¿Tienes una tienda online? Sigue estos consejos para compras más seguras

¿Tienes una tienda online? Sigue estos consejos para compras más seguras

Lorena Fernández

Ya no hay que perder tiempo, en unos minutos lo hacemos desde el ordenador y el móvil. Lo mejor de todo es que no necesitas un gran presupuesto para empezar un negocio online. Existen servicios que faciilitan la creación de tu tienda en poco tiempo, sin embargo, la seguridad a la hora de hacer las compras debe ser una prioridad.

Poco o nada puede discutirse, una de las mejores cosas que ha podido pasar a Internet es el comercio electrónico. No hay nada mejor que hacer nuestras compras, incluso desde la comodidad de nuestras camas. Desde artículos de antigüedades hasta nuestras habituales compras de supermercado. Como hemos mencionado, no cuesta mucho el poder montar una tienda online. En poco tiempo podremos contar con una tienda funcional y con distintos métodos de pago que podríamos aceptar (PayPal, tarjeta de crédito/débito etc.) Ésto último, incluyendo los datos personales de los compradores y los usuarios en general, deben ser tus principales focos de atención. La experiencia de compra debe ser intuitiva, pero sobre todo, segura.

Mejoras para la gestión segura de tu tienda online

Es importante tener una tienda online segura, que ofrezca garantías a los clientes y que, por supuesto, no se vea involucrada en algún ataque cibernético. Por tanto, vamos a darte unas pautas esenciales para que mejores la fiabilidad de tu sitio web y los visitantes puedan adquirir productos. Algunos puntos van a depender más de la propia página, mientras que otros van a depender del usuario; no obstante, vas a poder ayudarles.

Utiliza conexiones cifradas

Tanto en el móvil como el ordenador, se acceden a las tiendas online a través del navegador. Tú, administrador de la tienda, debes asegurarte que el sitio web utilice el protocolo HTTPS, que permite peticiones seguras del cliente hasta el servidor del sitio web, donde todo el tráfico va cifrado, autenticado, y se comprueba la integridad de los datos transmitidos.

Una de las partes más sensibles del comercio online son los datos personales del usuario, sobre todo los datos de pago de dicho usuario, por este motivo, lo más normal es encontrarnos tiendas online que utilizan pasarelas de pago seguras a la hora de comprar con tarjeta, o que directamente utilizan PayPal.

Si por ejemplo el cliente se encuentra conectado en un Wi-Fi público, como podría ser un centro comercial o aeropuerto, evita el riesgo de que la conexión pueda ser interceptada. Es un extra de seguridad que hoy en día incluso es esencial para entrar desde ciertos navegadores y que no salga un mensaje de bloqueo o de peligro, algo que espantaría a los visitantes.

Protege el servidor donde se aloja la web

Asegúrate de que el servidor que aloja a la tienda online, así como también la interfaz del CMS (Gestor de Contenidos) cuente con accesos distintos a los que están configurados por defecto. Es importante cambiar las contraseñas, y si ofrecen métodos de autenticación adicionales como autenticación multi-factor, debemos activarla.

Por supuesto, no debemos olvidar toda la configuración asociada a la infraestructura del servidor debe ser revisada y en lo posible, evitar ajustes por defecto. Encárgate de parametrizar todo lo necesario para que de esa forma, sea más complicado posible poder vulnerar el servidor y que eso llegue a afectar al cliente final.

Todo esto es algo que debes revisar de forma periódica. Por ejemplo, debes cambiar de vez en cuando las contraseñas y los métodos de acceso al gestor de contenidos, ya que así vas a mejorar la seguridad y evitar ataques de fuerza bruta.

Ofrece métodos de pago seguros

Es esencial que ofrezcas métodos de pago que sean fiables, que aporten garantías a los clientes y que no generen dudas. Cualquier pequeño error que cometas en este sentido puede hacer que un hipotético comprador abandone la página web y vaya a la competencia a adquirir ese producto.

En este sentido, es importante que permitas el pago mediante tarjetas bancarias y también plataformas como PayPal. Son opciones seguras para realizar compras, ya que están protegidas en caso de fraude. Eso va a dar garantías a los clientes de que ese sitio es de fiar y no van a tener problemas. Por ejemplo, es un error aceptar únicamente transferencia bancaria.

Además, el hecho de ofrecer múltiples métodos de pago puede hacer que tengas más éxito en tu tienda online. Vas a llegar a más usuarios que si únicamente ofreces métodos limitados. No todo el mundo tiene PayPal, ni todo el mundo cuenta con tarjeta bancaria para pagar, ni todo el mundo tiene Bizum, por ejemplo. Pero si ofreces todo eso, seguro que alguna de esas opciones sí que tiene disponible en ese momento.

Conciencia a los compradores

Parte importante de una experiencia segura de compra es educar al usuario, respecto a la importancia de tomar ciertas medidas antes de hacer una compra online. Puedes habilitar consejos diarios o semanales respecto a los peligros de ataques conocidos como el Phishing, la importancia de no compartir tus datos bancarios con ninguna persona y más.

La manera en que compartas esos consejos ya depende de tu creatividad. Puedes habilitar cuadros de diálogo cuando realizas ciertas actividades, como ingresar datos de tarjeta de crédito. En ese cuadro puedes indicar algo como «No compartas tus datos de tarjeta de crédito con absolutamente nadie». ¡Las posibilidades son varias!

Muchas veces, los usuarios son víctimas de ataques porque no han desarrollado la conciencia de seguridad a la hora de comprar online. Tú, como administrador de e-commerce, puedes actuar como un agente de cambio. Que nuestros compradores perciban y comprueben que comprar en tu tienda es algo seguro, pero además, es un gran punto a favor de la fidelización de este como cliente. ¡Disfruta los beneficios de ofrecer compras seguras!

Solicita contraseñas fuertes y 2FA

Algo que también puedes hacer de cara a potenciar la seguridad de los usuarios es solicitar una contraseña fuerte para poder crearse una cuenta. Es un hecho que hoy en día las claves más utilizadas siguen siendo las mismas que hace años: «12345», «123456», «11111» y similares, además de usar cosas como el nombre o fecha de nacimiento.

Lo ideal aquí es obligar al usuario a tener que poner una contraseña más robusta cuando vayan a registrarse. Habrá que pedir que pongan letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y otros símbolos especiales. Además, es interesante que tenga una longitud adecuada. Esto evitará posibles ataques o que simplemente un intruso adivine esa contraseña fácilmente y, aunque no sea culpa de tu tienda sí que pueda afectar a la reputación.

Además, si puedes habilitar la autenticación en dos pasos sería una buena solución. Básicamente es un segundo paso que tendría que dar un posible intruso para entrar en caso de averiguar la contraseña. Una barrera extra de protección que va a venir muy bien para los clientes, para evitar accesos indeseados y tener problemas.

En definitiva, como has podido ver puedes llevar a cabo algunos cambios en tu tienda online de cara a mejorar la seguridad. El objetivo es proteger al máximo a los clientes y evitar así problemas que puedan surgir y que afecten a la reputación del sitio web. Mantener la seguridad es importante, pero lo es más aún cuando se trata de realizar transacciones online, como es una compra.

¡Sé el primero en comentar!