Conoce estos tipos diferentes de virus y cómo evitarlos

Cuando navegamos por Internet nos podemos encontrar con muchas amenazas que pueden afectar a nuestros equipos. Comúnmente denominados a esto virus. Hay muchos tipos y cada uno de ellos puede afectar de una manera diferente. Además también podemos protegernos con diferentes herramientas y métodos. En este artículo vamos a hablar de las variedades más importantes y por supuesto qué hacer para evitar ser víctimas de este problema.

Cuáles son los tipos de virus principales

Como decimos, son muchas las variedades que podemos encontrarnos. Algunas de ellas son más conocidas y están más presentes, mientras que otras pueden pasar más desapercibidas. En cualquier caso siempre debemos proteger nuestra seguridad y evitar problemas. Vamos a mostrar algunas de las opciones más presentes y un resumen de cómo actúan. Para estar protegidos también es importante saber cómo funciona una amenaza y de qué manera podría afectar a nuestros equipos.

Resident

Uno de los tipos de virus que queremos mostrar es el que se conoce como Resident. Su misión es ocultarse en la memoria del equipo y a partir de ahí infectar cualquier archivo que se ejecute en el sistema.

Hay que tener en cuenta que esta variedad podría incluso estar dentro del propio antivirus, por lo que podría infectar cualquier archivo aunque sea escaneado. Es un problema importante.

Polymorphic

Un virus polymorphic o polimórfico es aquel que utiliza un motor polimórfico para poder cambiar su propio código, aunque mantiene el algoritmo original sin cambio. Cambia solo parte de ese código.

Como podemos imaginar, esto permite evitar que un antivirus pueda detectar la amenaza. Al menos reduce las posibilidades al cambiar constantemente. Cuando una instancia es conocida por las herramientas de seguridad, al cambiar no podrían encontrarla.

Estos suelen distribuirse por correo spam, sitios infectados o mediante el uso de otros malware. Estos se pueden combinar con otras rutinas maliciosas, y representan un riesgo muy alto para los equipos. Algunos incluso evolucionaron para poder incluir rutinas de ransomware, por lo cual se dificulta su detección y su posterior eliminación.

Virus que infecta archivos

Otra variedad son los virus que están diseñados para infectar archivos. Generalmente se adjuntan a un código ejecutable, como pueden ser juegos para ordenador o un procesador de texto.

Esta amenaza puede propagarse a otros archivos o incluso otros dispositivos conectados en esa red. Esto ocurre si utilizan esos archivos o programas que previamente han sido infectados.

Virus informático

Secuestrador de navegador

Un secuestrador de navegador, también conocido como browser hijacking, es el tipo de virus que afecta a nuestro navegador. El objetivo que tiene es modificar la configuración de este programa sin el permiso del usuario y de esta forma inyectar publicidad no deseada o incluso robar información de la víctima.

Esto es algo que puede afectar a todo tipo de navegadores. Algunos de los más populares son Google Chrome o Mozilla Firefox, pero es algo que está presente en muchas ocasiones.

Macro virus

Un tipo de amenaza más es lo que se conoce como macro virus. Principalmente son archivos que se hacen pasar por documentos de texto. Tienen una serie de instrucciones para atacar el equipo de la víctima.

Generalmente este tipo de archivos nos solicita habilitar las macros, por lo que debemos estar alerta y asegurarnos muy bien de que el archivo es realmente fiable o no.

Estos suelen estar incrustados en documentos o insertados como código malicioso en los programas de procesamiento de texto. Son muy similares a los troyanos, pues parecen benignos y los usuarios no se dan cuenta de inmediato de que tienen el equipo infectado. Pero a diferencia de los citados troyanos, los virus macro pueden reproducirse y multiplicarse, incluso infectar otros equipos en red o con los que compartimos archivos.

Virus de sector de arranque

Este tipo de amenazas se propaga generalmente mediante medios físicos, como puede ser una memoria USB. Su objetivo es modificar o reemplazar el código de arranque. Una vez el usuario vuelve a iniciar ese equipo, el virus se carga. Una vez el virus se instala en nuestro equipo, este funcionará con normalidad, pero la próxima vez que el ordenador se inicie, el virus de cargará y ejecutará de inmediato como parte de los sistemas de arranque principales.

Es una de las amenazas que podemos encontrarnos en la red y que podrían afectar seriamente al buen funcionamiento de nuestros sistemas.

Su eliminación puede ser complicada, pues pueden cifrar los sectores que les interese. En muchos casos, es probable que incluso no sepamos que el equipo está infectado, por lo menos hasta que ejecutemos un analizador. En todo caso, si no conseguimos eliminarlo, tendremos que proceder a formatear el disco duro para que sea eliminado.

Virus multipartito

Una última variedad que queremos mostrar es la de un virus multipartito. Esta amenaza ataca los sectores de arranque y los ficheros ejecutables. En caso de que afecte al sector de arranque, simplemente con encender el equipo ya se ejecutaría.

Los virus multipartitos además pueden infectar los equipos varias veces y de formas muy diferentes. No se limitan a simplemente infectar a algún archivo ni una zona del disco duro concretamente. Cuando se procede a ejecutar una aplicación la cual está infectada con el virus, este ataca al sector de arranque. Por lo cual la próxima vez que iniciemos el equipo, este virus atacará a cualquier programa que ejecutemos.

Por esto se les considera uno de los mayores peligros a nivel de virus informáticos, ya que pueden infectar el sistema, y con la capacidad de ganar nuevos accesos en el sistema, hace que sean realmente complicados de eliminar.

Virus de acción directa

Suelen ser un archivo por lotes que se encuentra en alguna raíz del directorio del disco, por ejemplo, en nuestro disco C:, y que cuando es ejecutado dicho archivo infectar probablemente todos los archivos que se encuentran en ese directorio y además también es probable que infecta archivos de otros directorios o carpetas que se encuentren alrededor de nuestro archivo por lotes.

Suelen ser de extensión .bat, por lo que al ejecutarlo, lleva a cabo las directrices que tenga escritas dentro y puede causar bastante daño a nuestro sistema dependiendo siempre de si lo detectamos o no a tiempo.

Virus overwrite

Este tipo de virus suele borrar o sobrescribir bien sea una parte o toda la información de un archivo, dejándolo así parcial o totalmente dañado y sin información que sirva, en la mayoría de los casos.

Para poder deshacernos de este tipo de virus, tendremos que eliminar completamente los archivos que se encuentren infectados, ya que en muy pocas oportunidades podremos eliminar completamente el virus del archivo.

Virus de carpetas o directorios

Normalmente la forma en la que actúan este tipo de virus es reemplazando un archivo ejecutable ya existente, moviendo primero el archivo real u original a otra ubicación en el disco y ocupando el del virus la ubicación original de nuestro archivo en cuestión.

Una vez que procedemos a ejecutar el archivo sin saberlo, estaremos ejecutando el programa infectado en lugar del original, haciendo que luego se vuelva imposible encontrar el archivo que el virus ha movido para reemplazar al verdadero.

Virus FAT

Este tipo de virus infectan únicamente a los equipos que ejecuten sistemas basados en tablas de asignación de archivos (File location table o FAT) y lo que hace es evitar que se pueda acceder a partes del disco duro, evitando también así que podamos acceder a los archivos que se encuentran en esas partes del disco bloqueadas por el virus.

A día de hoy, la mayoría de equipos modernos, suelen utilizar sistemas operativos basados en NTFS y no necesitamos preocuparnos demasiado por estos, sin embargo, son bastante comunes por ejemplo en los dispositivos USB ya que muchos suelen usar este formato.

Cómo evitar estos tipos de virus

Como vemos hay diferentes variedades de virus informáticos que pueden afectarnos de una u otra forma. Generalmente las medidas de protección van a protegernos de todos ellos. Es importante que tengamos en cuenta algunas recomendaciones que vamos a mostrar. Es algo que debemos tener en cuenta sin importar qué sistema operativo estamos usando o qué tipo de dispositivo.

Herramientas de seguridad

Contar con un buen antivirus va a ser muy importante. Son muchas las variedades de software de seguridad que vamos a poder instalar en nuestros sistemas. Nos protegen de las variedades de malware que podrían comprometernos.

Esto es algo que debemos aplicar sin importar el tipo de dispositivo o sistema operativo que tengamos instalado. Tenemos tanto opciones gratuitas como también de pago. Nuestro consejo es elegir un buen programa que pueda ayudarnos a mantener alejados a los piratas informáticos y reducir el riesgo de entrada de software malicioso.

Tener los equipos actualizados

Por supuesto también es muy importante tener los equipos correctamente actualizados. Son muchas las vulnerabilidades que podemos tener en los sistemas y dispositivos y conviene siempre contar con todos los parches instalados. Hablamos de mantener actualizados los programas y herramientas que usemos, pero también el firmware de los dispositivos para prevenir ataques y que los virus nos afecten.

Muchos usuarios no tienen en cuenta la importancia de contar con las últimas versiones. Especialmente no actualizan algunos dispositivos sensibles como puede ser el router. Debemos siempre ser conscientes de que son muchos los fallos que pueden aparecer y que debemos corregirlos lo antes posible para no tener problemas.

Cuidado con las memorias externas

Hemos visto que algunas variedades de virus pueden infectar a través de memorias externas como un simple pendrive. Es esencial tener cuidado con este tipo de dispositivos y prevenir así posibles ataques. Los ciberdelincuentes pueden crear software malicioso que se ejecute simplemente con poner una memoria de este tipo en nuestro equipo.

Hay que tener cuidado tanto al usar una memoria que nos hayan prestado, sin saber realmente si puede tener o no virus, como también cuando vamos a un ordenador ajeno y ponemos nuestro propio pendrive.

Malware a través de un pendrive

Sentido común

Por último, el sentido común. La mayoría de amenazas requieren un error del usuario. Por ejemplo descargar algún archivo malicioso, instalar un programa o, en definitiva, cometer algún fallo para poder atacar. Podemos decir que este es quizás el punto más importante. Esto nos evitará problemas muy diversos que puedan afectarnos en el día a día.

Podemos decir por tanto que hay diferentes variedades de virus que pueden atacar de formas muy diversas. Es conveniente que tengamos en cuenta siempre estos consejos de seguridad que hemos mencionado para prevenir ataques. El objetivo no es otro que mantener siempre protegidos los equipos, sin que dejemos opción a los cibercriminales de infectar los sistemas y poner también en riesgo nuestra privacidad.

¡Sé el primero en comentar!