Conoce estos test para ver si tienes fugas de DNS

Siempre que naveguemos por Internet podemos tener ciertos problemas de privacidad. Es una realidad que nuestros datos tienen un gran valor. Pueden usarlos con fines muy variados, como por ejemplo incluirlos en campañas de Spam o incluso llegar a suplantar la identidad. Simplemente con visitar una página web o usar cualquier servicio en línea podemos tener problemas. De ahí que muchos usuarios opten por hacer que la conexión sea más anónima. Podemos utilizar determinadas herramientas, como podría ser una VPN. Sin embargo a veces no es suficiente. Vamos a explicar cómo realizar un test de fuga de DNS.

Por qué es importante cifrar todo el tráfico correctamente

Cuando usemos algún tipo de programas como VPN o servicios proxy, es esencial que funcionen correctamente. De lo contrario podrían filtrar información como por ejemplo los DNS. De esta forma no seríamos anónimos y los servidores que visitamos sabrían dónde estamos y podrían obtener información. Precisamente el objetivo de este tipo de herramientas es poder ocultar esta información y saltar así posibles bloqueos geográficos que pueda haber.

Por tanto, cuando hagamos uso de una VPN, por ejemplo, es interesante comprobar que funciona correctamente. De nada serviría si tiene vulnerabilidades que puedan ser explotadas o filtre datos, como hemos mencionado. Eso nos pondría en riesgo y haría inservible utilizar estas aplicaciones.

Esto es algo que podría ocurrir especialmente al utilizar programas gratuitos que no cuentan con las medidas adecuadas de seguridad. Podrían tener problemas sin corregir o que incluso sean utilizados con fines lucrativos para, precisamente, recopilar los datos de los usuarios que lo instalan.

Por suerte tenemos ciertas herramientas que también nos ayudan a comprobar el buen funcionamiento. Podemos simplemente realizar un test y ver si los DNS se están filtrando o si, por el contrario, todo funciona correctamente. En cuanto veamos que algo no va bien, analizamos la situación y cambiamos de VPN por otra de mayores garantías, por ejemplo.

Test para comprobar fugas de DNS

En este sentido tenemos un amplio abanico de posibilidades. Podemos utilizar diferentes herramientas que hay en Internet y que son gratuitas. Su funcionamiento es muy simple, ya que únicamente nos indican los DNS que estamos utilizando, así como la ubicación donde nos encontramos. Si por ejemplo estamos en España pero tenemos instalada una VPN para simular que nos encontramos en Alemania y al realizar una prueba aparece que estamos en España, algo funciona mal.

DNSLeakTest

La página web de DNSLeakTest es una de las opciones que tenemos disponibles. Es muy sencilla de utilizar. Simplemente hay que entrar en ella y automáticamente nos mostrará nuestra dirección IP y la ubicación donde se encuentra. Es gratuita y no tienes que instalar nada para comenzar a usarla.

Si estamos utilizando una VPN conectada en otro país, debería de aparecer que estamos en esa nación. En nuestro caso hemos probado un servicio VPN que simula que nos encontramos en Países Bajos. Al acceder a este sitio, como podemos ver en la imagen de abajo, nos muestra que efectivamente nos encontramos allí. Eso significa que no hay fugas y, por tanto, no reconoce que realmente nos encontramos en España al realizar esta prueba.

DNSLeakTest

Tiene varias opciones. Una de ellas es la estándar, que únicamente nos muestra lo que hemos visto en la imagen, mientras que otra opción es un test extendido, que es más completo y también tarda más tiempo en dar los resultados. Si te interesa profundizar más, puedes realizar este test alternativo.

DNSLeak

Una opción muy similar es la de DNSLeak. Nada más entrar nos indicará cuál es la dirección IP que ha detectado. A continuación simplemente tenemos que darle a Start y realizar un análisis para ver si hay alguna fuga de DNS. El proceso es rápido y también es totalmente gratuito.

DNSLeak

Una vez haya finalizado podremos ver si ha filtrado la IP real o, por el contrario, nos muestra la que corresponde con la VPN que estamos utilizando en nuestro dispositivo. Si ocurre esto último habría que tomar medidas para preservar en todo momento la privacidad y que no surjan problemas.

IPLeak

Otra página también gratuita y fácil de usar que tenemos a nuestra disposición para comprobar posibles fugas de DNS o direcciones IP es IPLeak. Nada más entrar analiza la IP y los DNS que tenemos. Es también un proceso rápido y veremos si tenemos algún problema con la privacidad o el programa que usamos está actuando correctamente.

IPLeak

En nuestro caso, con una VPN configurada en esta ocasión para que simule estar en Estados Unidos, nos aparece que estamos en dicho país. Como vemos, nos indica que todo está correcto y que no hay ningún tipo de fuga que pueda dañar la privacidad. Puedes realizar diferentes pruebas conectándote a diferentes servidores de la VPN y así verificar que todos ellos funcionan correctamente y no hay problemas.

Perfect Privacy

También podemos utilizar la página de Perfect Privacy. Tiene función para comprobar fugas de DNS, ver la dirección IP y realizar un test WebRTC. El objetivo, como los casos anteriores, es comprobar que todo funciona correctamente y que nuestra privacidad no se ve comprometida al utilizar una VPN. Nada más entrar verás diferentes opciones y solo hay que seleccionar la que nos interese.

Perfect Privacy

Por ejemplo puedes marcar para que haga una prueba de fugas de DNS. Te mostrará cuál es la dirección IP, la operadora, el país, etc. Si estás conectado a través de una VPN y ésta funciona correctamente, no debería de aparecer información personal, de tu conexión, sino la de los servidores a los que estás conectado.

En definitiva, estas son algunas opciones que tenemos para comprobar si hay fugas DNS en nuestra conexión. La misión de estas páginas es permitir que conozcamos qué dirección IP y DNS pueden registrar los sitios que visitamos. De esta forma sabremos si la VPN que estamos utilizando funciona bien o deberíamos de cambiar a otra. Nuestro consejo es utilizar herramientas VPN que sean de garantías, evitar siempre que sea posible las gratuitas y verificar en todo momento que están actualizadas y que no hay ningún problema que pueda poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad al navegar por la red.

¡Sé el primero en comentar!