Topología de las redes de fibra óptica FTTx

Escrito por Adrián Crespo
Banda Ancha
3

Hoy en día más que nunca, estamos oyendo hablar de las redes de fibra óptica. Aunque en España, el despliege está siendo muy lento, ya se empieza a notar como las conexiones basadas en fibra óptica irrumpen en el mercado.

En nuestro país, principalmente tenemos para elegir entre Movistar, cuyo despliegue de momento se encuentra centralizado en las grandes capitales del país, ONO, que con sus DOCSIS 3.0, está más extendido que la red de Movistar, puede ofrecer 50 megas a un mayor número de usuarios, y después tenemos las cableras locales (R, Telecable, Euskaltel…) que ofrecen una alta velocidad, pero que se encuentran ubicadas en un pequeño espacio de la geografía española, explotando redes creadas por las entidades públicas.

En este artículo no vamos a hablar de sus ofertas ni de las velocidades que ofrecen, hoy vamos a hablar de la topología de las redes que estos operadores utilizan. Seguramente habéis oido hablar a gente diciendo “Movistar ya tiene  FTTH disponible en mi ciudad“. Pues os vamos a hablar de FTTH y del resto de topologías que forman la familia de FTTx (del inglés Fiber to the x).

Lo primero de todo vamos  a explicaros que existen dos tipos de fibra óptica, estamos hablando de las llamadas fibras multimodo y las monomodo

Las fibras multimodo son fibras que permiten la transmisión simultánea de varios haces de luz (modos), cada haz, se refleja con un ángulo distinto dentro del núcleo del cable. A diferencia de las monomodo, las multimodo para poder permitir este hecho necesitan tener un diámetro de núcleo mayor que las primeras. Dentro de las multimodo existen otros dos tipos que sólo vamos a mencionar: son las de índice escalonado, y las de índice gradual. Estas últimas consiguen un alcance ligeramente superior.

Las fibras multimodo son baratas de fabricar (en comparación a la monomodo) y su alcance es relativamente pequeño (unos 10 km) con respecto a las monomodo.

Por el contrario, las fibras monomodo solo permiten un modo de transmisión. Esto se consigue reduciendo el diámetro del núcleo. Se reduce tanto que al apenas existir rebotes el haz de luz se propaga de forma paralela al eje. Su distancia se puede situar hasta los 400 km pero el coste de su fabricación es caro.

Como ya se sabe una de las ventajas que tiene la fibra óptica con respecto al par de cobre, es que apenas se atenúa. En un par de cobre podemos hablar que en un kilómetro de distancia, se puede atenuar 25 dB (es una media aproximada ya que cada par se atenúa de manera distinta), pero el nivel de atenuación de la fibra óptica es muchísimo menor, en un kilómetro se atenúa 0.30 dB.

Después de estas explicaciones y aclaraciones vamos con las diferentes modalidades de FTTx. Resulta que evidente que para todos vosotros la más conocida y escuchada sea FTTH, y es que es la única que puede venderse al abonado como fibra óptica ya que tanto FTTN, como FTTB, a pesar de tener una gran parte del bucle de abonado en fibra óptica, la terminación final en casa de usuario se realiza en cobre.

Actualmente, nos encontramos con esto

Hasta la central llega fibra óptica pero luego, el bucle de abonado hasta la casa del usuario es completamente de par de cobre.

Ahora esto está cambiando, tenemos FTTH:

Desde que sale de la central hasta que llega a la roseta óptica situada en casa del usuario es fibra óptica. Los edificios que poseen dichas instalaciones son fácilmente distinguibles porque en su fachada se encuentra ubicado los torpedos de fibra óptica a los que van conectados los usuarios.

Ésta es la tecnología que actualmente Movistar está utilizando para ofrecer sus servicios de fibra y que actualmente se encuentra en proceso de “lenta expansión”.

Después tenemos dos modalidades más de fibra óptica pero que vistas al usuario no se comercializa como tal:

Tanto FTTN y FTTB combinan la fibra óptica y el par de cobre, este último situado en los últimos metros del bucle de abonado.

En el caso de FTTN, la fibra óptica llega hasta el último DSLAM, y desde ahí hasta el usuario, como máximo existirán 400 metros de par de cobre.

Con esto lo que se consigue es ofrecer VDSL2 con muchas garantías y se puede ofrecer a mayores distancías ya que aunque el abonado este a 2 km de la central, lo único que puede afectar al rendimiento son los últimos 400 metros. Mientras que en el primer caso que hemos visto donde todo el bucle de abonado es cobre, se mantiene que solo los 400 primeros metros podrán acceder a VDSL2 y no siempre.

Es el único caso que conocemos pero vamos a exponerlo. Esto es lo que se esta haciendo en Cantabria. Aquí a dia de hoy todavía no hay ninguna conexión FTTH, ni siquiera en Santander.

¿Qué es lo que se está haciendo? Están desplegando fibra óptica entre los nodos y así conseguir que el abonado solo tenga como mucho 400 metros de par de cobre consiguiendo que pueda ofrecer los 30 megas (incluso 50 si quisieran) con garantías.

Por otro lado el FTTB, llega hasta el mismo edificio del abonado, generalmente al cuarto de telecomunicaciones o bien algun DSLAM colocado por la operadora ( como ya ocurrió en los princpios del VDSL2 con Telefónica).

Hasta el cuarto de telecomunicaciones o el armario es fibra óptica, pero luego hasta el edificio del abonado es par de cobre, teniendo sólo una distancia inferior a 70 metros.

En lo referente al equipamiento que necesita el usuario, para FTTB  como para FFTN el usuario necesitara un PTR o Splitter y un router ADSL/ADSL2+/VDSL2.

Mientras que para FTTH, se necesita de la instalación de una roseta óptica

Y un equipo ONT para convertir la señal óptica en eléctrica. Estará conectado por cable ethernet al router.

 

Y esto ha sido todo lo relacionado con las tooplogías FTTx.

Esperamos que el artículo os haya gustado y que hayáis aprendido un poco más sobre este tipo de redes que actualmente se encuentran en apogeo en España.