Tu móvil del trabajo puede ser tu peor enemigo de seguridad

Tu móvil del trabajo puede ser tu peor enemigo de seguridad

Javier Jiménez

Son muchos los factores que hay que cuidar para mantener nuestra seguridad en la red y a la hora de utilizar las diferentes tecnologías que tenemos a nuestra disposición. Sin duda el teléfono móvil es una herramienta muy utilizada hoy en día. Es también una fuente de entrada de malware y diferentes tipos de amenazas que pongan en riesgo nuestra seguridad y privacidad. En este artículo vamos a centrarnos específicamente en los móviles de empresa. Vamos a explicar por qué el móvil del trabajo puede convertirse en nuestro peor enemigo para la seguridad.

Los móviles, un problema para la seguridad

Lo cierto es que los teléfonos móviles se han convertido en el principal dispositivo para navegar hoy en día. Eso es una realidad, ya que estamos constantemente conectados a través de programas de mensajería instantánea, aplicaciones para consultar el correo, las redes sociales, los navegadores… Todas estas herramientas pueden ser un problema para nuestra seguridad y privacidad si no tomamos precauciones.

Son muchos los programas que hay disponibles para el móvil. Muchas posibilidades que nos permiten navegar por la red y estar en contacto con otros usuarios. Ahora bien, es vital que nuestro dispositivo esté seguro. Solo así podremos preservar nuestra privacidad y evitar problemas.

El hecho de tener un móvil infectado con malware y otras amenazas puede ser un problema que afecte a nuestras cuentas y que pueda incluso afectar a otros dispositivos. Por ello siempre hay que utilizar el sentido común, mantener el dispositivo libre de malware y utilizar herramientas que nos protejan.

La cuestión es que esto no siempre ocurre. Hoy vamos a hablar de por qué el móvil del trabajo puede ser una fuente aún mayor de riesgos de seguridad. Hay diferentes factores que hacen que sea así y por tanto tenemos que extremar las precauciones.

El móvil del trabajo puede ser el peor enemigo de seguridad

Podemos decir que prácticamente todo el mundo hoy en día cuenta con un móvil personal. Es el que utilizamos para nuestro día a día, estar en contacto con amigos y familiares, navegar por Internet, hacer fotos… Ahora bien, también es cierto que cada vez son más quienes tienen un móvil del trabajo. Esto ocurre para aquellos que tengan una empresa y quieran separar su negocio de la vida personal, así como cualquier empleado al que la empresa le otorga un teléfono para estar comunicado.

Este hecho hace que nuestra seguridad pueda no estar a salvo. ¿Por qué ocurre esto? Hay diferentes factores como vamos a explicar a continuación. Sin embargo principalmente podemos decir que quienes cuentan con un móvil del trabajo no tienen tan en cuenta la seguridad y privacidad como si fuera su móvil personal, en muchos casos. Lo mismo ocurre con las empresas que pueden ofrecer teléfonos desactualizados y sin garantías reales.

Problemas de seguridad con el móvil

Acceder a redes inseguras

En ocasiones los trabajadores cuentan con un móvil de empresa para contactar con clientes o con compañeros de trabajo. Muchas veces la propia empresa ofrece el terminal con una tarifa básica que le permita llamar y recibir llamadas. Tal vez tenga datos móviles pero de forma limitada.

Esto puede provocar que en determinadas circunstancias tengamos que enviar un correo o buscar información y no tengamos conexión a Internet. Esto deriva en la posibilidad de acceder a redes públicas que puedan ser un problema de seguridad.

Ya sabemos que conectarnos a una red Wi-Fi puede suponer que nuestro dispositivo se vea afectado por amenazas que roben información personal o infecten con malware el sistema. Esto puede ser aún más grave si utilizamos un móvil desprotegido, que no cuente con servicios VPN para cifrar la conexión, por ejemplo.

Usar móviles desactualizados y desprotegidos

También es bastante común en estos casos tener móviles desactualizados. Una empresa puede adquirir una serie de teléfonos para sus empleados y mantenerlos durante años. Realmente los trabajadores lo normal es que los usen de manera intermitente, según las necesidades, y además únicamente para realizar llamadas o consultar determinada información. No requieren de un terminal nuevo y potente.

El hecho de tener un móvil antiguo y que pueda además estar desactualizado puede ser un problema serio para la seguridad. Ya sabemos que en ocasiones surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Pueden aprovecharse de estos terminales sin actualizar.

Además hay que tener en cuenta que los móviles de empresa no siempre vienen protegidos correctamente. No cuentan con herramientas de seguridad que puedan evitar la entrada de malware.

Ataques Phishing contra el correo de empresa

Los ataques Phishing son un tipo de amenaza que afecta a todo tipo de usuarios. Puede llegar mediante correo electrónico, SMS o incluso redes sociales. Ahora bien, es muy frecuente que tengan como objetivo los correos electrónicos corporativos y de esta forma atacar a una empresa.

Esto puede provocar que el hecho de tener un móvil del trabajo y donde recibamos correos de este tipo pueda comprometer nuestra seguridad. Hay que estar muy atentos y usar siempre el sentido común.

Os dejamos un artículo donde hablamos del éxito de estas amenazas y cómo protegerse del Phishing.

Pueden usarlo varios empleados

Por otra parte, hay que tener en cuenta que un móvil de empresa puede ser utilizado por varios empleados. No sabemos si otro trabajador ha cometido algún error y ha descargado algún archivo malicioso, por ejemplo.

Esto puede afectar a nuestra privacidad. Lo aconsejable es no abrir cuentas personales y mucho menos dejarlas abiertas. No sabemos realmente si ese móvil puede estar infectado por algún malware y puede ser un peligro.