El programa espía FinFisher se extiende por error

Escrito por Adrián Crespo
Seguridad
0

Lo que en un principio era un programa del que únicamente disfrutaban agencias de protección ciudadana y vendido por la compañía británica Gamma Internacional, parece ser que durante las últimas horas ha comenzado a expandirse de forma descontrolada por todos los ordenadores del mundo.

El programa es capaz de monitorizar todo tipo de acciones en un ordenador, desde controlar el teclado y tener acceso a las imágenes de la web cam siempre que se quiera, hasta robar información del ordenador y acceder a las comunicaciones que se están realizando en tiempo real en programas como Skype.

Desde Gamma Internacional aún se siguen preguntando como es posible que el programa espía se esté extendiendo con una facilidad y aún no conocen a ciencia cierta el motivo.

Algunos países donde el programa es vendido a sus servicios de inteligencia son República Checa, Australia, Indonesia, Estonia, Lituania, … Sin embargo, desde la compañía creen que la filtración y el mal uso del programa no se está produciendo por parte de estos países, sino por un grupo de activistas localizados en Bahrein.

¿Problema de seguridad a la vista?

Sin haberlo confirmado todavía, la compañía cree que alguno de los países que dispone del programa para sus agencias de seguridad ha podido “prestar” el programa sin haberlo sabido. Dicho de otra forma, algún país ha sido víctima de un hackeo y han conseguido acceder a los equipos en los que se encuentra dicho programa.

Desde la compañía se han apresurado en confirmar que sus sistemas de seguridad han funcionado correctamente y se excluye por completo la idea de que algún empleado de su empresa hay sido el encargado de llevar a cabo la filtración.

Un arma muy potente en las manos equivocadas

Como ya indicábamos con anterioridad, con este programa se pueden hacer todo tipo de acciones en el ordenador de un usuario, desde controlar el micrófono o la cámara web, hasta acceder en tiempo real a las conversaciones que se mantienen en los programas de mensajería instantánea. Además de todo esto, se puede esquivar los sistemas antivirus del equipo y acceder a las cuentas de correo en las que se inicia sesión desde el equipo infectado con FinFisher.

Una vez recopilada toda la información deseada, el programa es capaz de forma autónoma de enviar dicha información a una cuenta de correo electrónico configurada previamente.

Se podía decir que un “arma de fuego” ha caído en manos equivocadas.


Noticias relacionadas