Por qué las páginas piratas pueden infectar tu equipo

Cuando navegamos por Internet podemos ser víctimas de muchos ataques cibernéticos. Hay muchos tipos de malware, virus, troyanos… Ahora bien, ¿aumenta la probabilidad de sufrir ataques en la red si navegamos por páginas piratas? Vamos a hablar de ello y también explicar de qué manera podrían atacarnos. También daremos consejos generales de seguridad al navegar.

¿Son peligrosas las páginas piratas?

Podemos decir que una página pirata es un sitio web donde se aloja algún tipo de contenido ilegal. Por ejemplo podría ser una página para descargar programas de pago y que han sido crackeados. También sitios donde ver películas o series sin tener que pagar, de forma ilegal.

A veces podemos acceder a páginas piratas sin ser conscientes de ello. Por ejemplo si estamos navegando buscando un programa para editar fotos o vídeos y de repente llegamos a un sitio donde podemos descargar una aplicación que es de pago, pero en realidad ha sido pirateada. Nuestra intención simplemente es tener un programa gratuito de edición, pero sin darnos cuenta terminamos en una página de contenido ilegal.

Esto es algo que les puede ocurrir a muchos usuarios en su día a día. Especialmente ocurre a aquellos más inexpertos, que de repente se encuentran frente a un sitio web cargado de enlaces que son maliciosos, hacen clic en uno de ellos y rápidamente el equipo termina infectado. Y sí, podemos decir que las páginas piratas son un peligro de seguridad evidente.

Cómo podrían colar malware con sitios piratas

A través de una página pirata podrían infectar nuestros equipos. Pueden llevar a cabo diferentes estrategias, como veremos. El objetivo siempre será provocar un mal funcionamiento del dispositivo y robar datos o contraseñas.

Enlaces a páginas maliciosas

Una de las razones por las que una web pirata puede llegar a infectar nuestros equipos es por posibles enlaces a otros sitios maliciosos. Esto quiere decir que una página en concreto a la que hemos llegado no tiene que ser necesariamente peligrosa por sí misma, sino que podría contener links a otros sitios que sí lo sean.

Esto es muy común en páginas falsas, con contenido ilegal de descargas o para ver series y películas. Utilizan esos programas o contenido audiovisual como cebo para atraer visitantes, pero posteriormente llenan la web con links a sitios Phishing para poder robar contraseñas o datos.

Descargas de archivos que son malware

Por supuesto también pueden infectar con el archivo principal. Pongamos que hemos llegado a una web para descargar una aplicación para editar fotografías en el ordenador. El instalador podría ser un malware, un archivo malicioso que solo busque infectar el equipo.

En ocasiones incluso puede que el programa funcione bien, pero paralelamente está instalando algún complemento peligroso en el equipo. Suele ser una puerta trasera, un troyano, con el que el pirata informático va a controlar el equipo. Es lo que se conoce como Backdoor.

Secuestro del navegador con botones falsos

Si hay algo que abunda en las páginas piratas son los botones falsos. Son imágenes, logos o banners que ponen para llamar la atención de la víctima. Lo podemos ver con mensajes del tipo “haz click aquí”, “descarga ya”, “bajar”, etc.

Estamos hablando de páginas donde normalmente la víctima entra para bajar un programa o ver una serie determinada. Por tanto, va a encontrarse con botones de este tipo y, sin ser consciente de ello, va a hacer click en ellos. Esto automáticamente podría secuestrar el navegador al controlar las cookies, las extensiones instaladas, el historial…

Instalación de complementos

También podría ocurrir que ese complemento malicioso que se instala automáticamente sea un programa que se cuela en nuestro equipo. Es una de las entradas más habituales de malware: entramos en una página web, descargamos sin darnos cuenta un archivo y lo ejecutamos.

Esto podría contener software malicioso muy diverso. Por ejemplo keyloggers que roben las contraseñas, troyanos que controlen el equipo, ransomware con el que podrían cifrar los archivos y pedir un rescate a cambio…

Pedir información personal

Pero además de colar archivos maliciosos, una página pirata también podría servir para robar datos personal. Esto lo pueden lograr a través de un formulario, por ejemplo. También si nos piden registrarnos o poner algún tipo de dato personal, como sería el correo electrónico, número de teléfono, nombre completo…

Esta información puede ser utilizada en la red para incluirnos en campañas de Spam, venderla a terceros e incluso usarla para enviar ataques Phishing más personalizados.

Qué hacer para estar protegido en la red

Pero, ¿qué podemos hacer para estar protegidos en Internet? Incluso sin querer podemos terminar en páginas piratas y descargar un archivo que creemos que es legítimo o hacer click en un enlace que no debemos. Por ello conviene tener en cuenta algunos consejos para que la seguridad siempre esté presente.

Usar siempre programas de seguridad

Algo esencial es utilizar programas de seguridad. Tener un buen antivirus que rastree y elimine malware va a ser muy importante. También lo es contar con un firewall, que puede bloquear las conexiones indeseadas y evitar así problemas.

Para los que seáis usuarios de Windows, Microsoft cuenta con sus propios programas de seguridad integrados, Windows Defender, con la capacidad de actuar como antivirus y firewall. Pero también podemos contar con otras opciones como Avast, Kaspersky o McAfee, por nombrar algunos de los principales. Eso sí, siempre aconsejamos instalar uno que realmente nos proteja y no optar por versiones de prueba.

Mantener todo actualizado

Muchas amenazas de seguridad pueden atacar fallos que hay en el equipo. Son vulnerabilidades que pueden aparecer en un momento dado y, si descargamos algo indebido en una página pirata, podría llegar a controlar el equipo o insertar malware.

Para evitar esto debemos asegurarnos de tener todo correctamente actualizado. Hay que tener esto en cuenta sin importar qué tipo de sistema operativo usamos. Por ejemplo en Windows podemos ir a Configuración, Actualización y seguridad y comprobar que tenemos la última versión. También lo debemos comprobar en el antivirus y cualquier programa que usemos.

Actualizar Windows

Utilizar solo programas y páginas oficiales

Por supuesto, un consejo fundamental es usar únicamente programas que sean oficiales. Lo mismo debemos decir de los sitios que usemos para ver películas o vídeos. Si entramos en páginas de terceros, que no son realmente seguras, podemos tener problemas.

A veces incluso podríamos utilizar un programa que cuenta con ciertas funciones añadidas y que podrían ser interesantes, pero corremos el riesgo de que haya sido modificado de forma maliciosa para atacar.

Evitar errores de sentido común

Otra cuestión a tener en cuenta es la del sentido común. Es esencial no cometer errores, como sería hacer clic en enlaces de una página pirata que puedan llevar a otra que contenga malware o descargar archivos que realmente sean software malicioso.

En la mayoría de ataques cibernéticos los piratas informáticos van a necesitar que la víctima cometa un error. Van a requerir que hagan clic en un enlace o se descarguen un archivo. Esto es lo que va a provocar que el ataque se lleve a cabo.

Por tanto, podemos decir que una página pirata podría llegar a ser una amenaza de seguridad importante para los usuarios. Es esencial siempre mantener ciertas recomendaciones a la hora de navegar y saber en todo momento de qué manera podrían atacarnos.

1 Comentario