Qué es el ancho de banda de un hosting

Qué es el ancho de banda de un hosting

Javier Jiménez

Cuando creamos una página web es importante tener en cuenta algunos aspectos relacionados con el servidor o hosting que vamos a utilizar. Es esencial para que el sitio web cargue rápido y que los usuarios no tengan problemas al navegar. Lógicamente hay características diferenciales entre unas opciones y otras. En este artículo vamos a hablar de qué es el ancho de banda de un hosting y por qué no es lo mismo que espacio disponible.

Qué es el ancho de banda en hosting

El ancho de banda también lo podemos nombrar como transferencia de datos. Hay que tener en cuenta que una página web está compuesta por muchos elementos. Nos referimos por ejemplo al texto de los artículos, las imágenes que subimos, los vídeos, los posibles complementos que tenga…

Todos estos elementos tienen que ser descargados por los visitantes cuando entran en la página. Al acceder a un artículo, por ejemplo, se descargan las imágenes que hay, todo el texto, posibles complementos que hayamos incorporado o cualquier otro elemento. Todo esto lo descargan del hosting donde tenemos alojado el sitio y lo reciben en su dispositivo.

Lógicamente esto requiere de una transferencia. Es justo eso lo que se conoce como ancho de banda. Normalmente se mide en una cantidad mensual máxima que tenemos disponible. De esta forma mientras más visitas tengamos, más ancho de banda consumiremos. No es lo mismo un sitio que reciba 1.000 visitas al mes que otro que reciba millones. Esto es clave para conocer cuánta transferencia mensual necesita nuestro sitio.

Espacio de transferencia en hosting

Qué influye en el consumo de transferencia

Aquí debemos incluir diferentes aspectos. Podemos siempre optimizar nuestro sitio para que ese ancho de banda necesario no sea tan elevado. Además esto va a favorecer también el posicionamiento del sitio web en Google y evitar problemas a la hora de cargar.

Un ejemplo de lo que mencionamos son las imágenes. Cada fotografía que subamos a un artículo, a una sección de la página, va a afectar a esa transferencia. Mientras más fotos tengamos, más ancho de banda vamos a necesitar ya que los visitantes van a requerir de más datos.

Ahora bien, esas imágenes las podemos optimizar para que no ocupen demasiado. No es lo mismo subir un artículo con fotografías sin editar, subidas con el tamaño original, que en el caso de que hayamos optimizado esas imágenes para web y que ocupen mucho menos.

Pero también va a influir los datos que utilicemos a la hora de subir contenido por FTP. Mientras más uso hagamos de esta herramienta y más archivos pesados subamos, más ancho de banda consumiremos. Incluso el uso del correo electrónico de la web puede consumir transferencia.

Sin embargo lo principal, lo que puede marcar la diferencia real, es el número de visitantes. Mientras más usuarios tenga nuestro sitio, más ancho de banda vamos a necesitar. Es ahí donde tenemos  que tener cuidado al elegir.

No es lo mismo ancho de banda del hosting que espacio disponible

Muchos usuarios pueden confundir estos dos términos. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo el ancho de banda de un hosting que el espacio disponible. Son parámetros diferentes, aunque ambos son importantes y en caso de superarlo podemos tener problema.

Hemos visto qué es el ancho de banda de un servidor. Se trata de la transferencia de datos total que puede haber durante un mes, generalmente. Se mide en GB y normalmente los planes básicos tienen 10-15 GB, mientras que los superiores se pueden ir a mucho más. La necesidad no va a ser siempre la misma, ya que puede que un mes nuestro sitio tenga muchas más visitas que otro periodo.

En cambio el espacio disponible es la memoria que podemos utilizar en ese hosting para alojar contenido. Por ejemplo podemos tener un servidor contratado donde tenemos 2 GB de datos para almacenar nuestro sitio web. Esto incluye todo el contenido que subamos: imágenes para los artículos, vídeos, el propio texto…

Como vemos, en el caso del espacio disponible sí lo podemos controlar más. Se trata de todo lo que ocupamos al instalar complementos, subir contenido, etc. Independientemente del número de visitantes ese espacio ocupado va a permanecer inalterable.

En definitiva, existen diferencias entre ancho de banda de un hosting y el espacio disponible. Es importante que tengamos en cuenta estos dos parámetros a la hora de contratar un servidor web que se adapte a lo que necesitamos.