Finlosky, el virus que controla las pulsaciones del teclado

Escrito por Adrián Crespo
Seguridad
0

Desde el Insituto Nacional de Tecnologías de la Información, han informado en el día de ayer de la aparición de un virus que es capaz de controlar y almacenar todas y cada una de las pulsaciones del teclado que un usuario haga en el teclado de su ordenador.

El virus, una vez se ha instalado en el ordenador establece una conexión remota con otro ordenador utilizando una puerta trasera, el cual, piensan que se utilice como un servidor, para poder recoger los datos obtenidos de todos y cada uno de los ordenadores que el virus ha infectado.

Se ha podido saber también que el virus es capaz de controlar tanto la webcam del equipo, hasta poder iniciar sesiones en Internet Explorer para poder descargar otros archivos de sitios que contienen programas maliciosos.

Finlosky se encuentra en un archivo .rar acompañando a un archivo en formato PDF que explica como se puede apoyar a unos activistas sirios para defender una ciudad. Mientras el usuario lee el breve documento, el virus tiene el tiempo suficiente para instalarse en el equipo. A simple vista, aunque el usuario descomprima el archivo, el ejecutable nunca será visible y es probable que el antivirus tampoco detecte la presencia del archivo.

Método de infección de los ordenadores

El equipo puede ser infectado utilizando un método más que tradicional, los archivos adjuntos de correo electrónico, sin embargo, este también puede infectar los equipos de los usuarios que utilicen una cuenta de Skype. Desde Inteco creen que la amenaza puede trasladarse también a la redes sociales, como por ejemplo Facebook.

Finalidades del virus

La principal finalidad del virus es la de capturar todas y cada una de las pulsaciones del teclado del usuario, lo que hace que los creadores del mismo puedan llegar a disponer de contraseñas y nombres de inicio de sitios web e incluso servicios de banca online. También llevará a cabo la instalación de otro tipo de ficheros malicioso, así como el control de ciertos componentes del equipo, como la webcam, en el caso de que esté presente.