RFID : Identificación por radiofrecuencia

Escrito por Sergio De Luz
Redes Inalámbricas
1

¿Qué es el RFID?

Es un sistema de almacenamiento y de lectura/escritura por radiofrecuencia. La función del RFID es transmitir la identidad de un objeto, aunque también podemos transmitir sus características, es decir, podemos transmitir todo lo que hayamos almacenado.

Un dispositivo RFID puede adoptar varias formas, puede estar en una pegatina, en un botón, en una tarjeta etc.

Hay dos tipos de RFID, los pasivos y los activos.

Los RFID pasivos se alimentan cuando los lectores inducen una corriente eléctrica, y es suficiente para la lectura y escritura de los datos.

Los RFID activos son los que se tienen una fuente autónoma de energía (micro-baterías que duran años), estos RFID son más fiables ya que no dependen de que otro le proporcione energía, y a parte su alcance es mayor que los pasivos.

¿Para qué sirve un RFID?

Este dispositivo sirve para multitud de usos, como por ejemplo los siguientes:

– Pagar por un servicio en cualquier circunstancia (autobús, tren, telepeaje de autopistas).
– Identificación rápida de personas o animales, como por ejemplo identificar todos nuestros datos pero también el grupo sanguíneo al que pertenecemos.
– Historial clínico de forma rápida, así como cuando estamos ingresados leer las acciones hechas por el médico (dar antibiótico etc) y no apuntarlo en un papel que se puede perder.
– Identificar materiales, como ropa y sus características (algodón, seda…).
– Ayuda para logística, contar todos los objetos que hay en un radio pequeño (palés).
– Chips en las bicicletas y coches para alertar que hay una bicicleta circulando bastante cerca y aminorar la marcha por precaución.

Como podéis ver, podemos dar muchísimos usos a las RFID.

¿Se te ocurre algún otro uso de este dispositivo?