Protege tu privacidad si usas Chrome

Protege tu privacidad si usas Chrome

Javier Jiménez

Uno de los factores más importantes para los usuarios de Internet es la privacidad. Hoy en día son muchos los factores que pueden poner en riesgo los datos e información de los usuarios. Muchas plataformas pueden utilizarlos para fines comerciales o incluso cederlos a terceros. Sin duda a través del navegador podemos filtrar nuestros datos sin darnos cuenta. Simplemente con algunos aspectos relacionados con la configuración, por ejemplo. En este artículo vamos a hablar de cómo mejorar la privacidad en Google Chrome. Vamos a dar una serie de consejos interesantes.

La importancia de mantener la privacidad en la red

Nuestros datos tienen un gran valor en la red. Muchas empresas de marketing buscan la manera de conseguir toda la información posible de los usuarios para poder enviar publicidad orientada. Gracias a recopilar estos datos pueden orientar mejor sus productos y llegar a usuarios que realmente puedan adquirir los productos.

Esto provoca que plataformas importantes y reconocidas mundialmente puedan utilizar prácticas dudosas para hacerse con estos datos. Intentan crear perfiles de los usuarios para lograr orientar mejor sus campañas. Información como nuestro nombre, dirección, por dónde nos movemos, qué tipo de transporte utilizamos…

Si queremos preservar nuestra privacidad en Internet es importante que tomemos medidas. No podemos filtrar nuestros datos de cualquier manera. Las redes sociales, las páginas que visitamos, servicios que utilizamos… Todo puede recopilar información de nuestro día a día. Especialmente a través del navegador es posible que se filtren muchos datos.

Por ello hemos decidido dar algunos consejos en este artículo para mejorar la privacidad en Google Chrome. Como sabemos se trata del navegador más popular y utilizado hoy en día.

Cómo mejorar la privacidad en Google Chrome

Google Chrome cuenta con muchas opciones que podemos configurar. Ofrece herramientas y características interesantes y también un amplio abanico de posibilidades en cuanto a extensiones que podemos utilizar. Simplemente con echar un vistazo a su configuración propia podremos mejorar la privacidad.

Habilitar la función para no ser rastreados

Una de las opciones que tenemos es deshabilitar la función de seguimiento o rastreo. Para ello vamos a Configuración, entramos en Opciones avanzadas, vamos a Privacidad y seguridad y allí desmarcamos la casilla de “Enviar solicitud de no realizar seguimiento con el tráfico de navegación” en caso de que esté activada.

No ser rastreado

Hay que tener en cuenta que esta opción por sí sola no va a evitar ser rastreados. Sin embargo es un factor interesante para aplicar.

Desactivar la sincronización

La sincronización es útil en determinadas circunstancias. Podemos ver la misma información en un dispositivo móvil que en un ordenador en el que hayamos iniciado sesión, por ejemplo. Sin embargo esto puede ir contra nuestra privacidad si no queremos que compartan datos.

Para evitarlo podemos ir a Configuración, entramos en Sincronización y servicios y desactivamos la sincronización con la cuenta que tengamos.

Permisos de los sitios

Los sitios que visitamos pueden tener acceso a determinados permisos. Por ejemplo al uso de nuestra cámara o de la ubicación. ¿Realmente queremos que puedan acceder a estos datos? Por suerte podemos evitarlo fácilmente.

En este caso volvemos a ir a Configuración, Opciones avanzadas, bajamos a Privacidad y seguridad y entramos en Configuración del sitio. Allí podremos marcar si queremos que tenga acceso a la cámara, ubicación, etc.

Extensiones de privacidad

Otra opción que tenemos es utilizar extensiones de privacidad y seguridad. No vienen integrados de serie con el navegador, pero sí podemos agregarlas. Tenemos a nuestra disposición un gran abanico de posibilidades. Se trata de herramientas que nos permiten mejorar nuestra privacidad y tener un mayor control sobre los datos.

Uso de una VPN

El uso de un servicio VPN va ligado también a la mejora de la privacidad. No es algo exclusivo para el navegador Google Chrome, pero sí podemos utilizarlo y mejorar así nuestra navegación. De esta forma nuestras conexiones irán cifradas y no tendremos problemas a la hora de que se filtren datos.

No hacer públicos los datos

Esto último es más bien de sentido común. En muchos casos nuestros datos e información son robados debido a un mal uso que damos a las diferentes plataformas o servicios que utilizamos. Por ejemplo un foro público en Internet. Allí no debemos poner nuestra cuenta de correo electrónico de forma pública o dar datos personales.