Cómo ocultar tu IP al enviar un e-mail

Cómo ocultar tu IP al enviar un e-mail

Javier Jiménez

Uno de los factores más importantes cuando navegamos por Internet es mantener la privacidad. Hay que tener en cuenta que no siempre está presente, ya que podríamos encontrarnos con la posibilidad de que nuestros datos e información personal puedan verse filtrados. Es lo que ocurre simplemente con entrar en una página web o usar algún servicio con acceso a la red, siempre que no lo hagamos con seguridad. En este artículo vamos a explicar cómo podemos ocultar la dirección IP al enviar un correo electrónico.

Cómo ocultar la IP al mandar un e-mail

Cuando mandamos un correo electrónico nuestra dirección IP puede ser visible. Esto podría dar información a otra persona. Podemos decir que nuestra IP va adjunta a ese correo, junto al texto del mensaje o los archivos que enviemos.

Uno de los datos que pueden estar disponibles para terceros al navegar por la red es precisamente la dirección IP. No solo ocurre al enviar un correo, sino también al entrar en una página web o hacer uso de alguno de los muchos servicios que hay en la red. Podríamos exponer fácilmente nuestra dirección y eso, en un momento dado, podría ser un problema para nuestra seguridad.

¿Cómo ocultar la IP cuando vayamos a enviar un e-mail? Por suerte tenemos diferentes herramientas y métodos que podemos utilizar para este fin. No solo para enviar un correo, sino también para ocultar nuestra dirección real a ojos de terceros. Vamos a ver cuáles son algunas de las opciones más interesantes que tenemos.

Usar una VPN

Una de las opciones más interesantes que tenemos para ocultar la dirección IP al enviar un correo electrónico es utilizar una VPN. Este tipo de servicios está muy extendido en la red. Lo utilizan muchos usuarios tanto en equipos de escritorio como en dispositivos móviles. Nos permiten cifrar la conexión cuando entramos en redes Wi-Fi gratuitas, poder acceder a servicios restringidos en un determinado país y, también, ocultar la dirección IP.

De esta forma podremos enviar un e-mail sin tener que hacer pública nuestra dirección IP real. Aparecerá la dirección que corresponde con el servicio VPN que estamos utilizando en nuestro equipo. Hay que tener en cuenta que hay opciones tanto gratuitas como de pago. Nuestro consejo es siempre utilizar un programa que sea de garantías, que ofrezca seguridad y no se convierta en un problema para nuestra seguridad.

También hay que indicar que un servicio VPN nos permite modificar la ubicación. Básicamente es como si nos encontráramos en otro lugar. Esto es así ya que la mayoría de programas VPN cuentan con diferentes servidores a los que podemos conectarnos, cada uno de ellos en un país diferente.

Utilizar un proxy

Una alternativa es hacer uso de un proxy. A veces los usuarios pueden confundirlo con una VPN, ya que podemos decir que el objetivo en muchos casos es el mismo. Nos permite también ocultar la dirección IP y modificar la ubicación real.

Nuevamente nos encontramos con una serie de opciones muy amplias. Podemos utilizar servicios proxy tanto gratuitos como de pago. Igualmente tenemos que elegir correctamente el que más se adapta a nuestras necesidades y así no exponer en ningún momento nuestra seguridad. Podremos también enviar un e-mail sin hacer pública nuestra dirección IP real.

Proxy a través de Tor

Usar Tor como navegador

Una tercera opción es utilizar Tor. En este caso también oculta nuestra dirección IP, aunque lo hace a través de múltiples servidores interconectados. El navegador Tor aporta privacidad y seguridad. Es una de las muchas alternativas que tenemos a nuestra disposición y además está disponible para diferentes sistemas operativos.

El navegador es sin duda una pieza fundamental para navegar por la red. Tenemos muchas opciones, aunque hay que tener en cuenta que no todas ellas van a tratar igual nuestros datos. Simplemente con navegar por la red podemos sufrir problemas que pongan en riesgo nuestra seguridad y privacidad. Por ello el navegador Tor puede ayudarnos en este sentido.

En definitiva, estas son algunas opciones que podemos usar para enviar un correo electrónico de forma privada, sin exponer nuestra dirección IP real.

Crear un correo desechable para más privacidad

Si queremos conseguir la máxima privacidad al enviar un correo electrónico, una opción muy interesante que podemos tener en cuenta es la de crear una cuenta desechable. Son muchas las opciones que hay en la red y que nos permiten llevar a cabo esta tarea.

El objetivo principal de una cuenta de correo electrónico desechable es la de permitir a los usuarios enviar o recibir e-mails sin tener que usar la cuenta real, la personal. Suelen tener un tiempo de caducidad y a partir de ese momento dejan de existir.

Son muy interesantes para registrarnos en una página web y evitar posteriormente recibir correos Spam. También podemos usarlo, combinado con alguno de los métodos que hemos explicado anteriormente, para enviar un correo electrónico totalmente anónimo sin mostrar nuestra dirección IP y tampoco el nombre real.

¡Sé el primero en comentar!