Mitos al usar una VPN que debes conocer

Mitos al usar una VPN que debes conocer

Javier Jiménez

El uso de los servicios VPN ha crecido mucho en los últimos tiempos. Los podemos utilizar tanto en equipos de escritorio como también en dispositivos móviles. Sirven para cifrar la conexión de Internet, poder acceder a servicios restringidos geográficamente y también ganar anonimato. Ahora bien, hay que tener en cuenta que también hay algunas restricciones y sobre todo características que no tienen, aunque pueda parecer lo contrario. Vamos a ver algunos mitos de las VPN.

Principales mitos del uso de VPN

Hay que tener en cuenta en primer lugar que los servicios VPN son utilizados tanto por usuarios particulares como también empresas. Pueden ayudarnos en diferentes aspectos en nuestro día a día, principalmente cuando buscamos ocultar nuestra dirección IP y ganar seguridad al conectarnos a una red pública.

Las redes virtuales también han servido para el teletrabajo durante la pandemia del Covid-19. Ofrecen la posibilidad de conectarnos a servicios de forma remota desde cualquier lugar, sin comprometer además la seguridad.

Las VPN hacen que el Internet vaya más lento

Uno de los pensamientos más comunes por parte de los usuarios es que las VPN van a hacer que el Internet vaya más lento incluso hasta el punto de no poder utilizar ciertos programas o acceder a algunos servicios.

Aquí hay que indicar que efectivamente el uso de una VPN puede ralentizar la conexión de Internet. No obstante hay que tener en cuenta que dependerá mucho del tipo de servicio que estamos utilizando y que no tiene por qué afectar en gran medida al rendimiento y a la posibilidad de utilizar ciertas aplicaciones.

Elegir una VPN

Usar una VPN por sí misma va a mantener la seguridad

La seguridad es un factor muy importante para los usuarios. Es esencial para no tener problemas que puedan dañar el buen funcionamiento de los equipos y comprometer la privacidad. Cuando nos conectamos a una red Wi-Fi pública, nuestra información podría quedar expuesta.

Es cierto que una VPN va a cifrar esa conexión y mejorar la seguridad. Sin embargo hay que tener en cuenta que por sí misma no va a mantener por completo la seguridad. Es necesario también contar con antivirus, tener los equipos actualizados y sobre todo sentido común al navegar por la red.

Todas las VPN protegen igual

Siguiendo con la seguridad, otro mito es pensar que todas las VPN van a proteger igual, que cualquiera que utilicemos va a servir para cifrar nuestra conexión y evitar problemas que pongan en riesgo nuestra privacidad.

Hay que indicar que no todas las VPN son iguales, ya que no todas utilizan el mismo cifrado. Por tanto, es importante que elijamos correctamente cuál vamos a utilizar para no tener problemas que puedan afectarnos.

Una VPN gratis o de prueba va a funcionar igual

¿VPN gratis o de pago? Quizás sea la pregunta más importante que se hacen los usuarios. A veces podemos encontrarnos con opciones tanto gratuitas como de prueba y pensar que pueden funcionar igual que una que es de pago.

Sin embargo hay que tener en cuenta que no van a funcionar igual y tampoco va a mantener de la misma manera nuestra privacidad. Una VPN gratuita suele tener problemas de funcionamiento, meno servidores para conectar y además no gestiona igual la información de los usuarios.

Los usuarios domésticos no necesitan VPN

Puede parecer también que las VPN estén más orientadas a nivel de empresas. Sin embargo lo cierto es que cualquiera podría necesitar hacer uso de este tipo de herramientas. Por ejemplo tener un programa de este tipo en nuestro móvil puede ayudarnos a mejorar la seguridad al navegar desde redes inalámbricas públicas.

En definitiva, estos son algunos de los principales mitos que podemos tener en cuenta cuando hablamos de VPN.

¡Sé el primero en comentar!