BlackVPN, el servidor VPN que protege el anonimato de los usuarios

Escrito por Rubén Velasco
Redes
0

Los servidores VPN han ganado un considerable número de usuarios tras las filtraciones del programa PRISM y los espionajes de la NSA a todos los usuarios del mundo. Algunos usuarios han decidido comenzar a utilizar un servidor VPN que cifre las conexiones y que les permita trabajar de forma oculta a los ojos de las organizaciones que se encargan de espiar a todos los usuarios. Un servidor VPN también puede ser utilizado para ocultar el origen de un usuario y poder saltarse así las restricciones geográficas que algunas páginas imponen a sus usuarios.

BlackVPN es un servidor VPN que asegura proteger el anonimato de sus usuarios. Esta empresa asegura que no almacenará ningún tipo de registro del tráfico que hagan sus usuarios a través de su red, aunque advierten de que compartir archivos por internet queda totalmente prohibido, en especial en los servidores alojados en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania y Singapur, donde la ley es bastante más estricta que en otros países sobre el compartir archivos.

Según los fundadores de BlackVPN, esta empresa quiere proteger los derechos y las libertades de los usuarios, y no están dispuestos a que gobiernos como el de Europa o Estados Unidos permitan que se viole la intimidad de los usuarios de la manera en que se está haciendo. Por ello, BlackVPn está avalado por la legislatura de Hong Kong, donde ningún gobierno podrá pedir datos de sus usuarios, salvo por una orden judicial.

BlackVPN dispone de varios paquetes diferentes que se ajustarán a las necesidades de los usuarios:

  • TV Package: permite acceder a los diferentes servicios de streaming que están bloqueados fuera de América.
  • Privacy Package: protege el tráfico y las descargas ocultando la procedencia del usuario.
  • Global Package: Permite acceder a cualquier servidor y conectarse a través de él.
  • Single Server: Permite conectarse a un único servidor y navegar a través de él.

blackvpn_foto_1

También debemos destacar que este servicio es multiplataforma, por lo que el usuario que adquiera un paquete de los anteriores podrá hacer uso de él desde cualquier dispositivo o sistema operativo. Estos servidores cifrarán absolutamente todo el tráfico y permitirán a los usuarios elegir el protocolo que quieren utilizar.

Los principales inconvenientes de BlackVPN son:

  • No dispone de servidores físicos situados en España.
  • No dispone de versión de prueba, aunque sí que tiene un plan de devolución de dinero de 14 días, pero ya obliga a pasar por caja para ello.

BlackVPN recomienda que se pague su servicio con bitcoin, ya que es la forma más privada de hacerlo sin dejar ningún dato que se pueda asociar a una cuenta bancaria. También permiten realizar el pago a través de otras plataformas como PayPal o Liberty Reserve.

¿Qué te parece BlackVPN?