Así será el estándar USB 3.1: Retrocompatibilidad, 10Gbps y reversible

Escrito por Sergio De Luz
NAS
0

La próxima versión del conocido estándar USB que llegará al mercado será la versión USB 3.1, e incluirá bastantes mejoras respecto al actual USB 3.0 que todos conocemos. Se espera que los nuevos equipos con el estándar USB 3.1 lleguen en el año 2015.

La primera característica fundamental que tendrá el nuevo estándar USB 3.1 será la retrocompatibilidad, ya que actualmente aún se sigue utilizando a menudo el USB 2.0 para muchísimos periféricos. Es necesario que los equipos con USB 3.1 también se puedan usar con dispositivos que tan sólo llegan hasta la versión 2.0. Esta retrocompatibilidad será sin cambio a nivel físico y con muy pocos cambios en los drivers ya que la base de los estándares posteriores a USB 2.0 usan la base de esta versión.

La velocidad del nuevo estándar USB 3.1, como ya os contamos hace un año, será de 10Gbps, la misma velocidad que la primera versión de Thunderbolt de Apple. Otra característica importante es que USB 3.1 usará menos energía para su funcionamiento, permitiendo alargar la vida de las baterías de dispositivos portátiles como los Ultrabooks. Respecto a la energía, el nuevo estándar podrá proporcionar hasta 100W de potencia para cargar dispositivos e incluso para alimentarlos sin necesidad de corriente eléctrica adicional.

Otra característica nueva es que se espera que el conector USB 3.1 sea reversible. Y decimos se espera porque no está incluido en la especificación oficial y puede que tarde tiempo en llegar.

En los actuales USB 2.0 y USB 3.0 solo podemos introducir el cable de una única forma, y casi siempre acertamos a la tercera. El nuevo cable que hace esto posible es el Type-C, que será como el conector Lightning de Apple.

usb-31-type-c-cable-proto

Ahora solo falta que los fabricantes empiecen a incorporar este nuevo estándar a sus equipos.

En cuanto a los USB 3.1 de los routers, aún tardaremos un buen tiempo en verlos ya que el limitante de la velocidad del USB 3.0 en estos equipos está en su CPU y no en la propia interfaz USB 3.0

Fuente: Xataka