¿Quién te espía al navegar? Así puedes protegerte

La privacidad es un factor muy importante para los usuarios de Internet. Nuestros datos pueden verse comprometidos por causas muy diversas cuando entramos en una página web, usamos algún programa o servicio en la red. Por suerte tenemos también métodos y herramientas que podemos utilizar para protegernos y evitar que la información personal quede expuesta. En este artículo vamos a hablar de cómo podrían espiarnos al navegar y qué hacer para evitarlo.

Por qué es importante mantener la privacidad

Siempre que navegamos por la red debemos tener en cuenta la importancia de preservar nuestra privacidad. Los datos personales tienen un gran valor. Pueden ser utilizados para incluirnos en campañas de Spam, enviar publicidad orientada o incluso venderlos a terceros. Las páginas web que visitamos, los servicios y plataformas donde estamos registrados, pueden tener intereses para conseguir información de los usuarios con el objetivo de lucrarse económicamente. De esta forma, utilizan diferentes métodos y estrategias (algunas legítimas y otras no) para conseguir esos datos.

Por todo esto es muy importante mantener nuestra privacidad. No debemos exponer información, dar pistas sobre qué dispositivo utilizamos, qué programas tenemos instalados, etc. Así podremos evitar también problemas que pongan en riesgo nuestra seguridad. Una de las soluciones más elegantes para mejorar nuestra privacidad a la hora de navegar por la web, es utilizar servidores DNS con filtrado de malware, cookies de seguimiento y mucho otro contenido que atenta contra nuestra privacidad y seguridad. Por ejemplo, el popular servicio de DNS de Cloudflare dispone de los DNS 1.1.1.2 que nos permitirá filtrar todo el malware a nivel de DNS, de esta forma, estaremos algo más protegidos si hacemos uso de estos DNS a nivel de red en nuestro router, o en un determinado PC si lo configuramos específicamente.

Quiénes pueden espiarnos en Internet

Como hemos indicado, son muchos los interesados en recopilar nuestros datos que puede haber en Internet. Vamos a ver quiénes son los principales actores que podrían poner en riesgo nuestra privacidad.

Rastreadores de sitios web

Los rastreadores de páginas web sin duda son uno de los principales que podrían poner en riesgo nuestra privacidad y espiarnos. Básicamente lo que hacen es recopilar información sobre los sitios que visitamos, el tiempo que pasamos en una web, dónde nos hemos registrado, qué hemos comprado…

Estos rastreadores pueden ser útiles para que nos ofrezcan resultados adaptados a nuestra ubicación, gustos, etc. Pero también podrían comprometer nuestra privacidad. Podrían vender esa información a terceros, por ejemplo.

Redes sociales

Las redes sociales son muy utilizadas por los usuarios en Internet. Sirven para estar en contacto con amigos y familiares, informarnos, subir imágenes o vídeos… Pero también hay que tener en cuenta que es un tipo de plataformas donde nuestros datos pueden estar expuestos.

Este tipo de servicios puede recopilar información sobre páginas que seguimos, quiénes tenemos agregados como contactos, dónde estamos, qué sitios hemos visitado… A fin de cuentas son muchos los datos que podemos poner.

Programas que utilizamos

También hay que hacer mención a los programas que utilizamos. El software que instalamos en el sistema podría recopilar información de nuestro equipo, nombre, correo electrónico… A veces piden información de este tipo.

Pero también podríamos instalar algún tipo de programa que lleve agregado software adicional con el único objetivo de espiarnos. Puede ser una fuente de ingreso para algunos programas gratuitos.

Las redes a las que nos conectamos

Por otra parte, las redes inalámbricas a las que nos conectamos, o más concretamente aquellos que la gestionan, podrían servir para espiarnos. Pueden también recoger información de los usuarios, del equipo que utilizan, sitios por donde navegan, servicios que han abierto. Si vas a hacer uso de estas redes inalámbricas WiFi públicas que no son tuyas, entonces nuestra recomendación es que hagáis servicios de VPN, aunque sean servicios de VPN gratuitos como el que nos ofrece Cloudflare con su VPN WARP, aunque os recomendamos hacer uso de servicios de pago (pero muy baratos) como Surfshark, NordVPN, PureVPN y otros servicios, porque nos darán acceso a decenas de servidores para saltarnos cualquier bloqueo regional.

Qué hacer para evitar problemas de privacidad al navegar

Para todo lo que hemos mencionado podemos tener en cuenta algunos consejos. El objetivo es evitar que nuestra información personal pueda verse comprometida. Vamos a mostrar algunas recomendaciones esenciales para mejorar tu seguridad y privacidad a la hora de navegar por Internet.

No exponer más información de la necesaria

Un punto muy a tener en cuenta es el evitar exponer más información de la necesaria. Por ejemplo en redes sociales no poner nuestra dirección de correo electrónico visible, no abrir el perfil a aquellos que no son contactos, no publicar nuestra ubicación, etc.

Son muchos los datos que podemos exponer en la red sin darnos cuenta. También a la hora de utilizar foros en Internet o escribir un comentario en cualquier página web. No debemos hacer pública información que pueda estar disponible para cualquiera.

Seguridad web

Cuidado con qué servicios vinculamos a las redes sociales

Las redes sociales hemos visto que pueden ser utilizadas para espiarnos, sin embargo también pueden hacerlo los servicios que vinculamos a éstas. De ahí la importancia de tener cuidado con otros programas o páginas que podemos vincular a Facebook, Twitter y otras redes sociales.

Es común que al iniciar sesión en alguna página o plataforma nos permitan hacerlo directamente con Facebook. Pero esto podría ser un problema para la privacidad, ya que podrían acceder a información personal.

Usar navegadores más privados

Otra cuestión que podemos tener en cuenta es la de utilizar navegadores más privados. Algunos de los más populares son Google Chrome y Mozilla Firefox, pero tenemos muchas más opciones a nuestra disposición. Algunos están más centrados en la seguridad y proteger nuestros datos, como puede ser el navegador Tor Browser, no obstante, uno de los más seguros y privados es el propio Firefox porque no recoge apenas información de navegación y es bastante «abierto», también podrías utilizar Chromium que es la base de Google Chrome pero sin los servicios de Google.

Extensiones para el navegador

Los propios navegadores cuentan también con extensiones disponibles para mejorar la privacidad. En el caso de Chrome, que es el más utilizado, cuenta con un amplio abanico de complementos que pueden servir para proteger nuestros datos al navegar. También lo podemos encontrar en otros como Mozilla Firefox. Disponer de extensiones para mejorar nuestra privacidad en Internet es muy interesante, por ejemplo, extensiones como NoScript, HTTPS Everywhere y muchas otras nos permitirán añadir un plus de seguridad.

Utilizar VPN

Siempre que naveguemos por Internet en redes públicas podemos exponer la privacidad y seguridad. Las redes pueden ser inseguras y no sabemos realmente quién podría estar detrás. Lo que hace una VPN es cifrar la conexión y proteger así la información.

En definitiva, siguiendo estos pasos podemos mejorar la privacidad en la red. El objetivo es evitar que nuestra información personal pueda quedar expuesta y sirva para que terceros puedan lucrarse o incluirnos en campañas que pongan también en riesgo la seguridad.

¡Sé el primero en comentar!