Soluciona el fallo con adaptadores TAP-Windows con VPN

Soluciona el fallo con adaptadores TAP-Windows con VPN

Javier Jiménez

En ocasiones podemos tener problemas para administrar nuestras tarjetas de red. Podemos tener problemas en los sistemas especialmente a la hora de usar herramientas VPN y que den fallos. En este artículo vamos a hablar del problema con adaptadores TAP-Windows a la hora de utilizar una VPN. Vamos a explicar qué podemos hacer para evitarlo y poder navegar con normalidad.

Qué son los adaptadores TAP-Windows

En primer lugar vamos a explicar qué son los adaptadores TAP-Windows. Cuando vamos al administrador de dispositivos y entramos en adaptadores de red podremos ver nuestra tarjeta Wi-Fi o nuestra tarjeta Ethernet, así como otras que tengamos. Son tarjetas físicas que están instaladas en nuestro equipo. Pero también podemos tener adaptadores virtuales instalados. Eso es TAP-Windows.

Por tanto podemos decir que el adaptador TAP-Windows es un adaptador de red virtual que hay en el sistema Windows. Puede usarse para diversas tareas, según las características específicas del software.

Normalmente vienen asociados a la instalación y uso de herramientas VPN, así como la instalación de programas para cambiar la configuración de red. Están por tanto muy vinculados al buen funcionamiento de una red privada virtual. En caso de que haya problemas, de que no esté correctamente habilitado, podemos sufrir fallos con nuestra VPN.

Muchos usuarios notan que a la hora de utilizar una VPN en Windows se les instala algo llamado TAP-Windows V9. Esto puede dar problemas bien a la hora de usar la VPN, bien a la hora de conectarnos con nuestra conexión normal.

Lo que hace este adaptador virtual es permitir que la VPN se conecte a sus servidores. Al menos sobre el papel los usuarios no tendrían que tocar nada de este componente. Simplemente deben dejarlo ahí funcionando y ya. Pero a veces surgen problemas.

Cómo solucionar los problemas con TAP-Windows

Como decimos, a veces surgen problemas y TAP-Windows no funciona bien, no permite que utilicemos con normalidad la VPN o que incluso nuestra conexión de red se vea afectada. Por suerte tenemos una serie de acciones sencillas que podemos llevar a cabo.

Reiniciar el adaptador TAP-Windows

Uno de los primeros pasos que podemos dar es el de reiniciar el adaptador TAP-Windows. A veces simplemente con este pequeño paso podemos resolver los fallos que afecten a nuestra conexión.

Para ello tenemos que hacer clic con el botón derecho encima del icono de la conexión, abajo a la derecha, y pinchar en Abrir configuración de red e Internet.

Cambiar las opciones de adaptador TP-Windows

Aquí tenemos que entrar en Cambiar opciones del adaptador. Allí nos aparecerá el icono del adaptador TAP-Windows y tenemos que pinchar con el segundo botón encima, le damos a Desactivar y lo volvemos a activar posteriormente. De esta forma se reinicia.

Reinstalar el adaptador

Otra opción que también podemos tener en cuenta en caso de que el paso anterior no haya solucionado el problema, es reinstalar el adaptador. Un primer paso sería desinstalar el software VPN que estamos utilizando y volver a instalarlo. Una vez hagamos este proceso debemos reiniciar el equipo.

Si esto sigue sin dar una solución, pasaremos a reinstalar el adaptador TAP-Windows. Para ello hacemos clic con el botón derecho del ratón en el botón Inicio y abrimos el Administrador de dispositivos. Vamos a Adaptadores de red y al desplegarlo nos aparecerá. Tenemos que hacer clic con el botón derecho del ratón encima del adaptador y le damos a Desinstalar.

Posteriormente iniciamos la VPN y posiblemente nos pida instalar nuevamente el adaptador TAP-Windows. También podemos descargarlo e instalarlo de forma manual.

Crear un nuevo adaptador TAP-Windows

Una última solución sería la de crear un nuevo adaptador TAP-Windows. Esto ocurre cuando nos conectamos a una nueva VPN.

En definitiva, estos son los pasos que debemos dar en caso de que tengamos problemas al utilizar una VPN en Windows y el error tenga relación con el adaptador TAP-Windows. Podemos volver a habilitarlo, reinstalarlo o crear uno nuevo para ver si ese problema que está dando puede o no solucionarse fácilmente.