QNAP pone fin a todas las vulnerabilidades Shellshock conocidas

Escrito por Adrián Crespo
NAS
0

Hace unos días os hablábamos de los problemas que habían sufrido algunos usuarios de los dispositivos NAS QNAP, convirtiéndose en víctimas de los ciberdelincuentes. A pesar de existir actualizaciones las vulnerabilidades de Shellshock aún no estaban cubiertas por completo. Sin embargo, el fabricante ha anunciado el lanzamiento de la versión QTS 4.1.1, poniendo fin a todos las vulnerabilidades existentes relacionadas con la vulnerabilidad de Bash.

Sin embargo en esta ecuación que pone fin a los problemas de los dispositivos aparece nuevamente la labor del usuario. Y es que será este quién deberá actualizar de forma manual realizando la descarga desde la página del fabricante o bien desde el Panel de Control del propio dispositivo NAS.

El fabricante se muestra tajante y advierte a todos los usuarios de la necesidad inmediata de actualizar los equipos a la nueva versión del firmware para poder fin a todas las vulnerabilidades detectadas.

Hasta que estos se produzca, QNAP ha tomado una serie de medidas para proteger la seguridad de sus usuarios, los equipos y los datos que se encuentran almacenados en estos.

El servicios myQNAPCloud DDNS queda desactivado hasta la actualización a la nueva versión

Desde QNAP han querido tomar cartas en el asunto y han querido proteger la seguridad de los usuarios. Los dispositivos NAS se conectan a Internet gracias a los servicios DDNS y es esta la vía de entrada de los problemas en esta situación, por lo tanto, y hasta que el usuario actualice a la nueva versión este servicio quedará desactivado.

Una vez que el usuario haya actualizado a la última versión del firmware podrá volverlo a activar de forma manual desde el Panel de Control del dispositivo. En cualquier caso, el fabricante posee un manual para realizar este proceso.

Los problemas de los dispositivos QNAP relacionados con Shellshock, o al menos por el momento si no se detecta alguna vulnerabilidad nueva.


Noticias relacionadas