Router 4G vs compartir Internet con el móvil: pros y contras de cada opción

Tener una conexión a Internet hoy en día es algo esencial para la mayoría de usuarios. Son muchas las opciones que tenemos disponibles. Lo normal es que tengamos una red Wi-Fi disponible en la mayoría de ocasiones. Sin embargo puede ocurrir que vayamos a viajar en tren, autobús o estemos en una situación en la que no hay una red disponible. En este caso podemos utilizar otras opciones. Vamos a explicar en este artículo cuáles son los pros y contras de utilizar un router 4G o compartir Internet con el móvil.

Un router 4G nos permite conectarnos de forma inalámbrica en cualquier lugar, a través de cualquier dispositivo compatible. Básicamente es como si nos conectáramos a un router común, pero con la ventaja de que es portátil.

También podemos compartir Internet a través del móvil y conectarnos desde otros dispositivos. Es lo que se conoce como Tethering y tenemos varios métodos de hacerlo. Eso sí, en todos los casos vamos a necesitar un móvil.

Ahora bien, tanto conectarnos a través de un router 4G como compartir Internet desde el móvil tiene sus ventajas e inconvenientes. Vamos a explicar cada caso.

Pros y contras de usar un router 4G

Si empezamos por los puntos positivos, podemos nombrar que no necesitamos tener un móvil para ello. Simplemente hay que tenerlo configurado, con una tarjeta Sim 4G y con cobertura. Además también podemos conectar un portátil al través de un cable Ethernet, y no únicamente mediante Wi-Fi.

La velocidad lo normal es que sea mayor y la conexión más estable. Un router 4G está diseñado para ofrecer unos buenos resultados en movimiento. Es ideal para cuando vamos de un punto a otro y buscamos una calidad aceptable.

Hay que mencionar que también podemos contar con un firewall integrado en el router. Esto es algo que nos ofrece una mayor seguridad al navegar. Ya sabemos que preservar la privacidad y seguridad son factores que valoran mucho los usuarios.

Ofrece una mayor autonomía. Lo normal es que un router 4G cuente con una batería integrada. Esto quiere decir que podemos utilizarlo sin estar pendiente de un enchufe durante un tiempo determinado. Este tiempo será superior que si compartimos la conexión desde un móvil, aunque dependerá también del modelo.

Cuenta con una más completa configuración de seguridad. Se asemeja a un router común.

Entre los puntos negativos podemos mencionar el hecho de tener que comprar un router de este tipo. El coste es superior.

También podemos requerir de una configuración más avanzada que simplemente compartir la red con el móvil. Esto en algunos casos podría dificultar a algunos usuarios su uso.

Compartir Internet con un router 4G

Pros y contras de hacer Tethering con el móvil

Otra opción que tenemos es compartir Internet con el móvil. En este sentido uno de los pros que podemos mencionares que no necesitamos adquirir un dispositivo adicional. No tenemos que comprar un router, sino simplemente utilizar nuestro móvil para ello.

La configuración suele ser más sencilla que en el caso de un router 4G. Es ideal para usuarios más principiantes que simplemente quieran conectarse en un momento concreto a Internet.

Entre las desventajas podemos decir que no todas las compañías permiten hacer Tethering. Es cierto que hoy en día la mayoría sí lo aceptan, pero podemos toparnos con el problema de que alguna que estamos utilizando no lo acepte.

También hay que mencionar que consume mucha batería en el móvil. Esto podría hacer que tengamos muy poco tiempo para utilizar la red, según sea el modelo del dispositivo. Además la velocidad y estabilidad no será igual. Podemos tener problemas en ciertos momentos.

En definitiva estas son las principales ventajas y desventajas de utilizar un router 4G o compartir Internet desde el móvil directamente.