos

La posibilidad de cifrar los archivos antes de subirlos a Internet es muy importante para nuestra seguridad. Pongamos que necesitamos compartir documentos con otros usuarios y los vamos a subir a alguna de estas plataformas. Podemos utilizar previamente herramientas para cifrarlos y de esta forma ganar en seguridad.

Falsa herramienta para descifrar ransomware

Aplicar permisos

Estos servicios nos permiten compartir documentos y archivos fácilmente entre usuarios. Por ejemplo podemos subir una carpeta con archivos de texto y documentos de todo tipo. Si no queremos que otros usuarios puedan editarlos, borrar información o copiar contenido, podemos aplicar permisos de solo lectura, por ejemplo.

Es importante aplicar los permisos de forma correcta para evitar problemas que afecten a nuestra seguridad. No queremos que cualquier intruso pueda borrar nuestro trabajo, por ejemplo.

No acceder a links públicos sin contrastar

En muchas ocasiones nos encontramos con enlaces puestos en cualquier página web o que incluso nos lleguen por correo electrónico. Esos links podrían contener archivos inseguros que pudieran ser un problema de seguridad para nuestros sistemas.

Es importante no acceder a esos enlaces. Debemos evitar errores como descargar documentos sin contrastar y sin saber si realmente son seguros. Aquí entra en juego también las herramientas de seguridad que tengamos instaladas para protegernos.

Cómo mejorar la privacidad en Drive, Dropbox y OneDrive

La seguridad es muy importante, pero también lo es la privacidad. Evitar que nuestros datos y archivos estén libres en la red, accesibles a cualquiera, es algo fundamental.

Hacer privados los archivos

Las tres opciones nos permiten configurar los permisos de esos archivos. Podemos hacer que cualquiera pueda verlos o que solo puedan aquellos a los que les damos permisos. Una manera de proteger nuestros documentos y archivos que tenemos almacenados en Drive, Dropbox y en OneDrive.

La privacidad es un factor importante y el hecho de tener documentos disponibles en la red puede provocar que nuestra información personal se filtre. Por ello conviene siempre hacer privados esos documentos y únicamente compartirlos con quienes realmente queremos.

Borrar documentos cuando no son necesarios

Otra manera de mejorar la privacidad es la de borrar los archivos cuando ya no vamos a usarlos. Por ejemplo si hemos compartido una carpeta llena de fotos de un viaje, una vez la otra persona se las haya descargado podemos borrar el contenido.

Con esto evitamos que en un futuro, en caso de que haya alguna filtración, nuestros archivos estén en peligro. Es interesante para mantener siempre la privacidad.

Cuidar los permisos con terceras aplicaciones

Es común que este tipo de plataformas permitan vincular los servicios con otros de terceros. Una manera de poder leer documentos con otras herramientas o visualizar imágenes, por ejemplo.

Ahora bien, estos programas de terceros pueden no ser seguros. Podrían afectar a nuestra privacidad. Siempre debemos conceder permisos únicamente a aplicaciones en las que confiamos.