La NSA formará parte de la ciberguerra con MonsterMind

Escrito por Rubén Velasco
Seguridad
0

Ya ha pasado más de un año desde que se descubrió el plan de espionaje mundial de las comunicaciones que estaba siendo llevado a cabo por la NSA. Desde el descubrimiento del programa PRISM, cada poco tiempo han aparecido nuevas tecnologías, algunas de ellas preocupantes, con las que la organización está realizando pruebas con el fin de seguir intentando controlar todos los paquetes que viajan por la red.

Según las últimas filtraciones de Edward Snowden, ex-contratista de la NSA, la organización podría haber desarrollado un arma digital capaz de detectar cualquier ataque digital contra la infraestructura informática de Estados Unidos, bloquearlo e incluso contraatacar contra el origen de dicho ataque. La principal “inteligencia” de este arma reside en su capacidad para analizar todo el tráfico que viaje por la red estadounidense y detectar así todo aquel que ha sido generado de manera anómala y que pueda ser causante de un ataque contra la red.

Sin duda el mayor aspecto del que deberíamos preocuparnos es que esta máquina será capaz de contraatacar de manera autónoma, es decir, sin la intervención de ningún ser humano. Un gran riesgo por el que en muchas ocasiones pagarán inocentes ya que, como hemos hablado en otras ocasiones, los piratas informáticos no suelen trabajar directamente desde sus equipos, sino que lo suelen hacer a través de los ordenadores de otros usuarios, previamente infectados por malware.

servidores_main

Vamos a poner un caso, algo extremo, pero no imposible. Ante un supuesto ataque informático contra Estados Unidos, MonsterMind lo detecta, lo bloquea y decide, por sí solo, contraatacar. Lo más probable es que el sistema desde el que se ha realizado el ataque esté infectado por malware, y la máquina va a emprender un ataque contra él. ¿Hasta dónde podría llegar este ataque? Si los rumores son ciertos, la mayor parte del software y hardware privativo tienen puertas traseras instaladas por la NSA, por lo que si esta máquina tiene los datos de la NSA podría tener control pleno y total sobre la inocente máquina desde la que se ha realizado el ataque.

Como la famosa frase de los cómics de Spiderman, “un gran poder conlleva una gran responsabilidad” y una máquina, por mucha inteligencia artificial que tenga, nunca podrá tomar las mismas decisiones que una persona humana, al menos de momento.

Este proyecto estaba en desarrollo hace más de un año cuando Edward Snowden abandonó la organización, desde entonces, no se ha vuelto a saber nada más de él y se desconoce su estado actual. Sin duda un ambicioso programa que se acerca, una vez más, a la ciencia ficción. Demasiados riegos en una tecnología aún demasiado nueva que la organización gubernamental asumirá a costa de los usuarios.

¿Qué opinas de MonsterMind? ¿Crees que la NSA está desarrollando tecnología digital de la que deberíamos preocuparnos?

Fuente: Wired