RAT: qué es esta amenaza y cómo protegernos

RAT: qué es esta amenaza y cómo protegernos

Javier Jiménez

En la red podemos toparnos con muchas amenazas que pueden dañar nuestros equipos y comprometer la privacidad. Muchos tipos de ataques que de una u otra forma infectan los sistemas y hacen que la seguridad se vea afectada. En este artículo vamos a centrarnos en explicar qué es un RAT. Vamos a hablar de cómo puede afectar a la seguridad y, lo más importante, qué hacer para protegernos.

Qué es un RAT

Cuando hablamos de RAT nos referimos a herramientas que se pueden utilizar para controlar y administrar de manera remota algún sistema o dispositivo. De primeras esto no significa que sea un problema. No quiere decir que estemos ante una amenaza que sea utilizada para fines delictivos.

Sin embargo los RAT utilizados de forma maliciosa sí pueden representar un problema importante para la seguridad. Son troyanos que abren una puerta trasera en el equipo y pueden controlarlo.

A esto último que mencionamos también se le conoce como troyanos de acceso remoto. Suelen ser aplicaciones y herramientas que parecen legítimas, que no muestran signo alguno de que pueden comprometer nuestros sistemas, pero que en realidad son maliciosas. Este tipo de software contiene malware que puede descargarse en el sistema por parte de los usuarios de forma involuntaria.

Es una vez se ha descargado y ejecutado en el equipo cuando los atacantes tienen un control sobre el mismo. Pueden administrar por completo ese equipo infectado.

Ataques RAT

Cómo atacan los RAT

Hay que indicar que los RAT suelen esconderse en archivos que parecen legítimos. Aprovechan así la oportunidad de llegar al sistema para tomar el control de un equipo.

Normalmente este tipo de amenazas llega junto a otro software que descarga la víctima. Por ejemplo viene con algún programa que hemos bajado de Internet, algún juego o incluso archivos adjuntos que nos llegan por correo electrónico.

Por tanto podemos decir que ataca de formas muy diversas. Es capaz de llegar a un equipo sin dejar ningún tipo de rastro. Esto quiere decir que la víctima podría estar infectada durante mucho tiempo y no llegar nunca a saberlo. No va a experimentar ningún cambio notable en el sistema, lo que hace que sea un problema muy peligroso.

La manera de actuar en los RAT maliciosos una vez ha infectado un equipo es la de obtener control y acceso de forma remota a ese dispositivo o red, espiar y obtener información de la víctima. Básicamente pueden lograr tener un control total sobre un equipo como si estuvieran de forma presencial utilizándolo.

Dentro de todo lo que podría lograr un RAT podemos mencionar encender el micrófono o cámara web.

Mozi, una nueva amenaza en forma de malware

Cómo evitar ser víctimas de los RAT maliciosos

Sin duda lo más importante es evitar ser víctimas de este problema que puede poner en riesgo nuestra seguridad. Por suerte podemos tener en cuenta ciertos aspectos en nuestro día a día.

Herramientas de seguridad

Una de las cuestiones que debemos tener en cuenta para evitar ser víctimas de los RAT maliciosos es contar con herramientas de seguridad. Un buen antivirus puede prevenir la entrada de todo tipo de malware que de una u otra forma pueda afectar a nuestros equipos.

Esto es algo que debemos aplicar sin importar el tipo de dispositivo o sistema operativo que estemos utilizando. Necesitamos tener siempre instalado software que pueda protegernos.

Contraseñas fuertes y activar autenticación en dos pasos

Es muy importante también proteger siempre nuestros equipos correctamente. Para ello una de las principales barreras es contar con contraseñas que sean fuertes y complejas. Deben contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello siempre con una longitud adecuada.

Pero además, cada vez son más las opciones que tenemos para proteger nuestras cuentas y una de ellas es la autenticación en dos pasos. Como sabemos, esto puede impedir que posibles intrusos accedan incluso teniendo la contraseña. Necesitarían un segundo paso.

Mantener los equipos actualizados

En muchas ocasiones surgen vulnerabilidades que son aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Es esencial que contemos siempre con los parches más recientes y evitemos estos problemas.

Sentido común

Por último, aunque seguramente lo más importante, el sentido común tiene que estar siempre presente. Como hemos visto muchas de estas amenazas llegan después de errores que cometen los usuarios. Por ejemplo abrir un archivo malicioso que nos llega por correo. Debemos por tanto evitar este tipo de acciones.