RDDoS: qué es esta peligrosa amenaza en la red

En Internet podemos toparnos con muchos tipos de ataques diferentes. Los piratas informáticos constantemente buscan la manera de robar información, infectar equipos, dañar las redes… Para ello utilizan técnicas muy diversas. Es cierto que tenemos muchas herramientas y métodos para protegernos, pero también los ataques mejoran y se hace más difícil estar protegidos. En este artículo vamos a explicar qué es un ataque RDDoS y por qué es tan peligroso.

Qué es un ataque RDDoS

Para entender qué es un ataque RDDoS en primer lugar hay que comprender dos términos: DDoS y ransomware. Podemos decir que se trata de una mezcla de ambos. Un problema que afecta especialmente a empresas y organizaciones, pero que también podría dañar a usuarios particulares.

El ransomware es una de las amenazas más importantes que hay en la red hoy en día. Se trata de una técnica que utilizan los ataques para lucrarse. Infectan un equipo y de esta forma cifran los archivos y el propio sistema. Posteriormente, para poder obtener un beneficio económico, piden un rescate a cambio. De esta forma liberan esos archivos para que vuelvan a estar disponibles.

Por otra parte, los ataques DDoS tienen como misión dejar sin servicio una página web o plataforma online. Esto produce pérdidas importantes, ya que si afecta por ejemplo a un sitio web de comercio electrónico, estaría durante horas sin poder recibir visitas e ingresar dinero. Básicamente consiste en enviar multitud de solicitudes para que los servidores no puedan responder y se bloqueen.

Ahora que ya sabemos brevemente qué es el ransomware y qué son los ataques DDoS podemos comprender en qué consiste un ataque RDDoS. Podemos decir que es una mezcla de ambos, ya que un atacante lleva a cabo un ataque DDoS y pide un rescate económico para que dicho ataque ceda. Esto último es lo que se asemeja al ransomware.

Normalmente los piratas informáticos piden un rescate económico en bitcoins y otras monedas digitales. Envían una nota a esa empresa u organización con la información necesaria para que cesen los ataques o no lleguen a llevarse a cabo. La víctima tendría que pagar para evitar que su página web o servicio online no quede ininterrumpido.

Hay que tener en cuenta que no se trata de un tipo de amenaza nueva, ni mucho menos. Sin embargo en los últimos tiempos sí se ha visto un aumento significativo. Los ciberdelincuentes han encontrado una opción interesante de lucrarse.

Evitar ataques DDoS

 Cómo evitar ser víctima de los ataques RDDoS

Para evitar ser víctimas de un ataque RDDoS los consejos van a ser similares a los que daríamos para protegernos de un ataque DDoS común. También incluso para protegernos de otras amenazas que hay en la red y que podrían poner en riesgo nuestra seguridad.

Proteger la red

Algo fundamental es proteger la red. Hay que llevar a cabo una buena estrategia que proteja adecuadamente todos los equipos que haya conectados a Internet en nuestra empresa u organización. Tener intrusos, permitir que haya atacantes que de una u otra forma accedan a la red, podría derivar en ataques de este tipo que hay que evitar.

Cifrar correctamente todos los equipos y servidores

Una de las acciones más importantes es la de cifrar correctamente cualquier equipo o servidor. Es esencial utilizar contraseñas que sean fuertes y complejas, únicas y que contengan letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello siempre de manera aleatoria.

Proteger todos los equipos puede librarnos de muchos problemas. Pero no solo importa la contraseña en sí, sino la posibilidad de utilizar autenticación de dos factores o el tipo de cifrado que usemos. Todo influye para mejorar la seguridad.

Ataque por fuerza bruta para romper contraseñas

Monitorizar el tráfico

Por supuesto, para protegernos de ataques RDDoS es fundamental monitorizar el tráfico. ¿Vemos tráfico inusual? Podría tratarse de algún intento de ataque contra nuestro servidor. Es una de las primeras señales que podríamos tener.

Contar con cortafuegos

Un cortafuegos es una de las herramientas que mejor puede protegernos para evitar intrusos en la red. Su misión es bloquear todas las solicitudes de acceso que no sean legítimas. Una manera más de protegernos frente a ataques DDoS y su variante RDDoS aún más peligrosa.

Usar la nube

La nube no solo nos ofrece un amplio abanico de posibilidades en cuanto a almacenamiento y uso de aplicaciones online, sino que también puede ayudar a mejorar la seguridad informática. Existen servicios específicos para la nube que previenen ataques de este tipo.

En definitiva, estas son algunas acciones básicas que debemos tener en cuenta para protegernos de ataques RDDoS. Se trata de una amenaza de las muchas que hay en la red y conviene estar preparados para no sufrir las consecuencias.