Conoce estos detalles para ver si un sitio es fiable para comprar

A la hora de comprar por Internet es fundamental conocer si una página web es fiable o no. Podemos llevarnos sorpresas desagradables en caso de que el producto que hemos comprado sea falso, no llegue nunca o que nos roben los datos de la tarjeta bancaria. En este artículo vamos a hablar de algunas pistas que pueden indicarnos si un sitio web es seguro o no para realizar una compra y, por supuesto, daremos consejos para estar protegidos en todo momento.

Cómo ver si una web es fiable para comprar

Cuando entramos en una página web para comprar algo, sea lo que sea, debemos fijarnos en algunas cosas que nos ayudarán a averiguar si es fiable o no. No significa que sea algo exacto y solo con eso debamos prescindir de ciertas recomendaciones de seguridad, pero sin duda nos vendrá muy bien para reducir el riesgo.

Contenido general del sitio

En primer lugar, lo que tenemos que hacer es analizar bien el contenido de esa página web. Ver el aspecto que tiene, cómo está distribuido el contenido, si se adapta o no a lo que esperamos de esa web, etc. Por ejemplo, si hemos entrado en un sitio web para comprar productos de ciclismo, sería extraño ver que aparecen otras cosas que nada tiene que ver.

Por tanto, esta es la primera pista que podemos obtener. También la manera en la que se muestran las imágenes, las secciones, texto… Básicamente todo lo que nos haría dudar de si realmente ese sitio es el que corresponde o puede que hayamos entrado por error en otra página falsa.

Ver si tiene cifrado

Este punto hay que tomarlo con precaución, ya que no significa que vaya a ser seguro al 100% un sitio cifrado. No obstante, es una ayuda más que nos puede venir muy bien. Nos referimos a que sea HTTPS, que es el protocolo que va a permitir que nuestros datos viajen de forma cifrada, como si fuera a través de un túnel.

Si llegamos a una página que sea HTTP hay que huir. Nunca deberíamos comprar nada en ese tipo de sitios, ni tampoco poner datos personales o iniciar sesión. Todo eso podría quedar expuesto y terminar en manos de terceros que registren la información y la usen para lucrarse.

Importancia del cifrado

Buscar información en Google

Otra cuestión a tener en cuenta es la posibilidad de realizar una búsqueda en Google. Si queremos saber más sobre una página web donde pretendemos comprar algo, podremos ver comentarios de otros usuarios y posibles reseñas que nos indiquen que es una estafa o que hay algo raro.

Esto también lo podemos aplicar a redes sociales o cualquier foro de Internet donde otros usuarios hayan podido poner algo relacionado con el sitio. En muchos casos, lo mejor para detectar un posible fraude es analizar las compras que han realizado otros antes.

Ver los datos de la empresa

Cualquier página que sea fiable para comprar por Internet va a tener datos de la empresa. Suele estar en la parte de abajo del sitio y nos encontraremos con datos sobre la dirección física, quién es responsable de esa web, así como información general que nos muestre que realmente estamos ante un sitio seguro.

En caso de que entremos en una página donde no aparezca nada de esto deberíamos dudar de que sea segura o evitar comprar allí. Incluso si vemos que hay información pero es difusa o no aparece de forma clara como debería para confirmar que realmente es fiable.

Métodos de pago

También tenemos que analizar muy bien qué métodos de pago acepta. Es importante que permita pagar con tarjetas bancarias y PayPal, por ejemplo. Son métodos que cuentan con protección en caso de fraude. Estamos cubiertos si el producto no llega o resulta que no es el que debería.

En cambio, debemos evitar las páginas que solo permiten el pago a través de transferencia bancaria. De esta forma vamos a tener menos garantías de que realmente estamos delante de un sitio web fiable para comprar por Internet y podríamos tener problemas.

Cómo comprar online con seguridad

Más allá de tener en cuenta algunos aspectos relacionados con el propio sitio web, debemos también controlar algunas recomendaciones para evitar problemas de seguridad. Esto nos ayudará a comprar sin que aparezcan complicaciones y sin ser víctimas de una estafa.

Tener los equipos protegidos

Por supuesto, algo fundamental es tener los equipos totalmente protegidos. Esto significa que debemos contar con un buen antivirus que permita detectar amenazas de seguridad, como malware, que puedan llegarnos al comprar en una página web que no sea fiable.

Un buen antivirus es Windows Defender, pero también podemos contar con otros como Bitdefender o Avast. Sea cual sea la opción que elijamos, debemos asegurarnos de que está actualizado y de que cumple con todo lo necesario para su pleno funcionamiento. Además, podemos añadir un firewall o incluso complementos para el navegador que también ayudarán a mejorar la seguridad.

Mantener todo actualizado

Otro punto importante es tener todo actualizado. Esto es esencial para corregir posibles vulnerabilidades que puedan aparecer en el sistema. Estos fallos a veces son aprovechados por los atacantes para colar malware y poner en riesgo la seguridad. Por tanto, tener todos los parches instalados será fundamental.

Pero esto también lo debemos aplicar a cualquier programa que usemos. Por ejemplo el navegador, que usaremos para comprar online, así como cualquier aplicación específica para ello. De esta forma lograremos aumentar la seguridad del dispositivo.

Usar solo aplicaciones y sitios oficiales

Cuando vayamos a realizar una compra online, es muy importante también que utilicemos únicamente programas oficiales y acceder directamente a los sitios de esa tienda. Por ejemplo sería un error instalar una aplicación de terceros, ya que no tienen las mismas garantías y nuestros datos podrían filtrarse o terminar comprando algo falso.

Con esto evitaremos estar realizando un pago desde un sitio que no es fiable realmente. Debemos mirar en todo momento que la URL coincida con la que debería ser, así como la aplicación que tenemos instalada en el móvil o cualquier otro dispositivo.

Sentido común

Pero un consejo imprescindible es el sentido común. Hay que evitar cometer errores, como podría ser descargar un archivo de un supuesto código de descuento que hemos recibido por correo electrónico sin saber realmente si es fiable o se trata de una estafa que podría contener malware.

Lo mismo cuando vayamos a realizar un pago. Debemos evitar siempre dar más datos de los necesarios o entrar en sitios web desde enlaces de terceros que hemos recibido por redes sociales, WhatsApp o cualquier otra página independiente.

En definitiva, estos son los principales puntos a tener en cuenta para comprar por Internet con total seguridad. Es necesario mantener el sistema limpio, actualizado y utilizar aplicaciones oficiales. Pero también lo es mantener el sentido común y no cometer errores.

¡Sé el primero en comentar!