Podrían secuestrar tu número de móvil y hacerse pasar por ti: así puedes evitarlo

Escrito por Javier Jiménez

Nuestro número de móvil no sirve hoy en día para lo mismo que hace unos años. Si echamos la vista atrás, hace una década prácticamente servía para llamar o recibir SMS. Hoy en día es el medio para verificar nuestra identidad en muchos casos. Cuando realizamos un pago a través del banco, por ejemplo, nos envían un código de verificación. Lo mismo ocurre para registrarnos en muchos sitios. Sin embargo podrían secuestrar nuestro número de teléfono. Podrían hacer que ese código de verificación, por ejemplo, llegue a un ciberdelincuente. Explicamos cómo podemos protegernos. Mantener la seguridad en nuestro móvil es muy importante.

Cómo podrían secuestrar un número de móvil

Si un ciberdelincuente logra secuestrar nuestro número, su objetivo es hacerse pasar por nosotros. En caso de lograrlo podrían tener acceso a nuestras cuentas y servicios que hayamos solicitado a ese número. Más peligroso aún sería en caso de que previamente se hayan hecho con nuestras credenciales para acceder al banco, por ejemplo.

¿Cómo logran esto? Básicamente la manera más sencilla es contactar con la operadora y hacerse pasar por la víctima. Lógicamente, al menos en España, necesitan tener el DNI y nombre completo del usuario. De esta manera piden un cambio de compañía o un duplicado de SIM. Tendrían total acceso a ese número.

Hay compañías que están alerta en este sentido. Algunas, aunque de momento no en España, están implantando un nuevo código que el usuario debe de dar a su nueva operadora o cuando vayan a realizar alguna acción sensible como pedir un duplicado de SIM. De esta manera, aunque un delincuente tenga el DNI de la víctima, el número de teléfono y todos los datos, no podrían cambiar de operadora ni realizar este tipo de acciones sin ese código.

Es, por así decirlo, una capa añadida de seguridad. Una manera de proteger al usuario ante una posible filtración de datos que acaben en malas manos.

Cómo evitar el secuestro de una tarjeta SIM

Evitar que secuestren nuestro número

Ahora bien, ¿cómo podemos protegernos de este problema? El primer consejo es proteger nuestro número de ser visto por posibles ciberdelincuentes. Esto significa no publicarlo en zona visibles de Internet, por ejemplo. También evitar registrarnos dando nuestros datos, incluyendo el teléfono, en páginas o servicios de dudosa procedencia.

Hay que tener mucho cuidado a posibles correos o mensajes fraudulentos. En ocasiones buscan simplemente que contestemos y así verificar que detrás de ese número hay una persona activa y que además le ha entregado sus datos en bandeja. Siempre que recibamos algún tipo de correo sospechoso, debemos evitar contestar o abrir cualquier archivo adjunto. Es lo que se conoce como phishing. Los ciberdelincuentes buscan engañar a la víctima para hacerse con sus credenciales.

También, para evitar que puedan acceder a nuestra SIM en caso de haber perdido el móvil o que nos lo hayan robado, es importante tener un código PIN complejo. Ya vimos que muchos usuarios utilizan algunos que son básicos y en ocasiones lo pueden averiguar. Hay que evitar, por supuesto, cosas como 1234 o nuestra fecha de nacimiento. Hay que poner una clave que sea difícil de averiguar.