Cuánto cuesta una VPN para ordenador o móvil

Cuánto cuesta una VPN para ordenador o móvil

Javier Jiménez

Al navegar por Internet podemos utilizar diferentes herramientas para mejorar la privacidad, ocultar información como la IP e incluso poder acceder a contenido que pueda estar restringido geográficamente. Una de esas opciones es utilizar una VPN. En este artículo vamos a explicar cuánto nos costaría instalar una en nuestro ordenador o móvil. También veremos por qué no es una buena idea hacer uso de versiones gratuitas.

Cuánto cuesta tener una VPN

Como suele ocurrir para casi todo en Internet, podemos encontrar opciones que son de pago y otras que son gratis. Sin embargo en el caso de una VPN no es adecuado utilizar esta última opción. Si queremos mantener la privacidad en todo momento y evitar problemas, es importante utilizar opciones seguras, aunque haya que pagar.

Comprar una VPN no es algo caro, más aún si lo comparamos con los beneficios que podemos lograr para mantenernos seguros en Internet al conectarnos en redes públicas o poder acceder a contenido restringido si estamos de viaje.

En primer lugar hay que tener en cuenta que podemos contratar un servicio VPN por tiempo muy variado. Puede ser un solo día, una semana, un mes, un año, varios años… Todo dependerá del uso que le vayamos a dar, de cuánto tiempo realmente podemos necesitar. Si por ejemplo vamos a hacer un viaje al extranjero de una semana y queremos entrar en Netflix o cualquier plataforma como si siguiéramos en España, puede ser interesante simplemente contratar una durante 7 días.

Vamos a mostrar algunas de las principales VPN que podemos encontrar en el mercado y cuánto nos costaría. Las podemos utilizar tanto en el ordenador como en dispositivos móviles. Especialmente a la hora de usar un móvil es muy común conectarnos a redes inalámbricas públicas y eso podría ser un problema sin utilizar un servicio de este tipo que cifre la conexión y evite así que nuestros datos puedan estar disponibles para cualquiera.

Surfshark

Si nombramos algunas de las VPN más populares y recomendadas para mantener la seguridad y el buen funcionamiento, por ejemplo Surfshark nos costaría 10,81€ si contratamos solo un mes, 5,42€ si contratamos al menos 6 meses y hasta 2,08€ si decidimos contratarlo durante dos años. Este servicio de VPN es uno de los más baratos que puedes encontrar hoy en día, además, incorpora múltiples protocolos de VPN para conectarnos como IPsec IKEv2, OpenVPN y también WireGuard. Este último protocolo es uno de los más seguros, rápidos, estables y que menos latencia tiene, ideal para usarlo en una VPN y obtener el mejor rendimiento posible.

Además, Surfshark dispone de programas para todas las plataformas como Windows, Linux, MacOS, Android, iOS, e incluso podremos usarlo en un router con cliente VPN, para tunelizar todo el tráfico de la red local a Internet de forma fácil y rápida, de esta forma, navegaremos seguros.

PureVPN

Otra muy utilizada es la de PureVPN. Podemos encontrar precios similares. El plan de un mes es de 9,60€, mientras que si optamos por dos años saldría a 2,96€ al mes. También cuenta con una prueba de una semana por 0,99€. Estas promociones suelen estar presentes en las VPN y conviene echar un vistazo. Este servicio de VPN es uno de los más populares por su buen rendimiento, por su precio y también porque dispone de varios protocolos VPN como IPsec IKEv2 y también OpenVPN, esto es ideal para conectarnos utilizando diferentes protocolos y ver cuál de todos es el que mejor se comporta.

Oferta PureVPN por el Cyber Monday

NordVPN

NordVPN es sin duda una de las más populares también. En este caso, una vez más, tenemos varias tarifas según por cuánto tiempo la contratemos. Podemos contratar un mes por 9,56€, un año y sale por 3,93€ al mes o dos años y nos saldría por 2,97€ cada mes. Como vemos, mientras más tiempo contratemos el servicio más barato nos saldrá. Esta VPN también es una de las mejores que podemos comprar para nuestro ordenador o móvil, es compatible con todos los sistemas operativos como Windows, Linux y macOS, además, también tendremos una app específica para nuestro móvil Android o IOS.

NordVPN dispone de servicios adicionales como navegación segura, kill-switch para evitar fugas de datos si al VPN se cae y muchas otras características que son fundamentales en un buen servicio de VPN.

CyberGhost VPN

CyberGhost VPN también ofrece una serie de opciones para contratar un servicio de VPN. Los precios varían según por cuánto tiempo lo contratemos. Por ejemplo un mes suelto nos costaría 11,99€, mientras que un año o dos años nos costaría 3,75 y 3,19€ al mes, respectivamente. En todos los casos, además, ofrecen una garantía de reembolso de 45 días. Este servicio también es ampliamente utilizado por usuarios domésticos, su precio es realmente barato y nos permitirá realizar una prueba de hasta 45 días de forma completamente gratis. Este servicio también dispone de todo lo necesario para navegar seguros y anónimos a través de Internet, además, su software dispone de características avanzadas como Kill-switch, posibilidad de resolver DNS a través del túnel y muchas más opciones.

ExpressVPN

Respecto a ExpressVPN podemos encontrarnos con tres opciones de base. Una de ellas, la más simple, es contratarlo por un mes a un precio de 11,08€. También podemos optar por seis meses y en este caso tendríamos que pagar 8,55€ al mes. Mientras que la opción más económica es adquiriendo el servicio durante un año y pagaríamos 7,12€ cada mes.

Por tanto podemos decir que comprar una VPN puede costar más o menos en función del tiempo. En general un mes suelto nos costaría 9-10€, mientras que comprándolo para todo un año o incluso dos saldría entre 2 y 4 euros. En ocasiones puede haber ofertas que hagan que el precio que vayamos a pagar sea inferior en determinadas circunstancias. Siempre conviene echar un vistazo a estas posibles rebajas que pueda haber.

Hay que tener en cuenta algunos aspectos cuando vayamos a contratar una VPN. Uno de ellos es el hecho de poder usarla no solo en diferentes dispositivos como pueden ser un ordenador o un móvil, sino poder hacerlo de forma simultánea. Así mantendremos todos nuestros dispositivos protegidos al navegar.

También debemos observar que cuente con suficientes servidores. De esta forma podremos evitar problemas de velocidad y rendimiento, pero también poder entrar en servicios y plataformas que puedan estar restringidas en determinadas zonas geográficas.

Uso de VPN inseguras

Por qué evitar VPN gratuitas

Hemos visto cuánto cuesta poder tener una VPN para nuestro ordenador o móvil, sin embargo también hay versiones gratuitas. Ahora bien, esto no es algo que recomendemos. Pueden tener problemas importantes, como vamos a explicar.

Una VPN es un servicio que va a ser fundamental para nuestra privacidad. Si hacemos uso de un programa que no sea seguro, nuestros datos podrían quedar comprometidos. Se podría filtrar información y quedar expuestos al navegar por la red.

Las VPN pueden vender nuestros datos

¿Cómo obtienen dinero las VPN gratuitas? A fin de cuentas están proporcionando un servicio, están poniendo servidores a disposición de los usuarios, y eso supone un coste. La manera en la que pueden lucrarse es mediante la venta de datos de quienes utilizan estos programas gratuitos.

Básicamente significa que la aplicación, el servicio VPN gratis que estamos usando, va a recopilar los sitios que visitamos, desde dónde, etc. Todo esto tiene un gran valor en la red, ya que podría servir para campañas de marketing, por ejemplo. Sin embargo esto podría poner en riesgo la privacidad de quienes utilizan esta herramienta.

Fugas en versiones gratuitas

Las versiones gratuitas también pueden tener problemas de seguridad. Podría haber fugas de información que comprometa los datos de los usuarios. Esto quiere decir que realmente no van a cifrar la conexión correctamente. Si por ejemplo navegamos por una red Wi-Fi pública, nuestros datos no estarían a salvo y podrían ser recopilados por terceros.

Este punto es importante, ya que uno de los problemas más serios que pueden ocurrir en las VPN son precisamente las fugas. Una de las misiones es evitar que la dirección IP o DNS puedan filtrarse y proteger así las conexiones.

Velocidad lenta

El rendimiento óptimo de una VPN gratuita puede verse limitado. Podríamos tener problemas serios para que la velocidad de la conexión sea la adecuada. Incluso podría ser tan limitado como para no permitirnos reproducir vídeos en Streaming en buena calidad, descargar archivos de la nube o realizar una videollamada sin interrupciones.

Lo normal es que los servicios gratuitos ofrezcan un funcionamiento muy limitado en la versión sin coste. Se centran especialmente en poder ofrecer un buen servicio a aquellos que pagan por una suscripción y tener así una mejor velocidad.

Falta de servidores

Esto es algo importante si queremos conectarnos a servicios que puedan estar restringidos geográficamente. Pongamos por ejemplo que estamos de viaje en el extranjero y queremos entrar en una plataforma que únicamente emite en España. También podría ocurrir el caso contrario, en el que queremos acceder a contenido de otro país.

Para ello vamos a tener que conectarnos a servidores del país donde intentamos acceder. Si estamos utilizando una VPN gratis es muy probable que dichos servidores sean muy limitados. Incluso podríamos encontrarnos con la imposibilidad de conectarnos donde nos interesa.

Los usuarios de pago usan el ancho de banda de las versiones gratis

Otra cuestión a tener en cuenta es que muchas VPN gratuitas lo son a cambio de que los usuarios cedan parte de su ancho de banda a los usuarios que pagan por el producto. Esto lógicamente es un problema que causará un peor rendimiento, además de poder dañar nuestra privacidad.

Es otra manera que tienen los servicios VPN de poder ofrecer algo gratis sin perder dinero a cambio. Siempre hay pensar que de alguna manera necesitan lucrarse y no van a ofrecer algo gratis sin obtener nada.

En definitiva, hemos visto cuánto cuesta una VPN y por qué debemos adquirir una de pago y evitar las que son gratuitas. Hay diferentes opciones que podemos utilizar y proteger correctamente nuestra conexión y no correr riesgos que afecten a nuestros datos.