Esto tienes que tener en cuenta a la hora de elegir un buen gestor de contraseñas

Escrito por Javier Jiménez

Cada día utilizamos una gran cantidad de cuentas de usuario. El correo electrónico, registros en páginas, redes sociales… Al final son muchas las contraseñas que tenemos que recordar. Es importante, y esto es una recomendación básica, que tengamos una clave exclusiva para cada registro. Es por ello que puede resultar complicado recordar todas ellas. Más aún aquellas cuentas que apenas utilizamos. Es frecuente que acabemos por olvidar alguna y tener que utilizar algún método para recordarla. Para evitar esto podemos utilizar un gestor de contraseñas, que puede facilitarnos mucho la tarea. Sin embargo hay que saber elegir bien uno.

La utilidad de los gestores de contraseñas

En este artículo vamos a explicar qué debemos de tener en cuenta a la hora de elegir un gestor de contraseñas. Estas herramientas nos permiten administrar todas las contraseñas que tengamos e incluso pueden ayudarnos a generar claves nuevas. Como sabemos, es importante que la contraseña sea compleja y no siempre lo logramos. Un administrador de contraseñas nos puede crear una con las condiciones necesarias.

Lo primero que tenemos que prestar atención a los gestores de contraseñas del navegador. Son herramientas muy útiles, ya que gracias al autocompletado nos ahorra tiempo. Sin embargo se han encontrado casos en los que era posible introducir scripts de terceros para obtener información. Es por ello que hay que asegurarse de utilizar un gestor de contraseñas del navegador fiable.

Hay que tener en cuenta que los administradores de contraseñas son objeto de los ciberdelincuentes. El motivo es obvio. Si por ejemplo recibimos un ataque a nuestra cuenta de Facebook, realmente se hacen solo con esa cuenta. Si logran atacar un gestor de contraseñas, pueden obtener una gran variedad de claves de muchos registros más.

Cómo elegir un buen gestor de contraseñas

Entonces, la pregunta es sencilla: ¿cómo elegir un buen gestor de contraseñas? Lo primero, como ya mencionamos anteriormente, es utilizar uno fiable y seguro. Hay que utilizar uno que nos ofrezca la posibilidad de utilizar autenticación de múltiples factores. También sería interesante que nos advirtiera en caso de tener contraseñas duplicadas.

Pero no solo estos factores, sino que hay versiones que nos indican si esa clave es fuerte o no. No basta con poner cualquier contraseña. Lo ideal es que contengan letras (minúsculas y mayúsculas), números y otros caracteres. Hay gestores de contraseñas que no dicen si la que hemos elegido es fuerte o no. Además, también hay algunos que pueden recordarnos periódicamente que deberíamos cambiar la contraseña por seguridad.

Elegir buenos gestores de contraseñas

Extensiones para los navegadores

También es importante asegurarnos que ese administrador de contraseñas pueda completar nuestra información automáticamente. Esto ocurre cuando ofrece extensiones para los diferentes navegadores como Mozilla Firefox o Google Chrome, que son los más utilizados.

Esto último que hemos mencionado es importante para nuestra seguridad, ya que no nos expone a un posible malware en forma de keylogger. No tenemos que pulsar las teclas para acceder a nuestras cuentas. Es el propio administrador de contraseñas quien lo completa.

Hay que observar dónde almacena nuestras contraseñas. Si por ejemplo la guarda en la nube, podremos tener nuestras claves en otros dispositivos. Eso sí, esto último puede ser un arma de doble filo, ya que en caso de una violación de datos correrían peligro nuestras claves.

Si las contraseñas se almacenan de manera local, esto no sería un problema. Sin embargo no podremos utilizarlo en otros dispositivos o corremos el riesgo de perder las claves en caso de que le pase algo a ese equipo. Ahí está la balanza.

Longitud de la clave

Un buen gestor de contraseñas es aquel que es capaz de generar una clave larga. No basta solo que utilice números, letras y otros caracteres. Es importante que cree una clave de al menos 16 caracteres.

Otra de las cosas más importantes y que hay que tener en cuenta es que no almacene la contraseña maestra. Esa es la clave que nos da acceso a todo. Es importante que no esté almacenada más allá de en nuestra propia cabeza.

Por último, uno de los cifrados de contraseñas más fuerte es aquel que utiliza el cifrado AES-256.

En definitiva, contar con un gestor de contraseñas es muy interesante. Opciones hay muchas en Internet. Sin embargo, como hemos visto, no todos son iguales. Se trata de un aspecto muy importante para nuestra seguridad y tenemos que elegir bien para evitar problemas.

Fuente > Make Teach Easier