Seguridad biométrica: ¿una solución o una amenaza?

Seguridad biométrica: ¿una solución o una amenaza?

Javier Jiménez

Uno de los factores más importantes para nuestra seguridad es la autenticación que utilicemos. Tener una contraseña fuerte será muy importante para evitar intrusos en nuestras cuentas. Es, en definitiva, la principal barrera que nos protege de amenazas externas. Ahora bien, hay que indicar que hoy en día podemos iniciar sesión a través de métodos diferentes a una simple clave. De ello vamos a hablar en este artículo. Vamos a hablar de la seguridad biométrica y si realmente es segura o tiene vulnerabilidades.

La importancia de proteger nuestras cuentas

No hay dudas de la gran importancia de proteger correctamente nuestra seguridad en Internet. Esto también significa que vamos a tener que proteger nuestras cuentas. Es un paso esencial y básico para evitar intrusos que puedan poner en riesgo el buen funcionamiento de nuestros sistemas, dispositivos y, en definitiva, nuestra privacidad.

Tenemos una gran cantidad de cuentas y registros que hay que controlar. Cualquier red social, servicio online que utilizamos, página donde tenemos que registrarnos… Para todo ello vamos a tener que utilizar contraseñas o métodos para iniciar sesión y evitar así la entrada de posibles intrusos.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que una buena contraseña tiene que contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres especiales. Todo ello de forma aleatoria y siendo una clave única nos aportará más garantías.

Sin embargo las contraseñas tradicionales han dado paso poco a poco a lo que se conoce como seguridad biométrica. Con esto nos referimos a los métodos que tenemos para iniciar sesión a través de la huella dactilar, los ojos, el reconocimiento facial, etc. Nos aporta una mayor comodidad en muchos casos. Eso sí, ¿son realmente métodos seguros?

Eficacia de la seguridad biométrica

Problemas de la seguridad biométrica

Sobre el papel podemos decir que estamos ante una mejora en la seguridad. A fin de cuentas nuestra huella es única, los sistemas de reconocimiento facial deben ser seguros, etc. Sin embargo esto no siempre es garantía de que todo funcione correctamente. No hay garantías de una seguridad real y completa. Como en casi todo podemos encontrarnos con vulnerabilidades y problemas.

Generalmente un sistema de seguridad biométrica va a constar de tres partes: sensor, dispositivo (ordenador, móvil…) y software. En cada una de estas partes pueden aparecer vulnerabilidades o problemas que comprometan la seguridad a la hora de iniciar sesión. Una serie de inconvenientes que pueden lastrar el buen funcionamiento de los dispositivos y poner en riesgo nuestra privacidad.

En el caso del sensor estamos ante un dispositivo eléctrico que va a registrar nuestra información y la va a leer cuando lo necesite. Sin embargo esa huella digital, esa información nuestra, podría ser duplicada por un ciberdelincuente. De esta forma lograría engañar a ese sensor para hacer creer que somos nosotros, los usuarios legítimos que quieren acceder a una plataforma o equipo.

La segunda parte es el equipo que almacena esa información. Esto puede ser un ordenador o un dispositivo móvil, por ejemplo. Esos datos se almacenan en una base de datos biométrica, que es un conjunto de datos en realidad. Puede haber vulnerabilidades que pongan en riesgo la seguridad de esos datos. El problema principal es que no podemos cambiar nuestra huella dactilar, por ejemplo. Si nos roban la contraseña siempre podremos cambiarla. ¿Qué pasa si nos roban los datos de reconocimiento facial o huella dactilar?

Por último, la tercera parte es el software. Es lo que conecta el hardware, el dispositivo que usamos, con el sensor. Un pirata informático podría proporcionar una muestra biométrica falsa a un sensor a través de ataques y de modificar el software.

En definitiva, aunque la seguridad biométrica ha avanzado mucho en los próximos años y todo hace indicar que a corto y medio plazo estará cada vez más presente, lo cierto es que no estamos ante métodos infalibles para proteger nuestros registros. Es importante tener en cuenta la importancia siempre de preservar la seguridad de nuestros dispositivos y mantener la privacidad, pero incluso aunque utilicemos métodos de inicio de sesión biométricos podríamos sufrir diferentes tipos de ataques y vulnerabilidades.