Qué es el secuestro de enlaces rotos y cómo te afecta

Hay muchos tipos de ataques y amenazas en la red. Pueden afectar tanto a usuarios particulares, por ejemplo al descargar un virus al intentar bajar un programa, como también a sitios web, como pueden ser ataques DDoS, suplantación de identidad, etc. En este artículo vamos a hablar de qué es el secuestro de enlaces rotos y de qué manera puede afectarnos. Es algo que no siempre se tiene en cuenta y puede llegar a ser un problema importante si no tomamos medidas preventivas.

Qué son los enlaces rotos

En primer lugar hay que explicar qué es exactamente eso de enlace roto. Cuando entramos a una página web, como puede ser RedesZone, nos vamos a encontrar muchos links que redireccionan a otros sitios. Pueden ser enlaces que nos llevan a otra sección de esa misma web, como por ejemplo otro artículo, pero también a una web externa, como por ejemplo la web oficial de un fabricante.

Esos enlaces pueden funcionar durante un tiempo y, por diferentes motivos, que dejen de estar activos. Pensemos por ejemplo en un enlace que lleva a un programa para analizar redes. Ese programa, después de un tiempo, cambia de nombre y también tienen un dominio diferente. El dominio anterior queda inutilizado y puede caducar.

Eso sería un enlace roto. Básicamente significa que al entrar en el link no vamos a llegar al destino. Nos encontraremos con un error que nos indica que esa página no existe. Hasta ahí el problema no sería mayor, al menos sobre el papel. Simplemente es un error y parecería inofensivo.

En qué consiste el secuestro de enlaces

Los enlaces rotos pueden llegar a ser un problema importante que puede afectar tanto a los usuarios que entran en una página web, como también a ese propio sitio web. Pensemos nuevamente en ese dominio de ese programa para analizar redes que ahora ha cambiado de nombre. Una página web sigue enlazando, aunque ya no exista.

Un pirata informático puede percatarse de esa situación y, una vez caduque el dominio, comprarlo. Esto significa que esa página web puede volver a estar activa. Ahora bien, podría usarla con malos fines y poner en serio peligro la seguridad de los visitantes.

¿Qué podría hacer? Lo primero es que podría crear una página con apariencia de ser la original de ese programa para analizar redes. Podría subir un archivo que supuestamente es esa aplicación, pero en realidad es un virus. Cuando un visitante lo descarga y lo instala, automáticamente su equipo se infecta.

El problema es que la víctima va a llegar a ese enlace desde un sitio fiable. Claro, de primeras la página web estaba enlazando a un link oficial, de un programa para analizar redes que funcionaba bien y era totalmente seguro. Pero el responsable de ese sitio no se dio cuenta de que el enlace estaba roto, de que ha habido un cambio, y un atacante puede aprovecharse de esa situación.

Pero además de esto, un atacante podría adquirir ese dominio y crear una página similar a la web que lo enlaza. Básicamente es como si se tratara de otra sección más de ese sitio. Si un visitante pincha en el enlace, iría a una página que, aparentemente, sería igual. Podría, por ejemplo, iniciar sesión o descargar algún archivo sin sospechar que realmente está en un sitio web totalmente distinto y que ha sido creado para robar información.

Detectar enlaces falsos

Cómo evitarlo

Aquí hay que tener en cuenta que hay dos partes diferenciadas: los responsables del sitio web y los visitantes. En ambos casos podemos tomar medidas para prevenir este tipo de ataques y poder navegar por la red con mayor seguridad, sin exponer los datos personales y tener problemas.

Plugin para detectar enlaces que no funcionan

La gran mayoría de sitios web hoy en día están creados en WordPress. Hay una gran cantidad de complementos que podemos instalar y con los que podemos configurar nuestro sitio, protegerlo de amenazas y ofrecer funciones a los visitantes que no podríamos sin esos plugins.

Y sí, también existen plugins que son capaces de detectar y avisar en caso de que tengamos enlaces rotos. Es interesante contar con este tipo de software en nuestro sitio para evitar todo lo que hemos explicado relacionado con el secuestro de enlaces rotos que puede poner en riesgo a los visitantes.

Un ejemplo es Broken Link Checker. Es totalmente gratuito y sirve para rastrear nuestro sitio y detectar posibles enlaces que estén rotos. De esta forma, en cuanto encuentre algo que no funciona bien lo podremos eliminar. Esto evitará que en un futuro se convierta en un problema de seguridad importante.

Revisar muy bien la web que visitamos

Pero, ¿Cómo nos protegemos en caso de que seamos visitante de una página web? Lo más importante es siempre revisar correctamente los enlaces que estamos visitando. De esta forma podremos encontrar posibles anomalías, como por ejemplo que esa página no tenga una apariencia segura y pueda contener archivos que en realidad son virus.

A veces simplemente con un vistazo general de ese sitio web vamos a poder detectar problemas. Pero igualmente será esencial mantener el sentido común y no iniciar sesión en páginas que no estén cifradas o a través de enlaces que nos lleven fuera de una página web.

Tener protegidos los equipos

Por otra parte, otro consejo general para evitar ser víctimas de los problemas relacionados con el secuestro de enlaces rotos, es tener bien protegidos los equipos. Debemos contar con un buen antivirus, como puede ser el caso de Windows Defender, Avast o Bitdefender. Cualquier otro de garantías podría valer, siempre que esté actualizado y funcione correctamente.

Evitar problemas de seguridad en la oficina

Además, tener las últimas versiones del sistema operativo, navegador o cualquier programa que usemos también va a evitar la entrada de amenazas. Esto va a ser fundamental, ya que a veces aparecen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por un virus para robar información, por ejemplo.

En definitiva, el secuestro de enlaces rotos es un problema importante que puede afectar a las páginas web y que debemos controlar. Lo ideal es revisar siempre los links que tenemos puesto en un sitio web y comprobar que funcionen correctamente y no hayan cambiado. También, de cara a los usuarios, es imprescindible contar con un buen antivirus y tener todo actualizado.

¡Sé el primero en comentar!