Distribuyen el troyano Dyre en correo spam de JP Morgan

Escrito por Adrián Crespo
Seguridad
0

Los mensajes spam contra los usuarios de servicios de correo electrónico se encuentran a la orden del día y una prueba de ello es la última oleada que ha sido detectada. En dichos mensajes se hace creer al usuario que se adjunta un mensaje cifrado para ser leído desde PCs o dispositivos móviles de la entidad bancaria JP Morgan. Sin embargo, en realidad lo que se adjunta es una versión del troyano bancario Dyre.

En RedesZone no es la primera vez que hablamos de este troyano bancario que era capaz de saltarse la comunicación SSL entre las comunicaciones punto a punto gracias a la utilización de páginas web falsas. El pasado mes de junio una variante de este troyano se estaba distribuyendo haciendo uso de otro correo spam e infectando de igual forma los equipos domésticos como servidores de servicios.

El malware se vuelve mucho más poderoso aún de lo que ya es gracias a la presencia en los equipos de versiones de Java que se encuentran desactualizadas. Cuando el usuario intenta acceder al mensaje cifrado que se describe en el correo se encuentra con una página web falsa que solicita datos de acceso de la entidad bancaria mencionada con anterioridad. En un principio se afirma que existe una versión del mensaje para ser reproducida en los dispositivos móviles, sin embargo esto no es así y aunque el troyano solo afecta a los sistemas con Windows, los dispositivos móviles se utilizan a modo de unidad USB para así conseguir extender el malware al mayor número de equipos.

dyre troyano correo spam JP morgan

Dyre supone un verdadero problema para los usuarios

Al intentar reproducir el mensaje después de haber introducido los datos de acceso, el usuario se encuentra con un doble problema: los datos introducidos ya han sido robados y el mensaje no se reproduce. Se informa al usuario que existe una versión de java que no se encuentra actualizada y que se debe actualizar. Se ofrece descargar una versión desde la propia página de la entidad pero en realidad lo que estamos descargando es la variante de Dyre.

Pero el problema no termina aquí, porque se puede pensar que al intentar instalarse el antivirus alerte de esta presencia y bloquee la instalación. Pero esto no sucede así y muy pocos antivirus actualizados son capaces de detectar la presencia del troyano y detener su instalación.

El origen de esta nueva amenaza parece ser Rusia y son ya 150.000 usuarios de toda Europa los que se han visto afectados por este troyano.

Fuente | Softpedia