Es posible romper un cifrado de 128 bits en 2 horas

Escrito por Rubén Velasco
Seguridad
0

Los algoritmos actuales de cifrado utilizan 128 bits para cifrar los datos utilizando un método llamado Logaritmo Discreto. Esto garantizaba hasta ahora una seguridad prácticamente imposible de romper en todos los datos cifrados. Sin embargo, la aparición del nuevo algoritmo basado en las Curvas Elípticas Supersingulares cambiará este hecho.

El desarrollo de un nuevo algoritmo basado en Curvas Elípticas Supersingulares ha abierto un debate de cara a la seguridad real de los cifrados. Hasta ahora, un cifrado de 128 bits supondría poca carga relativamente para el sistema que cifraba los datos y el que los descifraba si disponía de la clave correspondiente y, a la vez, poder romper dicho cifrado supondría un tiempo de 40.000 veces la edad del universo computando todos los ordenadores a la vez, lo que garantizaba la seguridad de los datos cifrados. Con este nuevo algoritmo, un clúster de 24 núcleos es capaz de romper un cifrado de 128 bits en tan sólo 2 horas.

Generalmente la criptografía se basa en problemas imposibles o muy complicados de resolver, por lo menos, con los conocimientos y las herramientas disponibles en el momento en el que se investigan y se desarrollan los correspondientes algoritmos. El método utilizado actualmente para el cifrado de los datos es el conocido como Logaritmo Discreto. A diferencia de otros métodos de exponenciación modular, el Logaritmo Discreto puede llegar a ser muy complicado de resolver al necesitar manejar números muy grandes, lo que lo convertía en un gran cifrado.

cifrado_ext4_foto

Las Curvas Elípticas Supersingulares han sido durante mucho tiempo un elemento teórico muy difícil de llevar a cabo. Sin embargo, con las grandes capacidades de computación de los sistemas actuales y el aumento del estudio sobre el cifrado finalmente se han convertido en algo práctico a la hora de resolver los principales problemas del Logaritmo Discreto. Gracias a ella se pueden resolver fácilmente problemas como la factorización de números enteros, demostración del último teorema de Fermat o realizar tests de primalidad.

El uso de las Curvas Elípticas Supersingulares puede permitir mejorar notablemente la seguridad de los cifrados generando una menor carga del sistema, aunque también se podrán explotar los cifrados actuales para conseguir descifrarlos en tan sólo 2 horas. Aunque este método de explotación aún no está en la mano de los usuarios convencionales, es recomendable ir actualizando constantemente nuestras herramientas de cifrado que, seguramente, en poco tiempo vendrán con nuevos algoritmos mejorados.

Fuente: We Live Security