¿Utilizas videoconferencias? Sigue estos consejos para estar seguro

¿Utilizas videoconferencias? Sigue estos consejos para estar seguro

Lorena Fernández

Las videoconferencias están a la orden del día. Ya sea para poder comunicarnos con nuestros amigos y familiares o bien, para poder realizar una buena parte de nuestras tareas de trabajo y estudios académicos. Sin embargo, ¿estamos tomando las medidas de seguridad necesarias? ¿Somos conscientes de que incluso podría pasar que personas no autorizadas accedan a las videollamadas? Los ciberataques se adaptan rápidamente a las circunstancias en la cual se están envolviendo y millones de personas son víctimas a diario.

¿Cómo de peligrosas pueden resultar las videoconferencias?

Hay que tener extremo cuidado a la hora de organizar las videoconferencias (o llamadas de conferencia, por supuesto), principalmente por el hecho de que existen altas probabilidades de que personas no autorizadas puedan escuchar la llamada y/o tener acceso al vídeo. ¿Por qué? Aquella persona no autorizada puede ser un cibercriminal, ya sea de origen interno o externo de una organización, y podría tener intenciones de manipular lo que se dice en las llamadas o lo que ocurre en el vídeo.

He ahí la importancia de extremar cuidados, especialmente cuando se organizan videollamadas o llamadas de conferencia con temática delicada. Quien sea el encargado de organizar y enviar las invitaciones, debe prestar atención respecto a quienes son los invitados. Si se están seleccionando a los invitados de manera individual, revisar si efectivamente nos referimos a esas personas. Si se están enviando invitaciones a conferencias a grupos de contactos, corroborar que los grupos de contactos contengan realmente a los miembros que deben estar involucrados.

Por otro lado, existen otras medidas que debes tener en cuenta en el medio de la videoconferencia o llamada en cuestión:

  • Si estás compartiendo tu pantalla, asegúrate de tener abiertos los programas y/o documentos estrictamente necesarios. Si estabas realizando alguna actividad previa que no tiene relación con el tema o si es un trámite personal, cierra todo lo relacionado a ello. Es muy probable que, por accidente, expongas datos personales propios o de terceros. Un fallo muy habitual es mostrar la bandeja de correo electrónico que siempre tenemos abierta, y es posible que, sin querer, estemos mostrando información confidencial de trabajo.
  • Si estás en una videoconferencia en donde todos tienen habilitada la cámara web, debes tener cuidado sobre lo que se está viendo desde tu cámara. Evita exponer objetos personales delicados como tarjetas de crédito, números de identificación, pasaportes o lo que sea que podría ser aprovechado de alguna manera por algún usuario malicioso. Esto es aún más importante si la videoconferencia se está grabando.

¡Presta atención a los deepfakes!

¿Por qué deberíamos tener tanto cuidado si esto es meramente una reunión virtual? ¡No es tan peligroso como parece! Cuidado, además de todos los riesgos ya mencionados y asumidos, se encuentran los deepfakes. Los deepfakes permiten manipular la imagen que mostramos, y también el audio, por lo que debemos asegurarnos de que no estamos ante un deepfake. Los avances tecnológicos para este tipo de actividades ilícitas las benefician en gran medida.

Los deepfakes tienen como origen el Deep Learning o el Aprendizaje Profundo y este aplica simulación de redes neuronales a grandes conjuntos de datos para crear un producto falso. Los avances en este ámbito tecnológico se dan tan rápidamente y los resultados son sumamente sorprendentes. Cualquiera que no esté consciente de este tipo de prácticas o si lo estuviese, pero no lo recuerda en ese momento, podría caer en la trampa de un deepfake.

Es posible encontrarnos con soluciones gratuitas que nos proveen infinitas posibilidades para poder manipular la realidad, de acuerdo a nuestros deseos y por qué no, crear una realidad que nos agrade. FakeApp y DeepFakeLab son dos de las mejores soluciones que podríamos encontrar sin coste alguno. En algunos casos es necesario tener mayor nivel de conocimiento en cuanto a herramientas de edición de vídeo y programas similares.

Muchas veces es difícil de dimensionar, pero este tipo de situaciones puede ocurrir y muchísimos malentendidos se pueden dar a razón de un deepfake. En gran parte de los casos, el deepfake pasa desapercibido y cumple con mucho éxito su misión. Entonces, ¿cuál es la mejor medida de seguridad ante personas mal intencionadas? Más que nada, mucha cautela a la hora de organizar las videoconferencias y llamadas de conferencia.

Sin embargo, la medida más esencial para que todo lo demás funcione es la utilización de conexión encriptada, no sólo para las videoconferencias. Es decir, la organización debería implementar servicios de VPN para establecer una conexión segura a los recursos laborales más delicados, además de asegurar que el tráfico está cifrado. Además, es posible liberar algunos servicios del uso de la VPN de manera que podamos salvaguardar ancho de banda para los servicios verdaderamente más críticos.