Errores más habituales si usas cables de red Ethernet y soluciones

Errores más habituales si usas cables de red Ethernet y soluciones

Sergio De Luz

La conectividad por cable de red Ethernet es una de las favoritas por los usuarios por muchos motivos, por ejemplo, vamos a poder aprovechar al máximo el ancho de banda de la fibra óptica, tenemos una mayor estabilidad de la conexión con un bajo jitter, e incluso tendremos la mínima latencia posible. Sin embargo, si no sueles conectarte por cable de red a tu router o switch, es posible que te encuentres con algunos errores que son habituales. Hoy en RedesZone os vamos a explicar cuáles son los errores más habituales, y cómo podemos solucionarlo.

En muchos casos usamos el cable de red Ethernet para conectarnos al router y obtener conexión a la red local e Internet, no obstante, hay ciertas cosas que debes saber para que la experiencia de usuario sea todo un éxito, y no tengas ningún tipo de problema. Además, debemos tener en cuenta que, todas las nuevas viviendas construidas en España a partir de 2013 disponen de tomas de red Ethernet en todas las estancias del hogar como salón, habitaciones y cocina, por lo que el cable de red está más vivo que nunca, sobre todo si quieres obtener la máxima velocidad de tu conexión a Internet, ya que la conexión por WiFi depende de muchos factores.

Errores frecuentes y soluciones

Conectarnos a Internet por cable de red Ethernet es lo más recomendable si quieres las mejores prestaciones, sin embargo, también tiene sus problemas inesperados si no conocemos bien cómo funcionan los diferentes estándares, los requisitos del cableado etc. A continuación, os vamos a mostrar los errores más habituales que cometemos al usar los cables de red.

Cables de solo 4 hilos

Los cables de red antiguos disponían solamente de 2 pares de hilos (4 hilos), sin embargo, hoy en día todos los cables de red tienen un total de 4 pares de hilos (8 hilos), para poder conseguir velocidades Gigabit o superiores. Si utilizas cableado antiguo, no podrás sincronizar a una velocidad mayor de los 100Mbps como máximo que soporta. Esto es algo que debes tener muy en cuenta, no puedes coger un cable de red antiguo de hace 15 años y utilizarlo con la nueva conexión de fibra óptica, porque te encontrarás con el problema de que la velocidad está limitada a 100Mbps de sincronización que son 94Mbps reales.

La solución en este caso pasa por comprar un cable de red de 4 pares de hilos, ya sea Cat5e o superior, aunque nuestra recomendación es que sea Cat 6 si no vas a usar velocidades de más de 1Gbps, ya que te dará una mejor fiabilidad en el caso de que sea demasiado largo. Cualquier cable de red actual que sea Cat5e o superior, va a tener 8 hilos en total para proporcionar velocidades reales de hasta 10Gbps sin problemas.

Cableado con categoría inferior a la necesaria

Cuando tenemos velocidades de fibra óptica muy elevadas, de 1Gbps e incluso de 10Gbps, es fundamental fijarnos en la categoría del cable de red Ethernet. En principio, la categoría Cat 5e debería proporcionar una velocidad real de unos 2.5Gbps sin muchos problemas, ya que es compatible con velocidades Multigigabit. Sin embargo, es muy importante que compruebes la velocidad que te llega, porque es posible que el cable no sea de muy buena calidad.

Nuestra recomendación si vas a utilizar tu ordenador por cable, y tienes un ancho de banda de 1Gbps o superior, es que compres cables de categoría Cat 6 o superior, tal y como os hemos recomendado en muchas ocasiones. Nuestros favoritos son los cables Cat 7 o Cat 8 si usamos conexiones de 2.5G Multigigabit o superior, porque de esta forma podremos aprovechar al máximo las altas velocidades de la red local doméstica e Internet.

Si en tu hogar piensas cablear para llevar la conexión por cable a las diferentes habitaciones, o si quieres añadir una toma de red adicional usando los mismos conductos, nuestra recomendación es que compres cableado Cat 7 porque está preparado para soportar mucho mejor las interferencias externas y la diafonía, además, gracias a este cableado podrás conseguir velocidades de hasta 10Gbps sin ningún problema. Lo único negativo es que este cable es muy rígido, por este motivo, se hace bastante complicado pasarlo por el mismo conducto donde ya haya otro cable de red Ethernet.

En nuestro caso personal, usamos cableado Cat7 pasado por los tubos donde había un cable Cat 6, y de esta manera conseguiremos enlaces de 10Gbps de velocidad sin problemas de cortes o bajadas de velocidad. Hay que tener en cuenta que la longitud de nuestro cableado ronda los 20 metros entre los switches, por lo que no deberíamos tener problemas de velocidad en ningún momento. Posteriormente, una vez que interconectamos los switches 10G, usamos cables Cat 7 o Cat 8 más cortos de unos 2 metros como máximo para conectar los ordenadores, y si necesitamos conectar algo en el rack, usamos cables más cortos de incluso 50cm para que no sean demasiado largos.

Cortes aleatorios en la conexión

Si tienes cortes aleatorios en la conexión por cable, debes antes pensar si el cable de red es muy largo (más de 80 metros) o es un cable de red relativamente corto (menos de 5 metros). Si el cable de red es corto y tienes cortes aleatorios, seguramente sea debido al conector RJ-45 que está mal crimpado, o que hace una mala conexión y hace que se caiga la red. En el caso de que el cable de red sea largo, el motivo puede ser el mismo (el conector) o que haya demasiadas interferencias y diafonía en el cable de red. Si hemos comprado un cable de red ya hecho, es complicado que el problema sea del conector porque están testeados, pero si lo hemos crimpado nosotros es muy probable que el problema esté justamente aquí.

Nuestra recomendación en estos casos es que pruebes con otro cable de red, para descartar problemas del sistema operativo y de la tarjeta de red, porque estos dos últimos también podrían ser los que ocasionan el problema.

No consigo sincronizar más de 100Mbps

Si no consigues sincronizar a más de 100Mbps, debes mirar varias cosas, este fallo es mucho más habitual de lo que podemos pensar, y es que influyen varios aspectos para no poder conseguir más velocidad que los 100Mbps. A continuación, os explicamos qué debes mirar:

  • Asegúrate de que el cable de red que tenga 4 pares de hilos (8 hilos). Como hemos indicado al principio, es un requisito imprescindible para conseguir una gran velocidad.
  • Es necesario que la tarjeta de red Ethernet sea compatible con velocidades Gigabit. Si tienes una tarjeta antigua seguramente sea Fast-Ethernet, revisa bien sus especificaciones técnicas.
  • Revisa los drivers de la tarjeta de red, en algunas ocasiones nos hemos encontrado que Windows instala incorrectamente los drivers, y limita la velocidad a 100Mbps únicamente en lugar de 1Gbps. En estos casos, comprueba si hay actualizaciones de drivers.
  • Que el router y el switch tenga puertos Gigabit Ethernet o superior. Si tienes un router o switch muy antiguo, es muy probable que tenga puertos Fast-Ethernet y no Gigabit, por este motivo, tan solo conseguirás 100Mbps y no 1Gbps.

Si no cumples alguno de los cuatro requisitos anteriores, entonces la velocidad de sincronización será de 100Mbps y no de 1Gbps. Además, nuestra recomendación es que, si tienes que renovar tu tarjeta de red, vayas directamente a comprar algún modelo con puertos Multigigabit, ya sea 2.5G e incluso 10G Multigigabit, ya que valen unos 70€ y merece la pena para exprimir al máximo las últimas velocidades de la fibra óptica como la que comercializa DIGI y Orange en España.

Conclusiones

Hoy en día es bastante habitual conectarnos a la red local e Internet vía cable, sobre todo porque las nuevas viviendas incorporan tomas de red en las diferentes estancias de nuestros hogares como salón, habitaciones y también en la cocina. El cable es mucho más rápido y fiable que las conexiones WiFi, ya que normalmente no tienen problemas de interferencias, bajadas de velocidad y otro tipo de problemas que están a la orden del día en las redes WiFi. No obstante, es posible que también te encuentres ciertos problemas que deberías tener en cuenta antes y después de usar el cableado de red Ethernet.

Es muy común que, si nosotros crimpamos un cable de red Ethernet porque hemos cableado nuestra casa, lo hagamos mal, y algún cable interno no esté bien en el conector. En estos casos, es necesario verificar correctamente con un tester que todo está funcionando correctamente, para descartar que el problema sea justamente del cable de red. Por supuesto, también debemos tener en cuenta las velocidades de sincronización a 100Mbps, lo que puede significar que uno de los cables internos no hace buen contacto, y por este motivo no puede sincronizar a 1Gbps o más.

¡Sé el primero en comentar!