Protege tus cuentas bancarias con estos consejos

Protege tus cuentas bancarias con estos consejos

Javier Jiménez

Es una realidad que en la actualidad utilizamos cada vez más Internet para cosas cotidianas que antes requerían otros medios. Un ejemplo es todo lo relacionado con los pagos, transferencias o consultar nuestras cuentas bancarias. Podemos comprar por Internet fácilmente desde casa con una tarjeta bancaria o alguna de las muchas plataformas que lo permiten. También podemos coger nuestro móvil y realizar una transferencia o consultar si hemos recibido un cobro. Ahora bien, es importante mantener siempre todo esto seguro. En este artículo vamos a explicar cómo proteger nuestras cuentas bancarias.

Cómo proteger nuestras cuentas bancarias en Internet

Internet ofrece un abanico de posibilidades muy amplio. Son muchas las plataformas y servicios que tenemos disponibles. Sin embargo también está presente el riesgo de sufrir algún tipo de ataque que ponga en compromiso nuestros datos e información personal. Nuestros equipos también pueden ver cómo el funcionamiento se ve afectado por alguna de las muchas amenazas.

Todo esto hace que sea necesario tener en cuenta una serie de factores para proteger nuestros sistemas y dispositivos. Pero si hablamos de cuentas bancarias hay que incrementar esas medidas. Estamos hablando de servicios que pueden contener información personal y poner además en riesgo nuestro dinero o que suplanten nuestra identidad.

Cifrar con contraseñas fuertes y complejas

Por supuesto algo fundamental es cifrar correctamente nuestras cuentas bancarias. Hablamos del PIN, de la contraseña para acceder a la plataforma o de cualquier otra clave que tengamos que utilizar para realizar transferencias o pagos, por ejemplo.

Es muy importante que esta contraseña sea única, fuerte y compleja. Debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello de forma aleatoria y con una longitud considerable. No debemos utilizar palabras o dígitos que sean fáciles de recordar. Es interesante hacer uso de gestores de contraseñas para ayudarnos.

Usar la autenticación en dos pasos

Como complemento adicional también podemos utilizar la autenticación en dos pasos. Esto es algo que está cada vez más presente en las diferentes plataformas que podemos utilizar en la red. Básicamente consiste en que para poder acceder a la cuenta tendremos que introducir un segundo paso que suele ser una clave recibida por SMS.

Esto nos protege de posibles intrusos que lleguen a averiguar nuestra contraseña. Incluso aunque consigan la clave de acceso necesitarán ese segundo paso que mencionamos para poder entrar en la cuenta.

Instalar software oficial

También es muy importante instalar y utilizar software oficial. Es cierto que en ocasiones podemos usar programas adicionales que puedan contar con complementos que sean interesantes. Sin embargo esto podría suponer un riesgo para nuestra seguridad y privacidad.

Por tanto nuestro consejo es instalar únicamente programas que sean legítimos y hacer uso de plataformas fiables para descargar software. De esta forma no comprometeremos nuestros sistemas.

Seguridad en Internet

Mantener los equipos seguros

Este es otro punto elemental. A la hora de utilizar nuestras cuentas bancarias por Internet podemos hacer uso de ordenadores o dispositivos móviles. Es esencial que esos sistemas estén completamente libres de amenazas. Son muchos los tipos de malware que pueden comprometer nuestros sistemas en Internet.

Debemos tomar precauciones para evitar la entrada de amenazas. Un buen antivirus es fundamental si no queremos problemas en nuestros equipos que puedan comprometer no solo el buen funcionamiento de los mismos, sino también nuestra seguridad y privacidad.

Contar con las últimas actualizaciones

Es igualmente importante tener los equipos actualizados correctamente. A veces surgen vulnerabilidades que pueden poner en riesgo el buen funcionamiento de nuestros dispositivos. Puede ocurrir que un pirata informático llegue a aprovecharse de ciertas vulnerabilidades que haya presentes en la red.

Son los propios fabricantes y desarrolladores quienes lanzan parches y actualizaciones para corregir esos fallos. Es importante que tengamos siempre los equipos con las últimas versiones y no corramos riesgos innecesarios. Esto es algo que debemos aplicar sin importar el tipo de dispositivo o sistema operativo que estemos utilizando.