Rapidshare es legal

Escrito por Adrián Crespo
Banda Ancha
2

Tras el cierre de Megaupload, muchas han sido las miradas que se han fijado en este servicio de almacenamiento de archivos como posible víctima.  Los responsables del servicio han tomado todas las decisiones que tenían a su alcance para garantizar la continuidad del servicio, como por ejemplo, reducir la velocidad para los usuarios gratuitos.

Tras conocer las decisiones que obligan al servicio a supervisar todos y cada uno de los archivos que se encuentran subidos a su servicio, ahora, parece ser, que el tribunal alemán, en el cual se había llevado acabo la resolución de la demanda que la industria musical alemana había impuesto al servicio, se ha saldado con el fallo a favor de Rapidshare.

En un primer momento, tras conocer la sentencia, en la cual se obligaba al servicio a lo mencionado con anterioridad, supervisar todos y cada uno de los archivos de forma activa. Sin embargo, tras haber conocido con todo detalle la resolución del tribunal, el servicio sale mejor parado de lo que pensábamos, ya que, el tribunal ha dictaminado que la actividad que ha desarrollado el servicio hasta el día de hoy es totalmente legítima.

Un método de vigilancia laxo

Lo que parecía tras la resolución del tribunal, una obligación de implementar un sistema de vigilancia de ficheros férrea, al final ha quedado en un leve sistema de supervisión de archivos muy liviano, en el que probablemente, no sea necesario acceder a las cuentas de cada usuario, tal y como se creía antes.

Por lo tanto, el servicio podrá seguir viviendo tal y como lo ha ido haciendo hasta el día de hoy. Aunque ambas partes se consideran ganadoras, ambas partes aunque parezca ilógico, han recurrido la sentencia del tribunal.

Un respiro para los servicios de alamcenamiento

La resolución del tribunal ha sentado como “una brisa de aire fresco” para los demás servicios, ya que, el tribunal ha considerado totalmente legitima la actividad de Rapidshare, por lo que es muy poco probable que a corto plazo de tiempo, veamos más cierres de servicios.

Sin embargo, y a pesar de ser una decisión muy esperanzadora, a Rapidshare se le ha prohibido distribuir cualquier tipo de material que pertenezca a la propiedad intelectual que agrupa a la industria discográfica alemana. Sin embargo, el servicio no está obligado a implementar cualquier tipo de sistema que controle la distribución de este tipo de archivos, más allá, de lo que ya se viene haciendo.

¿Empate técnico?

Sería la forma más correcta de decir lo que ha pasado. Aunque como comentábamos con anterioridad, la industria ha recurrido porque según ellos, han recibido menos de lo que se esperaban. Y por otro lado, los responsables del servicio han recurrido, porque creen, que si su servicio funciona legalmente en su totalidad, no creen necesario mantener el equipo de reportes de abuso.