Por qué deberías tener anonimato en la red

Por qué deberías tener anonimato en la red

Javier Jiménez

Mantener la privacidad a la hora de navegar por Internet es algo muy importante para los usuarios. Nuestros datos pueden ser robados de formas muy diversas a través de diferentes métodos utilizados por los piratas informáticos. Por suerte tenemos también a nuestra disposición muchas técnicas y herramientas que nos mantienen a salvo. Sin embargo el sentido común termina siendo lo más importante. En este artículo vamos a explicar por qué deberíamos mantener el anonimato en la red. Vamos a dar también algunos consejos para ello.

La importancia de mantener el anonimato en la red

¿Por qué es interesante mantenernos anónimos al navegar por Internet? Hay que tener en cuenta que nuestros datos en la red tienen un gran valor. Pueden ser muchos los tipos de ataques que podemos sufrir con el objetivo de robar nuestros datos y de esta forma incluirnos en campañas de Spam, enviarnos publicidad orientada o incluso venderlos a terceros.

Evitar ataques dirigidos

Una de las cuestiones más importantes y que debemos tener en cuenta a la hora de exponer nuestros datos en la red es que podemos ser víctimas de ataques dirigidos. Esto básicamente consiste en que al obtener nuestros datos pueden crear ataques más personalizados y que vayan dirigidos a un usuario en concreto.

Por ejemplo hablamos de los ataques Phishing. Los atacantes pueden recopilar información de la víctima y crear un ataque personalizado. De esta forma pueden tener una mayor probabilidad de éxito.

Protegernos del Spam

Por supuesto el hecho de mejorar la privacidad y anonimato en la red también va a protegernos del Spam. Si dejamos datos expuestos en la red podemos ser víctimas del envío de publicidad orientada y de formar parte de campañas de Spam.

Es importante por ejemplo nunca escribir en foros abiertos y dejar públicos nuestros datos como el e-mail.

Consejos para evitar Spam en llamadas o SMS

Venta de datos

Nuestros datos también pueden ser utilizados para venderlos en la red. Muchas empresas de marketing se dedican a esto básicamente y buscan la manera de robar datos para posteriormente venderlos a terceros.

Evitar la suplantación de identidad

También es importante el anonimato para evitar la suplantación de identidad. Mientras más datos tengan de nosotros, más probabilidad tendrán de suplantar nuestra identidad. Esto es un problema, ya que podrían crear perfiles en redes sociales con nuestro nombre, por ejemplo.

Cómo mejorar la privacidad y anonimato en la red

Por suerte tenemos a nuestra disposición una serie de herramientas que podemos utilizar para mejorar nuestra privacidad en la red, así como consejos de buenas prácticas. De esta forma seremos más anónimos y nuestros datos estarán menos expuestos.

VPN

Una de las herramientas que podemos utilizar para navegar de forma anónima por la red y mejorar así la privacidad son los servicios VPN. Como sabemos lo que hace este tipo de herramientas es cifrar nuestras conexiones. Es muy útil si vamos a conectarnos desde una red pública, por ejemplo.

Tenemos a nuestra disposición un gran abanico de posibilidades. Hay servicios gratuitos y de pago. Están disponibles tanto para equipos de escritorio como dispositivos móviles. Os dejamos una lista con las mejores VPN gratis.

Seguridad de las VPN

Usar navegadores más privados

También hay que tener en cuenta la posibilidad de utilizar navegadores más basados en la privacidad y seguridad. Hay algunos como puede ser el navegador Tor que protege mucho mejor nuestros datos y evita que podamos tener problemas de privacidad.

Cuidar la información en redes sociales

Por supuesto las redes sociales son muy importantes. Allí exponemos mucha información constantemente. Ahora bien, ¿realmente es necesario dar tantos datos de nosotros mismos? Quizás sea mejor evitar eso y ser un poco más anónimos. De esta forma podremos mejorar la privacidad y evitar problemas como los que hemos mencionado.

Navegar en páginas cifradas

Por último, a la hora de navegar por Internet debemos tener en cuenta ciertas pautas de sentido común. Una de ellas es la de navegar por páginas fiables y que estén cifradas. Ya sabemos que introducir datos personales en sitios HTTP sin cifrar puede ser un problema para la privacidad.