Por qué es tan importante que Amazon tenga en España sus centros de datos AWS

La semana pasada el gigante Amazon hizo oficiales sus planes a medio plazo en su servicio de computación en la nube, el popular Amazon Web Services, o también conocido simplemente como AWS de Amazon. La compañía ha decidido incorporar en España un total de tres centros de datos nuevos para mejorar la infraestructura de sus servicios en nuestro país, en Europa, y globalmente. ¿Por qué es tan importante que Amazon haya decidido desplegar un nuevo centro de datos AWS en nuestro país? En este artículo os vamos a dar todas las claves.

Actualmente Amazon tiene un total de 69 centros de datos en un total de 22 regiones de todo el mundo, y próximamente España tendrá un centro de datos en Europa junto a otros países como Irlanda (en Dublín), Reino Unido (Londres), Francia (París), Alemania (Frankfurt), Italia (Milán) y Suecia (Estocolmo). Estos tres centros de datos AWS de Amazon estarán geográficamente situados en Aragón, aún no se sabe dónde estarán exactamente ya que todavía faltan unos años para que estén operativos, pero estarán relativamente cerca entre ellos, aunque con la seguridad de que, si ocurre algún evento meteorológico, corte eléctrico importante o cualquier otra casuística, no estén afectados los tres, con el objetivo de proporcionar redundancia de todo.

Cuando se lance esta nueva región de Europa, todos los desarrolladores, las empresas que ya trabajan con AWS, y las nuevas empresas que quieran disponer de AWS, tendrán en nuestro país el centro de datos de Amazon para tener un mejor rendimiento.

La importancia de tener «cerca» estos centros de datos AWS de Amazon

Cuando estamos trabajando en la nube, es muy importante la latencia de la conexión que tenemos en nuestros servidores, pero también es fundamental el jitter de la conexión para tener mejor estabilidad y finalmente, la velocidad con la que podremos acceder a los servicios que nos brinda AWS. Desde hace años, Amazon dispone de un CloudFront en Madrid para que los usuarios finales tengan la mejor experiencia de usuario. Asimismo, también tenemos AWS Direct Connect que permite a los clientes de AWS establecer una conexión de red dedicada desde sus instalaciones a AWS para mejorar el rendimiento de los servicios. Pero ahora directamente tendremos un centro de datos AWS completo en España.

Mejor latencia de la conexión para todas las comunicaciones entre las empresas y el centro de datos

En cuanto a la latencia de la conexión, intervienen diferentes aspectos muy importantes que debemos tener siempre bajo control.

  • Retardo de procesamiento: este retardo es el tiempo que tardan los diferentes equipos intermedios en examinar la cabecera, y determinar dónde hay que enviar un determinado paquete.
  • Retardo de cola: este retardo es el tiempo espera del paquete a ser transmitido a través del enlace.
  • Retardo de transmisión: orden FIFO normalmente, este retardo es lo que tarda el paquete en llegar hasta el siguiente nodo o equipo final.
  • Retardo de propagación: este retardo es el tiempo que tarda un bit en propagarse desde el origen hasta el destino. La velocidad depende del medio físico (par trenzado, coaxial o fibra óptica), siendo siempre menor o igual a la velocidad de la luz.
  • El retardo total es el Tproc+Tcola+Ttrans+Tprop.

Teniendo un centro de datos AWS cerca de nosotros geográficamente, mejoraremos:

  • Retardo de procesamiento: al estar más cerca geográficamente, tendremos menos routers intermedios por los que pasará el paquete. Si, por ejemplo, antes teníamos que irnos hasta Londres o París, es muy probable que el número de routers intermedios fuera mayor que ahora. Aunque siempre dependerá del camino (enrutamiento) que seguirán los paquetes entre un origen y el destino.
  • Retardo de cola: es posible que en el camino (tan largo) entre el origen y el destino, haya algún router intermedio colapsado, o que no tiene un rendimiento óptimo, por tanto, este retardo se podría reducir, aunque insistimos que dependerá del camino de los paquetes a seguir
  • Retardo de transmisión: al estar más cerca geográficamente estos nuevos centros de datos, seguramente los operadores mejoren la conectividad con nuevos enlaces a máxima velocidad, con el objetivo de tener la máxima velocidad posible y tener el mínimo retardo de transmisión.
  • Retardo de propagación: al estar más cerca geográficamente, la latencia desde Madrid a Aragón será menor, que la latencia de la conexión desde Madrid hasta Londres.

Mejor jitter para dar más estabilidad a las conexiones internas entre empresas y Amazon

Cuando tenemos un centro de datos muy lejos geográficamente de nosotros, sufriremos de Jitter. El jitter es la fluctuación del retardo de los diferentes paquetes que enviamos o recibimos, haciendo que la conexión no sea del todo estable, ya que la latencia en un determinado momento podría aumentar exponencialmente debido a un problema, saturación en uno de los equipos intermedios, un QoS aplicado a otro tráfico etc.

Estando los centros de datos cerca de nosotros geográficamente, no significa que no tengamos jitter, pero es muy posible que sea cercano a cero, o al menos, bastante mejor que si nos tenemos que ir muy «lejos» geográficamente a por la información.

Mejor velocidad con el AWS en Aragón

La velocidad de las conexiones desde España a cualquier centro de datos de AWS fuera de España, depende de muchos factores. Dependiendo del operador que tenga una determinada empresa, dependeremos del peering y transit entre diferentes operadores para que los paquetes de datos lleguen a su destinatario. Con AWS en España se facilitará que los operadores mejoren la conectividad con los centros de datos, y, por tanto, podremos obtener una mayor velocidad real y no depender de otras redes que están fuera de España.

Aumentar la velocidad de navegación

Tal y como podéis ver, la decisión de Amazon de traer a España un centro de datos de AWS es muy importante para todos los actuales y nuevos clientes de su servicio, y es que ahora podrán tener una mejor velocidad y estabilidad de la conexión entre las empresas y AWS. Los usuarios finales no deberían notar ninguna mejoría en las conexiones debido a que ya teníamos Amazon CloudFront, que es básicamente un servicio de CDN para que los clientes hagan las peticiones directamente a estos servidores intermedios, y no tengan que irse hasta el origen de los datos que podrían estar en Londres o París.