Qué pasa si abres un correo Spam en tu PC o móvil

El correo electrónico es un medio de comunicación muy presente en el día a día tanto de usuarios domésticos como también a nivel empresarial. Ofrece un amplio abanico de opciones y existen muchos servicios disponibles. Ahora bien, lo cierto es que también es un medio muy usado por los atacantes para colar virus, robar contraseñas, etc. En este artículo vamos a hablar de cómo un e-mail Spam puede afectar a la seguridad.

Qué es un correo Spam: ¿Siempre son peligrosos?

En primer lugar queremos explicar qué es exactamente un correo basura o e-mail Spam. Básicamente es un correo no deseado, como puede ser publicidad abusiva, que llegan de cuentas desconocidas, bots, etc. Es algo realmente habitual y la mayoría de proveedores tienen un filtro.

Pero, ¿es peligroso el correo Spam? Lo cierto es que en la mayoría de ocasiones no va a ser más que un e-mail molesto. Por ejemplo publicidad de un servicio o producto determinado. Nos llega a la bandeja de entrada y simplemente lo borramos y listo. Es molesto, incluso puede que recibamos muchos e-mails, pero no pasa de ahí.

En cambio en otras ocasiones sí que puede ser un verdadero peligro. Puede contener malware, archivos adjuntos que estén diseñados para robar contraseñas, servir para recopilar datos personales, solicitar información al hacerse pasar por algo legítimo, etc. Incluso pueden suplantar sitios web legítimos.

En estos casos que mencionamos es cuando debemos tener mucho cuidado con el correo basura. En ocasiones van a pasar de ser una simple molestia a un verdadero problema para la seguridad de nuestro sistema y nuestra propia privacidad al navegar por Internet.

Tipos de ataques con un e-mail Spam

Es importante conocer qué tipos de ataques pueden llegar a través de un simple e-mail Spam. Esto nos permitirá tener un mayor conocimiento sobre a qué nos enfrentamos y tomar medidas lo antes posible para no caer en la trampa y proteger los equipos en todo momento.

Ataques Phishing

Uno de los riesgos del correo Spam es que puede ser utilizado para lanzar ataques Phishing. Este tipo de amenazas consiste en enviar un correo (también puede ser un SMS o un mensaje por redes sociales) donde nos incitan de alguna manera a hacer clic en un enlace e iniciar sesión o bajar algún archivo.

Si recibimos un correo basura, puede que contenga links a determinados servicios que simulan ser oficiales. Por ejemplo para iniciar sesión en alguna red social, en plataformas como Amazon, en la cuenta bancaria… El problema es que en realidad es falso y nuestros datos los estamos mandando a un servidor controlado por el atacante.

Este método es muy habitual para el robo de contraseñas. A veces pasa el filtro de seguridad del correo electrónico y provoca importantes problemas de seguridad. Ten en cuenta que este tipo de correos falsos suelen pedirte algo rápido, como puede ser iniciar sesión para solucionar un problema, cambiar algo en la configuración, verificar tu identidad, etc.

Malware

Por supuesto el malware también puede llegar a través de un simple correo electrónico basura. Hablamos de un archivo adjunto que en realidad sea un virus y que por error descargamos y abrimos. Esto puede suponer un problema muy importante para un ordenador, móvil o cualquier equipo que usemos.

En este sentido hay muchas variedades. Podemos ser víctimas de virus que permitan controlar el ordenador, como suelen ser los troyanos, pero también otros que incluso cifren los archivos y pidan un rescate a cambio, que sería el caso del ransomware. Normalmente va a llegar a través de archivos maliciosos y los hay de muchos tipos, desde una simple imagen hasta un archivo de Word o Excel.

Malware solo con visitar una web

Robo de datos personales

No debemos olvidarnos del robo de datos personales. Es otra posibilidad a través de un simple e-mail Spam. En este caso, podemos estar ante algo tan simple como que el atacante sepa si hemos abierto ese correo y, de esta forma, verificar que detrás de esa cuenta hay un usuario activo.

También pueden “invitarnos” a que interactuemos y así recopilar ciertos datos personales. El objetivo en este caso puede ser incluirnos en campañas publicitarias, pero también saber más de nosotros para poder llevar a cabo ciertos ataques. Pongamos que saben cuál es nuestro nombre y apellidos o qué servicios utilizamos. Podrían enviar un nuevo e-mail más orientado a nosotros y con mayor probabilidad de que lo abramos.

Instalar programas falsos

Por otra parte, podrían contener programas falsos con la intención de que los bajemos e instalemos. Estas aplicaciones van a simular ser oficiales y cumplir la misma función, pero en realidad es un riesgo para la seguridad de nuestro sistema, más allá de que no cumplirá con el uso que esperamos darle.

Estos programas también pueden ser usados para robar información o infectar el equipo y hacer que determinados componentes no funcionen correctamente. Esto sin duda pondrá en riesgo la seguridad y privacidad nuevamente por medio de un simple correo electrónico basura.

Puede que ese e-mail basura indique que tiene adjunto una aplicación con un nombre conocido, que simule ser real con el objetivo de que lo descargues. Algo del tipo: «Prueba este nuevo programa de forma gratuita». El objetivo, una vez más, es que descargues un archivo para colar algún tipo de malware o espiarte a través de ese software que estás instalando.

Cómo protegernos del Spam

Entonces, ¿qué podemos hacer para protegernos del Spam? Hemos visto que podemos ser víctimas de diferentes ataques y es muy importante mantener la seguridad. Por ello vamos a dar algunos consejos esenciales sobre cómo evitar el correo basura y también potenciar la seguridad.

Evitar que nuestros datos se filtren

Lo primero que tenemos que hacer para evitar recibir correos Spam es proteger nuestros datos personales, como la dirección de e-mail, y que no se filtren en la red. Por ejemplo es un error poner un comentario en un foro público y dejar ahí la dirección para que cualquiera pueda verla.

Esto podría suponer que un bot registre la dirección de e-mail, nos meta en una campaña de Spam y comencemos a recibir correos basura. Por ello, es básico no exponer nuestros datos más de lo necesario y siempre cuidar la privacidad cuando navegamos por Internet o usamos cualquier servicio.

El hecho de que los datos personales se vean comprometidos en Internet puede suponer un problema importante. Pueden ser utilizados por terceros para lanzar ataques más personalizados o simplemente usar la información para venderla de cara a nuevas campañas publicitarias.

No descargar nada ni hacer clic en enlaces

Por supuesto, otra cosa que no debemos hacer cuando recibimos un correo Spam es descargar cualquier archivo adjunto que tenga o hacer clic en los enlaces. Si lo hacemos podríamos estar entrando en un sitio Phishing o bajando algún documento que en realidad es malware. Ya sabes que pueden ser archivos muy variados, como una imagen, un documento, una carpeta ZIP con más archivos dentro, etc.

Uno de los objetivos maliciosos del Spam será que interactuemos de esta forma. Puede ser que simplemente esperen que hagamos clic en un link o que incluso bajemos algún archivo. Por tanto, evitar esto será muy importante para mantener la seguridad y evitar problemas. Ante la mínima duda, lo mejor es no hacer nunca clic y borrar directamente ese correo.

Usar un servicio de correo fiable

Si queremos tener un buen filtro para que nos proteja de este tipo de correos, algo importante es contar con un proveedor que sea fiable. Hay muchas opciones en Internet, pero para nada son todas iguales. Por ello, es imprescindible que elijamos muy bien cuál vamos a coger. Por ejemplo Gmail y Outlook son dos de los más populares y cuentan con un buen filtro anti Spam.

El hecho de crearnos una cuenta de correo electrónico en un proveedor que no sea fiable puede suponer que nuestros datos estén en peligro y que recibamos muchos e-mails Spam constantemente sin que haya un buen filtro que los bloquee antes de llegar a la bandeja de entrada.

Además, una alternativa que puedes tener en cuenta es la de utilizar correos desechables. Básicamente son direcciones de e-mail que caducan una vez pasa un tiempo determinado, que suele ser unos días. Es muy útil si vas a registrarte en alguna plataforma que pueda no ser segura y donde dudes de si tus datos personales van a estar protegidos. De esta forma podrás crear una nueva dirección que solo usarás para eses momento y no expondrás tu cuenta principal.

Mejoras de seguridad con DMARC

Proteger siempre los equipos

Por otra parte, es esencial tener siempre los equipos protegidos correctamente. En caso de que cometamos algún error y sin querer bajemos un archivo que hemos recibido en un correo Spam, va a ser fundamental tener un buen antivirus que elimine el malware. Por ejemplo algunas opciones son Windows Defender, Avast o Bitdefender.

Pero más allá de proteger los equipos con un buen antivirus, también debemos actualizar los sistemas. Esto nos ayudará a evitar que un posible malware pueda aprovecharse de alguna vulnerabilidad que no se haya corregido. Siempre debemos contar con todos los parches y actualizaciones disponibles.

En el caso de Windows, para actualizar el sistema correctamente debes ir a Inicio, entrar en Configuración e ir a Windows Update. Automáticamente comenzará a rastrear nuevas versiones disponibles y las instalará. Esto permitirá que siempre cuentes con todas las novedades para lograr un mejor rendimiento, pero también estar protegido frente a posibles amenazas como puede ser el Spam.

Actualizar Windows 11

En definitiva, el Spam es un problema que afecta al correo electrónico. En ocasiones puede llegar incluso a ser un riesgo muy importante para la seguridad. Hemos visto de qué manera pueden atacarnos y qué hacer para estar protegidos en todo momento y no sufrir ningún ataque.

¡Sé el primero en comentar!