Oculta o falsea tu ubicación en Chrome o Firefox

Hoy en día la mayoría de navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox incluyen servicios de geolocalización. Eso en ocasiones puede ser interesante. Por ejemplo a la hora de abrir una página web para consultar qué tiempo va a hacer nos mostraría rápidamente la zona en la que nos encontramos. Sin embargo esto supone también pérdida de privacidad y puede ser un problema para muchos usuarios que no quieran dar más datos de los necesarios. En este artículo vamos a hablar de cómo ocultar la ubicación en Chrome y Firefox. También explicaremos cómo falsear esa ubicación.

Cómo ocultar la ubicación en Chrome y Firefox

Tanto en Chrome como en Firefox tenemos la opción de ocultar la ubicación. Simplemente tenemos que seguir una serie de pasos y en poco tiempo habremos mejorado de esta forma nuestra privacidad. No es necesario instalar ningún programa adicional, ya que la propia configuración de estos navegadores permiten realizar los cambios.

Ocultar la ubicación en Chrome

En primer lugar vamos a explicar cómo ocultar la ubicación en el navegador de Google. Es el más popular en la mayoría de sistemas operativos.

Para ello tenemos que abrir el navegador, hacemos clic en el menú de tres puntos de arriba, seleccionamos Configuración, entramos en Privacidad y seguridad, Configuración del sitio y allí veremos el apartado de Ubicación.

Bloquear la ubicación en Chrome

Allí aparecerán algunas páginas y servicios a las que hayamos dado permisos para conocer nuestra ubicación. Podemos bloquearlo y evitar que esas páginas tengan acceso a esa información. También podemos marcar la casilla para que antes de conocer la ubicación cualquier sitio nos pregunte qué hacer.

Veremos dos apartados: los sitios que hemos bloqueado para que no sepan nuestra ubicación y aquellos a los que sí le hemos dado permisos.

Ocultar la ubicación en Firefox

Algo similar podemos hacer con el navegador Mozilla Firefox. Como sabemos es otro de los más utilizados por los usuarios y también pueden conocer nuestra ubicación si no lo evitamos correctamente.

En este caso volvemos a iniciar el navegador, vamos a Opciones, Privacidad y seguridad y buscamos el apartado de Ubicación, que está en la parte de abajo. Allí podemos modificar los sitios que hemos permitido el acceso, agregar nuevos, etc.

Ocultar la ubicación en Firefox

Debajo veremos un cuadro para ocultar las solicitudes para conocer nuestra ubicación. Podemos marcarlo si así queremos.

Cómo falsear la ubicación en Chrome y Firefox

Además de evitar que conozcan nuestra ubicación, algo que podemos hacer también es falsear esa ubicación. Esto lo podemos hacer tanto en Google Chrome como en Mozilla Firefox, aunque en esta ocasión vamos a tener que utilizar herramientas externas.

En Google Chrome podemos hacer uso de una extensión denominada Location Guard. La podemos descargar de la tienda oficial de Chrome.

Esta extensión nos permite de una manera sencilla modificar la ubicación a la hora de navegar. Podemos poner que nos encontramos en cualquier otro lugar del mundo. Es totalmente gratuita y muy intuitiva para utilizar.

También podemos hacer uso de una herramienta similar en Mozilla Firefox. En esta ocasión podemos hacerlo desde el propio navegador. Hay que entrar en about:config y allí buscar geo.enabled y asegurarnos de que esté configurado en True. Posteriormente tenemos que buscar geo.provider.network.url.

En este caos vamos a tener que cambiar un valor de forma manual. Veremos el botón para editar y tenemos que pegar el siguiente texto data:application/json,{«location»: {«lat»: 00.0000, «lng»: -00.0000}, «accuracy»: 27000.0} Lo que tenemos que hacer es cambiar los valores de lat (latitud) y lng (longitud). Debemos conocer exactamente cuáles son y para ello hay diferentes páginas y herramientas que podemos utilizar. Así podremos falsear nuestra ubicación en Firefox.

En definitiva, siguiendo estos pasos podemos ocultar y falsear la ubicación tanto en Google Chrome como también en Mozilla Firefox.

Ocultar ubicación real con VPN o proxy

Tenemos también la posibilidad de ocultar o modificar la ubicación real a la hora de navegar por Internet mediante herramientas VPN o proxy. Cada vez son más utilizadas las VPN tanto en equipos de escritorio como en dispositivos móviles. Nos permiten conectarnos a Internet como si estuviéramos en otro lugar. De esta forma no indicaríamos a la página, servicio o plataforma que estamos usando en la red, dónde nos encontramos exactamente.

Cambiar la ubicación con una VPN

Pongamos como ejemplo que queremos entrar en una página web desde Chrome o Firefox y estamos físicamente en España. Sin embargo ese sitio tiene restringido el acceso de usuarios que no sean del país donde esté alojada, pongamos Estados Unidos. Si utilizamos una VPN podemos conectarnos a un servidor que esté alojado en Estados Unidos y de esta forma no tendríamos problemas para entrar en ese sitio. Podemos nombrar como ejemplos ExpressVPN, NordVPN o ProtonVPN, que son algunas de las más populares.

Lo mismo ocurriría en el caso contrario, cuando estamos fuera de España y queremos seguir navegando como si estuviéramos en casa. Este tipo de programas nos permite conectarnos a servidores de todo el mundo para, además de ocultar la ubicación real, modificar dónde nos encontramos.

Estas herramientas están disponibles como programas para los diferentes sistemas operativos como Windows, Linux, macOS, así como para móviles. Las hay tanto gratuitas como de pago y ofrecen además un plus de seguridad para protegernos en redes que puedan no ser seguras. Nuestro consejo es coger una opción que cuente con múltiples servidores alojados en diferentes lugares.

Pero si nos centramos en Google Chrome y Mozilla Firefox también tenemos la posibilidad de usar extensiones específicas para el navegador. No vamos a necesitar instalar ningún programa en el equipo, sino simplemente hacer uso de complementos que nos ayudan a ocultar y cambiar la ubicación. Eso sí, cuando vayamos a hacer uso de estas extensiones nuestro consejo es instalarlas desde fuentes oficiales y evitar hacerlo desde sitios de terceros que puedan ser un problema de seguridad.

Información y registros en las VPN

Cambiar la ubicación con un proxy

Una alternativa a las VPN es hacer uso de un proxy. En ocasiones pueden confundirse, aunque no son lo mismo. Sí sirven también para ocultar la ubicación cuando navegamos por Internet. Se trata de un intermediario entre las conexiones del cliente y el servidor. Es capaz de filtrar todos los paquetes que se intercambian entre ambos. Esto hace que esa página que visitamos no conozca nuestra IP, no sepa cuál es nuestra ubicación real.

Lo que hace ese proxy es mostrar su ubicación y dirección IP. Es como navegar disfrazados, sin que nuestra ubicación real aparezca por ninguna parte. Como vemos, la manera en la que funciona es similar a una VPN.

Este tipo de herramientas son muy utilizados para acceder a servicios que puedan estar bloqueados en un determinado país. Así podemos navegar sin problemas. Una vez más tendremos la opción de utilizar opciones gratuitas y de pago. Eso sí, es importante saber que nuestros datos van a pasar por ese proxy, por lo que debemos elegir correctamente cuál vamos a utilizar y no cometer errores que comprometan nuestra privacidad.

Sí hay que tener en cuenta que el uso de un proxy puede limitar la velocidad de Internet. A fin de cuentas vamos a navegar a través de un intermediario, por lo que vamos a depender de que tenga un buen rendimiento y la conexión sea óptima. Siempre debemos elegir un buen servicio y probar el que mejor funcione para que no haya cortes y limitaciones.

Navegador Tor

Una opción más con la que podemos ocultar nuestra dirección IP real al navegar por Internet y aparecer con otra distinta es el navegador Tor. Es considerado uno de los navegadores basados en la privacidad. Está disponible tanto para equipos de escritorio como también para dispositivos móviles. Es una opción interesante para navegar de forma privada, sin exponer nuestra información personal y evitar así problemas.

La conexión fluye a través de nodos al utilizar el navegador Tor. Por tanto, al salir a través de un nodo evitamos mostrar nuestra dirección IP al acceder a una página web o usar cualquier servicio conectado a la red. Una alternativa más que podemos tener en cuenta para mejorar la privacidad y seguridad al conectarnos a Internet. Eso sí, en esta ocasión tendríamos que usar este navegador y no Chrome o Mozilla Firefox.

En definitiva, a través de herramientas VPN y proxy también podemos ocultar y cambiar la ubicación tanto en Google Chrome como en Mozilla Firefox. Es algo que podemos aplicar igualmente en cualquier otro navegador que utilicemos. También hemos hablado del navegador Tor, aunque tendríamos que usar otro programa.