¿Las herramientas de código abierto ponen en riesgo tu privacidad?

¿Las herramientas de código abierto ponen en riesgo tu privacidad?

Javier Jiménez

Muchos usuarios prefieren instalar aplicaciones de código abierto en sus equipos. Sobre el papel esto otorga un mayor control y conocimiento sobre qué estamos instalando realmente. Cualquiera puede acceder al código de ese software y ver si hay algún peligro. Está muy presente en todo tipo de sistemas operativos y plataformas. Especialmente ha aumentado el uso del software libre en servidores. Ahora bien, ¿puede poner en peligro el código abierto nuestra privacidad? De ello vamos a hablar en este artículo.

Los programas de código abierto están muy presentes

Como sabemos existe la posibilidad de instalar un programa de código propietario, que pueden ser aplicaciones tanto de pago como gratuitas, así como software de código abierto. Esto último está presente en muchos dispositivos y sistemas operativos. Son programas que pueden ser modificados libremente y cualquiera puede acceder a su código, ya que está hecho público.

Esto hace que muchos usuarios opten por este tipo de software. Una manera también de intentar mejorar la seguridad y privacidad. Estamos agregando software que puede ser analizado por cualquiera y descartar que haya algún riesgo de seguridad.

El problema es que muchas herramientas de código abierto pueden afectar a nuestra seguridad y privacidad. No hablamos de que estén diseñados específicamente para ello, sino que podría volverse en nuestra contra. Vamos a explicar por qué puede afectar a nuestra seguridad y privacidad el código abierto. También daremos consejos para evitar que esto ocurra y nos afecte.

Por qué el código abierto puede ser un problema

Cuando hablamos de código abierto podemos hacer mención a muchas herramientas. Hay muchos programas que pueden estar presentes como software libre. Esto hace que no todos ellos sean seguros y que en ocasiones surjan problemas. Estos fallos podrían poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad.

Abandono del proyecto

El software libre puede estar asociado a diferentes proyectos. No todos ellos se mantienen en el tiempo, ya que en ocasiones pueden dejar de ser utilizados. Normalmente lo mantienen una comunidad que se dedica a lanzar actualizaciones y parches, así como mantener la seguridad del proyecto.

Sin embargo en ocasiones ese proyecto se abandona. Podemos seguir utilizando el programa de código abierto pero no recibimos actualizaciones. Esto hace que puedan surgir vulnerabilidades que sean aprovechadas por los piratas informáticos para poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad.

Las vulnerabilidades son públicas

También hay que tener en cuenta que las vulnerabilidades que haya en este tipo de software suelen hacerse públicas rápidamente. Si no tomamos las medidas adecuadas, si un programa que usamos no ha sido parcheado correctamente, nuestros datos pueden estar en peligro.

El hecho de que esas vulnerabilidades sean públicas y de manera rápida puede invitar a que los piratas informáticos se aprovechen. Esto lógicamente pone en riesgo nuestra seguridad y privacidad y hace que tengamos que tomar medidas para prevenir.

Dificultad para mantener los complementos

A veces podemos hacer uso de programas de código abierto que a su vez utilizan diferentes complementos que también son software libre. El problema llega cuando alguno de esos complementos deja de existir o no recibe actualizaciones.

Es otro hecho que podría poner en riesgo nuestra seguridad o privacidad si decidimos utilizar programas de código abierto. No es algo que deba estar presente en todos los casos, ni mucho menos, pero sí cuando hacemos uso de herramientas menos utilizadas.

Vulnerabilidades de seguridad

Consejos para reducir los riesgos de seguridad

En nuestra mano está llevar a cabo algunas medidas para prevenir o reducir los riesgos que pongan en peligro nuestra seguridad o privacidad al usar software libre. Vamos a mencionar algunos de los más importantes.

Mantener actualizado el software

Por supuesto un punto importante es mantener actualizado el software. Ya hemos mencionado que a veces surgen vulnerabilidades que son corregidas mediante parches y actualizaciones. Es cierto que no siempre están presentes, pero sí en la mayoría.

Nuestro consejo es tener siempre las últimas versiones del software que utilicemos. Así evitaremos esos problemas que puedan ser aprovechados por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques.

Estar al tanto de las vulnerabilidades

También debemos estar al tanto de las vulnerabilidades. A veces puede surgir que un complemento que usamos tenga algún fallo de seguridad y sea necesario desinstalarlo. Es importante que tengamos esto en cuenta.

Contar con herramientas de seguridad

Por último no queremos olvidarnos de la importancia de usar herramientas de seguridad. Un buen antivirus puede detectar la entrada de malware y evitar que un posible programa que sobre el papel es seguro se convierta en una amenaza real.