Monitoreo activo de amenazas, una protección esencial

Cuando navegamos por la red, a la hora de utilizar cualquier dispositivo o sistema, podemos ser víctimas de muchos tipos de ataques. Muchas amenazas que de una u otra forma pueden comprometernos. Esto afecta no solo al rendimiento de esos equipos, sino también a nuestra propia seguridad y privacidad. Podemos tener problemas como la pérdida de datos, el robo de contraseñas, software capaz de interferir en las aplicaciones que usamos… Todo esto hace que debamos tomar precauciones. Vamos a hablar de qué es el monitoreo activo de amenazas y por qué es importante tenerlo en cuenta.

Qué es el monitoreo activo de amenazas

Tanto los usuarios domésticos como las empresas y organizaciones deben cuidar muy bien sus sistemas y dispositivos. Hay muchos tipos de ataques que podrían romper nuestra seguridad. No basta con tener un antivirus y esperar que pueda bloquear todos los ataques por sí mismo.

Por tanto, es necesario tener un monitoreo activo de amenazas. Esto consiste básicamente en llevar a cabo pruebas constantes para verificar que todo funciona correctamente, que no hay ninguna brecha de seguridad, amenaza en el sistema, programas peligrosos instalados…

Podemos decir que se trata de una protección proactiva. Constantemente debemos observar si el equipo funciona adecuadamente, analizar en busca de amenazas, ver si hay alguna actualización o estamos utilizando cualquier programa obsoleto que pueda ser la entrada para los piratas informáticos.

El monitoreo activo de amenazas va más allá de simplemente tener un programa de seguridad. Aquí entra en juego el hecho de revisar periódicamente que se cumplen las medidas, que las contraseñas son seguras y no ha habido filtración, que no tenemos software que pueda ser malicioso, etc.

En definitiva, el monitoreo activo de amenazas es un factor muy importante y que debemos tener muy en cuenta. Esto es algo que debemos aplicar sin importar si somos usuarios domésticos o una gran empresa. Es esencial detectar lo antes posible las amenazas.

Cambios para mejorar la seguridad y privacidad

Por qué es importante el monitoreo activo de amenazas

Hemos explicado en qué consiste el monitoreo activo de amenazas. Ahora vamos a hablar de por qué es importante tenerlo en cuenta y que forme parte de nuestra protección. Algunos factores interesantes que pueden ser determinantes para evitar problemas.

Ataques más sofisticados

Una de las razones principales es que los ataques son cada vez más sofisticados. Es cierto que tenemos muchas herramientas defensivas para protegernos, pero también los piratas informáticos actualizan constantemente sus ataques.

De esta forma logran atacar vulnerabilidades que pueda haber en ciertas aplicaciones, crear malware más sofisticado capaz de evadir los antivirus, etc. De ahí que el monitoreo activo de amenazas sea algo fundamental y que debamos tener presente en todo momento.

Los piratas informáticos no cesan

Otra cuestión a tener en cuenta es que los piratas informáticos no cesan en su empeño de lograr infectar los equipos de las víctimas. Buscan constantemente nuevas técnicas, nuevos métodos para intentar romper una red o acceder a un sistema.

Esto nos obliga a estar en permanente alerta. Siempre debemos revisar que todo esté correcto, corregir cualquier fallo que exista, analizar que todos los programas funcionan como deberían, configurar parámetros de seguridad del sistema operativo…

Hay muchas vulnerabilidades de seguridad

Un claro problema que hay hoy en día a la hora de utilizar todo tipo de dispositivos es que surgen muchas vulnerabilidades de seguridad. Lo hemos visto con servidores NAS, cámaras IP, impresoras… Todos estos fallos son aprovechados por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques.

Por tanto, otra razón más por la que es muy importante el monitoreo activo de amenazas es saber corregir vulnerabilidades que pueda haber. Siempre debemos instalar los parches y actualizaciones que haya disponibles. Es algo que debemos aplicar sin importar qué tipo de sistema operativo o dispositivo estemos utilizando.

Aumento del malware que se propaga por la red

También hay que mencionar que ha habido un aumento muy importante del malware que se propaga a través de la red. Esto significa que son muchos los equipos que pueden verse afectados de forma indirecta.

Pongamos como ejemplo que hay un ordenador infectado y conectado a una red. Ese malware está diseñado para rastrear impresoras que pueda haber conectadas en la misma red. Así, a través de otro dispositivo puede llegar a infectar a terceros sistemas.

Los programas instalados pueden cambiar de manos

Tenemos muchos programas instalados en nuestros equipos. Muchas variedades de software que nos ayudan en nuestro día a día. Por ejemplo podemos mencionar aplicaciones de ofimática, navegadores, programación… Ahora bien, a veces pueden cambiar de mano, especialmente hablamos de las extensiones.

Podemos instalar un complemento en el navegador y darle ciertos permisos para que pueda acceder a determinada información. Esa extensión podría cambiar radicalmente y tener un uso muy diferente. Esto hace que debamos tener un monitoreo activo y no tener ningún tipo de problema de este tipo.

Cada vez hay más dispositivos conectados

Es una realidad que cada vez tenemos más y más dispositivos conectados a la red. Especialmente hablamos de lo que se conoce como el Internet de las Cosas. Son todos aquellos equipos que tenemos conectados a la red en nuestro hogar. Por ejemplo podemos nombrar televisiones, bombillas inteligentes, reproductores de vídeo…

Al tener más equipos conectados, hay un mayor campo de ataque para los piratas informáticos. Esto hace que debamos tener una mayor presencia de seguridad. Ahí viene muy bien llevar a cabo análisis frecuentes, monitorizar la red y saber que todo funciona adecuadamente. Una manera más de reducir problemas.

Hay que mencionar que especialmente ha aumentado la cantidad de equipos conectados a redes inalámbricas. Precisamente es donde más peligros de seguridad puede haber. Las redes Wi-Fi no siempre son seguras y esto hace que sea fundamental mantener en buen estado nuestros sistemas y no dejar ninguna brecha abierta que pueda ser aprovechada por los piratas informáticos.

En definitiva, estas son algunas de las principales razones por las cuales es importante llevar a cabo un monitoreo activo de amenazas. Mantener la seguridad es esencial para que todo funcione bien, para no tener problemas a la hora de utilizar ordenadores, dispositivos móviles y cualquier tipo de sistema que pueda ser objeto de algún ataque.

¡Sé el primero en comentar!