Dispositivos IoT: todo lo que debes saber para proteger tu red

Cada vez son más los equipos que tenemos conectados a Internet. Hoy en día nuestros hogares están más conectados que nunca y la tendencia a corto y medio plazo es que aumente considerablemente. Es lo que conocemos como el Internet de las Cosas. Sin embargo esto también supone un riesgo para nuestra seguridad y privacidad. Por ello en este artículo vamos a dar una serie de consejos para proteger nuestros dispositivos IoT. Vamos a explicar qué podemos hacer para protegerlos y evitar problemas.

El auge de los dispositivos IoT

Es una realidad que tenemos cada vez más dispositivos conectados a la red en nuestros hogares. No hablamos solo de móviles y ordenadores, sino de lo que se conoce como dispositivos del Internet de las Cosas. Televisiones, bombillas, reproductores de vídeo… Todo aquello que tenemos en nuestro hogar con conexión a la red.

Las posibilidades que ofrecen son muy amplias. Nos facilitan el día a día en muchos aspectos y nos permiten vivir más interconectados. El problema es que todo esto hace que también sean objetivo de los piratas informáticos. A fin de cuentas atacan aquello que cuenta con más usuarios y donde pueden tener más posibilidades de éxito.

La seguridad es un factor muy importante para los usuarios. Necesitamos tener en cuenta ciertas medidas de precaución y consejos para no ser víctimas de ningún tipo de problemas. Es por ello que en este artículo vamos a dar una serie de recomendaciones sobre cómo proteger nuestros dispositivos IoT.

Cómo proteger los dispositivos IoT

Como ocurre con cualquier dispositivo que utilicemos es posible que nos topemos con problemas de seguridad. No siempre este tipo de equipos están protegidos y pueden ser vulnerables a ataques que comprometan nuestra privacidad y seguridad, así como el buen funcionamiento no solo de estos aparatos, sino de cualquier otro dispositivo conectado a la red.

Cambiar valores de fábrica

Lo primero y más importante nada más comprar un dispositivo IoT es cambiar los valores que vienen de fábrica. Nos referimos a los nombres de acceso para iniciar sesión, por ejemplo, así como a las claves. Normalmente estos aparatos suelen venir con una contraseña genérica y en ocasiones incluso abiertos.

Nuestro consejo es cambiar los valores de fábrica y siempre contar con contraseñas fuertes y complejas. Estas claves tienen que contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Por supuesto tienen que ser totalmente aleatorias y únicas.

Configurar aspectos de seguridad

También es importante dedicar un tiempo a los aspectos de seguridad. Es cierto que algunos dispositivos IoT prácticamente no ofrecen nada relacionado con la seguridad o incluso nulas opciones, pero en ocasiones podremos configurar diferentes aspectos que puedan proteger nuestros equipos.

Por tanto otra recomendación es entrar en la configuración y acceder al apartado de seguridad. Allí encontraremos algunos puntos interesantes para aumentar la protección de los equipos.

Mejorar la seguridad IoT

Actualizar los dispositivos

Por supuesto hay que tener muy en cuenta la necesidad de actualizar los dispositivos. A veces pueden surgir vulnerabilidades que son aprovechadas por los piratas informáticos para desplegar sus ataques. Los propios fabricantes lanzan parches y actualizaciones de seguridad para corregir estos fallos.

Es muy importante por tanto tener siempre actualizados este tipo de dispositivos. De hecho gran parte de los ataques llegan porque los usuarios los mantienen sin actualizar y con vulnerabilidades antiguas. Creen que estos aparatos no pueden ser hackeados y eso supone un verdadero problema.

Cuidado con aplicaciones externas

Muchos de estos dispositivos permiten instalar ciertas aplicaciones y complementos. Hay que tener mucho cuidado a la hora de instalar aplicaciones externas, ya que podrían no ser seguras y representar un problema para nuestra privacidad.

Siempre hay que asegurarse de que estamos instalando software legítimo y que procede de fuentes oficiales. También debemos considerar la posibilidad de instalar algunas herramientas de seguridad que podamos tener a nuestra disposición.

Protege también el router

El router es una pieza fundamental para conectarnos a la red. Cuando hablamos de mejorar la seguridad de los dispositivos IoT no solo debemos centrarnos en ellos, sino también en mejorar nuestro router. Es importante que tenga contraseñas fuertes y complejas, un buen cifrado, así como contar con un firmware actualizado.

En definitiva, estos son algunos consejos interesantes que podemos poner en práctica para mejorar la seguridad de nuestros dispositivos del Internet de las Cosas. Cada vez vamos a disponer de más en nuestros hogares y es vital que nos tomemos en serio la seguridad.