Por qué no merece tanto la pena tener una red 10G en casa

Por qué no merece tanto la pena tener una red 10G en casa

Sergio De Luz

Las redes 10G se llevan utilizando muchos años a nivel empresarial y en centros de datos, los switches llevan años incorporando puertos SFP+ para fibra que nos permiten realizar uplinks a altas velocidades, sin tener cuello de botella en estos enlaces troncales. Sin embargo, en los últimos tiempos se han popularizado las redes 10G en entornos domésticos. ¿Merece realmente montar una red 10G en casa? ¿Seré capaz de aprovechar la alta velocidad con mis equipos? Hoy en RedesZone os vamos a explicar por qué no merece, actualmente, montar una red 10G en casa.

Si te estás planteando montar una red 10G en tu casa, ten en cuenta todo lo que te vamos a explicar ahora, porque es posible que cambies de opinión y termines configurando una red 2.5G Multigigabit en tu hogar. Está claro que las bondades de las redes 10G en nuestro hogar son muchos: podremos transferir a velocidades de hasta 10Gbps reales en la red local doméstica, exprimiendo al máximo nuestros servidores NAS y también nuestros PC, pero hoy os vamos a contar lo peor de las redes 10G.

Precio

Las redes 10G actualmente son caras, sobre todo los switches si queremos que todos y cada uno de los puertos sean 10G. Por ejemplo, uno de los mejores switches con puertos 10G Multigigabit y no gestionable, es el modelo NETGEAR MS510TXM, y ya vale unos 500 euros aproximadamente. Otros modelos de switches que sean 10G y gestionables, es muy probable que se vayan a precios de unos 800€ aproximadamente, y tal y como podéis ver, todos estos switches son enrackables y llevan refrigeración activa con ventiladores, por tanto, no son muy adecuados para un entorno doméstico donde queremos poner el switch encima de una mesa.

Si no te puedes permitir estos precios y quieres un switch con algunos puertos 10G, también existen, lógicamente a un precio mucho menor, pero estarás limitado en el número de puertos 10G, algunos de estos modelos disponen de solamente dos puertos 10G Multigigabit, y otros modelos disponen de 4 puertos 10G Multigigabit, si en tu caso es suficiente, entonces puedes ir a por ellos. Uno de los que recomendamos en RedesZone es el modelo QNAP QSW-M408-4C, un switch gestionable con 8 puertos Gigabit Ethernet, y cuatro puertos 10G Combo, los puertos 10GBASE-T permiten velocidades Multigigabit.

Tal y como podéis ver, casi 400 euros por el switch con puertos 10G, un precio muy elevado si no lo vas a aprovechar al máximo.

También debemos tener en cuenta las tarjetas de red 10G, en este caso son claramente más baratas, y rondan los 80 euros aproximadamente, pero para poder exprimir las redes 10G deberás tener como mínimo dos equipos con conectividad 10G, además, también sería muy recomendable disponer de un NAS con este tipo de puertos, para poder aprovechar las ventajas de las redes 10G (gran velocidad).

Consumo de energía

Las redes 10G consumen más energía que las típicas redes Gigabit Ethernet, se puede ver perfectamente en el consumo en standby o en funcionamiento de los diferentes switches. Por ejemplo, vamos a comparar dos modelos de switches con el mismo número de puertos, uno que tiene todos los puertos 10GBASE-T, y otro con todos los puertos 1000BASE-T.

  • DXS-1210-10TS: máximo consumo 69W, consumo en standby de 32W
  • DGS-1210-10: máximo consumo 6.5W, consumo en standby de 2W

Tal y como se puede ver, la diferencia de consumo es clara, teniendo en cuenta que los switches tienen que estar siempre encendidos para proporcionar conectividad a la red, no podremos apagarlos para ahorrar energía. Dependiendo del switch que compres, lógicamente consumirá más o menos, hemos puesto dos modelos de switches que conocemos bien y que hemos trabajando con ellos.

Temperaturas

Otro punto en contra de las redes 10G son las temperaturas, actualmente los switches que tienen puertos Gigabit Ethernet, y e incluso los que son PoE, incorporan refrigeración pasiva, sin ningún ventilador, por tanto, el ruido por la refrigeración es de cero. Sin embargo, cuando compramos switches 10G también debemos tener muy en cuenta que la electrónica de red se calienta mucho más, y por este motivo, todos los switches con todos los puertos 10G incorporan ventiladores para mantener las temperaturas en unos valores óptimos.

Algunos switches como el que os hemos comentado antes de QNAP, dispone de un pequeño ventilador que está en standby si no transfieren muchísimos datos en la red local, pero si lo vamos a exprimir al máximo ten en cuenta que se va a activar.

¿Realmente tienes un hardware para aprovechar velocidades a 10G?

Si todo lo que te hemos explicado no te ha convencido para retrasar la adopción de las redes 10G, ¿estás seguro que eres capaz de aprovechar el rendimiento de las redes 10G? Lo primero que debes tener en cuenta es que la capacidad máxima de las redes 10G son de unos 1,2GB/s, o 1.200MB/s aproximadamente. Si tienes un disco duro en tu PC, conseguirás una velocidad máxima de lectura y escritura en torno a los 180MB/s aproximadamente, si en lugar de un disco duro tienes un SSD SATA3, la velocidad aumenta hasta los 550MB/s aproximadamente, muy lejos del límite de las redes 10G. Si quieres exprimir las redes 10G, lo que debes hacer es tener un SSD NVMe que consiga velocidades superiores a los 1.200MB/s tanto en lectura como escritura, de lo contrario, tendrás cuello de botella en el hardware de tu equipo, y no en la red local.

¿Merece la pena tener unidades SSD NVMe de gran capacidad para transferir muchos datos a través de la red? Debemos tener en cuenta la diferencia de precio entre una unidad SSD NVMe de 2TB y un disco duro de 2TB normal y corriente, o un SSD SATA3 de 2TB de capacidad. Si no te importa gastarte tanto dinero, entonces adelante, puedes montar una red 10G, pero solamente la exprimirás en ciertas circunstancias (copias de seguridad, transferencia de archivos ISO muy grandes, películas etc).

Si estás pensando en un servidor NAS, actualmente los NAS permiten utilizar varios discos en RAID para aumentar la velocidad de lectura y/o escritura, e incluso tenemos el SSD Caché para acelerar aún más la velocidad en lectura y escritura. ¿Te merece la pena todo esto para exprimir la red 10G en casa? Creemos que no.

Tal y como habéis visto, tenemos muchos puntos en contra para retrasar la adopción de las redes 10G domésticas, está claro que en un futuro será lo más normal tenerlo, pero hoy en día disponemos de redes Multigigabit 2.5G y 5G que son más baratas, se calientan mucho menos, y sí podremos exprimirlas al máximo, tanto para las futuras conexiones a Internet con FTTH, como también en las redes locales.