Rastreadores online: cómo afectan a tu privacidad y qué saben de ti

Rastreadores online: cómo afectan a tu privacidad y qué saben de ti

Javier Jiménez

Nuestros datos, nuestra información en la red tienen un gran valor hoy en día. Son muchas las empresas de marketing que pueden buscar la manera de recopilar información sobre nuestra navegación. También son muchos los métodos que pueden utilizar los piratas informáticos para obtener esos datos y poder venderlos a terceros. En este artículo vamos a hablar de los rastreadores online. Vamos a explicar cómo afectan a nuestra privacidad y qué saben de los usuarios.

La privacidad es un factor fundamental en la red

Hay que tener en cuenta que mantener la privacidad al navegar por Internet es algo fundamental. Debemos cuidar siempre nuestra información personal si no queremos problemas que puedan poner en riesgo nuestros datos y, en definitiva, que afecten también a la seguridad.

Por suerte tenemos a nuestra disposición herramientas que nos ayudan a proteger nuestros sistemas. Podemos utilizar programas que ayuden a nuestro día a día y evitar así que posibles intrusos entren en nuestras cuentas o puedan obtener información personal.

Sin embargo también hay muchos métodos que pueden usar en la red para rastrearnos. Ya sabemos que nuestra información tiene un gran valor en la red. Muchas empresas de marketing pueden meternos en campañas de Spam, enviar publicidad orientada o incluso vender esos datos a terceros.

Una de estas formas que tienen de invadir nuestra privacidad son los llamados rastreadores online. Vamos a explicar en qué consisten y cómo pueden afectarnos.

Qué son los rastreadores online y qué saben de nosotros

Los rastreadores online utilizan diferentes métodos y pueden ser variados. Un ejemplo son aquellos que se basan en el navegador. Pueden utilizar lo que se conoce como huella digital. De esta forma rastrean nuestra navegación en la red, pueden recopilar datos sobre qué sitios visitamos, qué resolución de pantalla estamos usando, el tipo de monitor, qué apartados de una web hemos visitado, etc. Datos que, en definitiva, pueden ayudar a obtener más información de nosotros.

Toda esta información es utilizada para crear perfiles de los usuarios. De esta forma pueden orientar publicidad o incluir a ese usuario en una campaña de marketing determinada según la información que han podido recopilar.

Uno de los métodos más usados para rastrear usuarios son las cookies. Lo que hacen es almacenar información de los usuarios. Obtienen datos relacionados con nuestro nombre, ubicación, correo electrónico o cualquier otro identificador que ha podido recopilar.

En definitiva, los rastreadores online pueden recopilar una gran cantidad de información de los usuarios. Para ello pueden utilizar diferentes métodos según los recursos que tengan disponibles. De esta forma pueden crear un perfil de los usuarios y poder diferenciarlos.

Múltiples rastreadores

Hay que tener en cuenta que no hay un solo rastreador o tipo de rastreadores. Puede haber una gran cantidad que están diseñados para obtener diferentes tipos de información y datos. Cada rastreador podría tener una función para recopilar datos a la hora de navegar por Internet.

Cada uno de estos rastreadores envía posteriormente los datos recopilados a un rastreador central. Ese rastreador central es el que se encarga de administrar toda la información que han ido recopilando.

Privacidad online

Por qué los rastreadores afectan a nuestra privacidad

Como hemos ido mencionando en este artículo, los rastreadores online pueden recopilar una gran cantidad de datos. Esto supone que van a conocer diferentes aspectos de los usuarios y van a crear un perfil que puede incluirnos en una base de datos de campañas de Spam, por ejemplo.

Hablamos también de datos que pueden ser sensibles, como nuestro DNI, residencia, etc. Pueden acabar en malas manos y comprometer seriamente nuestra privacidad y seguridad. Es por ello que estos rastreadores online pueden llegar a ser un verdadero problema.

Con estos datos que recopilan de nosotros incluso podrían suplantar nuestra identidad. Es, por tanto, un problema importante. Esto hace que muchos usuarios utilicen herramientas específicas para navegar de forma privada por la red, como es el uso de servicios VPN o utilizar navegadores basados en la privacidad, como Tor.